José Clopatofsky
José Clopatofsky

Mucha información, pero mala

"La mayoría de los indicadores tienen cifras muy similares a las del estudio previo. En realidad, es difícil conseguir movimientos dramáticos".

06:20 p.m. 27 de noviembre del 2017

Aunque no siempre se divulgan con el mismo despliegue los resultados de la encuesta periódica ‘Bogotá, cómo vamos’, que la desarrolla una entidad independiente formada por las Fundaciones Corona y la Universidad Javeriana, la Cámara de Comercio de la capital y esta casa editorial, hace pocos días se publicaron los resultados de la percepción ciudadana sobre muy diversos tópicos de la vida de los bogotanos y su gobierno.

La mayoría de los indicadores de seguridad, salud, educación, alimentación, servicios públicos, niñez, vida en los barrios, optimismo, orgullo, situación económica, vivienda, medio ambiente, recreación y deporte tienen cifras muy similares a las del estudio previo. En realidad, es difícil conseguir movimientos dramáticos en estos campos.

Pero sí los consiguen la movilidad y el gobierno distrital, pues las percepciones en estos campos de la vida diaria se mueven negativamente. El 65 por ciento de los entrevistados gasta ahora más tiempo para moverse, el 60 por ciento considera que Transmilenio empeora, el SITP es una mata de quejas y un 43 por ciento considera el Transmilenio por la séptima como algo negativo para la ciudad, entre otros datos disponibles en: http://www.bogotacomovamos.org/documentos/encuesta-de-percepcion-ciudadana-2017/

En el universo de las cifras sobre la forma como nos movilizamos, un 37 por ciento dice moverse en Transmilenio y un 18 por ciento en el SITP. Los usuarios de vehículos particulares son apenas un 8 por ciento (eran el 11 por ciento en el 2016) y, aunque no parezca, los motociclistas son solo un 8 por ciento, cifra que es algo mayor que la del estudio anterior.

Como decíamos, la radiografía de estos indicadores no suscita tantos titulares como la desfavorabilidad del gobierno capitalino, cifra en la cual el alcalde Enrique Peñalosa tiene nada menos que un 84 por ciento de imagen negativa (empeoró 6 puntos en un año), indicador en el cual solamente es superado en el histórico de la ciudad por el último año de Samuel Moreno (89 por ciento) por las conocidas y calamitosas razones que afortunadamente no acompañan a la actual administración, cuya pulcritud nadie cuestiona.

Si bien la reputación de Peñalosa pareciera tener muchos antecedentes más gerenciales que políticos a su favor –finalmente por algo fue reelegido–, la confianza en sus habilidades es muy baja: solo un 10 por ciento lo ve positivamente y, en el resumen, solo el 12 por ciento dice que ha hecho una buena gestión.

Total, el asunto va muy mal en números. Los observadores sostienen que esto hay que cogerlo con pinzas, pues el escenario no es un desastre, como se puede leer, y vendrán resultados que lo mejoren. También explican que se trata de un problema de mala comunicación, complementado con salidas fuera de tono que ha tenido la administración en todos los niveles, campo en el cual la habilidad del burgomaestre no es una fortaleza ni un ejemplo para sus funcionarios.

Visto esto desde la óptica del ciudadano que se mueve en su automóvil particular, yo creo que no se trata de un problema de comunicaciones. Todo lo contrario: las hay, y en exceso, lo cual explica los resultados.

Veamos algunos mensajes: El problema de los parqueaderos no es de esta alcaldía, dijo Peñalosa. Hay que andar en bicicleta como la gran solución para la gente que se mueve en una ciudad que puede tener 50 kilómetros de largo y en la cual la inseguridad es muy alta. Residencias sin garajes. No tienen idea de la vergüenza que es la carretera del norte por la cual se llega a Bogotá. La autopista de esa región es otra pesadilla y lo único que se ha sabido es que van a ampliarla, pero del distrito hacia el norte, donde ya se ha disuelto el trancón. La calle 13, donde se forman el mayor tapón y contaminación, no merece ninguna atención, y con solo limpiarla abrirían otro carril que ahora está lleno de escombros. Piensan ponerles pico y placa ambiental a los camiones ‘contaminantes’, y esto obligará a turnos extras en las empresas para atender los recibos y despachos de mercancía (¿para qué sirven los centros de revisión técnico-mecánica?).

Y para citar una nimiedad en este caos vehicular, andan tapando todas las bahías de estacionamiento con maletines que los paga el usuario con sus impuestos anuales por rodamiento y uso de las vías.

¿Qué sentido tiene eso cuando las mismas bahías las planificó e hizo el propio Distrito con sus fondos luego de estudios y análisis que también costaron y debieron dictar su conveniencia? ¿Es esa una gestión positiva de la floja y cuestionada Secretaría de Movilidad, cuyas acciones son siempre restrictivas? ¿No tiene derecho el ciudadano a estacionar donde no estorba al tránsito, como sí lo hacen los famosos maletines de la Secretaría, que ahora están regando en todos los recovecos solo para molestar a la gente y hacerle notar su ‘autofobia’? ¿En qué paró el estacionamiento pagando en las zonas públicas? Puro cuento. Y ojalá ahora la licitación de la semaforización, que la están haciendo –esa sí por la vía de en medio, a pesar de las advertencias de la Procuraduría–, no sea otro episodio de obstáculos y demoras.

Como ven, creo que para los ciudadanos encuestados que usan automóvil, el asunto no es falta de información. Hay mucha, pero mala.

FRASE
“Si bien la reputación de Peñalosa pareciera tener muchos antecedentes más gerenciales que políticos a su favor –finalmente por algo fue reelegido–, la confianza en sus habilidades es muy baja: solo un 10 por ciento lo ve positivamente y, en el resumen, solo el 12 por ciento dice que ha hecho una buena gestión”.

Noticias recomendadas

Más noticias

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.