el BMW M1 Procar restaurado por CANEPA

Es especialista estadounidense recuperó este mítico auto de 1979, hecho para las pistas pero que terminó siendo usado solo como carro de respaldo.

BMW M1 Procar, restaurado por Canepa

De este modelo de carreras se fabricaron apenas cuarenta ejemplares a nivel mundial. Este vehículo duró 20 años guardada antes de ser restaurada.

BMW M1 Procar, restaurado por Canepa

BMW M1 Procar, restaurado por Canepa

Específicamente, esta unidad, usada como carro de repuesto en el BMW M1 Procar Championship, es la número 31/40.

BMW M1 Procar, restaurado por Canepa

BMW M1 Procar, restaurado por Canepa

En 1983 le fueron desmontadas varias partes exclusivas para las pistas de carreras y se pudo rodar por las vías urbanas.

BMW M1 Procar, restaurado por Canepa

BMW M1 Procar, restaurado por Canepa

Este auto es el único que hizo el paso de los circuitos a la calle, cuando fue comprado por un alemán, quien lo vendió luego en 1983 a un coleccionista americano.

BMW M1 Procar, restaurado por Canepa

BMW M1 Procar, restaurado por Canepa

El primer paso para la restauración fue quitar de nuevo las piezas BMW homologadas para calle e instalar nuevamente el paquete OEM Procar y el kit de carrocería deportivo.

BMW M1 Procar, restaurado por Canepa

BMW M1 Procar, restaurado por Canepa

Rueda con una transmisión ZF manual de cinco marchas y entrega 420 CV caballos.

BMW M1 Procar, restaurado por Canepa

BMW M1 Procar, restaurado por Canepa

Su motor de seis cilindros tuvo que ser reconstruido totalmente y se le adicionó el sistema de inyección electrónica Motec.

BMW M1 Procar, restaurado por Canepa

report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.