BMW restauró el único 1600 GT convertible del mundo

Este convertible fue el resultado de la compra que hizo BMW al fabricante Glas y del que se hicieron 1.255 cupés pero sólo dos descapotables en 1967.

BMW 1600 GT de 1967

Este es el BMW 1600 GT de 1967 en carrocería convertible, uno de los dos que la marca modificó a partir de la compra que la marca hizo de una pequeña fábrica de deportivos alemanes denominada Glas.

BMW 1600 GT de 1967

Con esta compra, BMW utilizó uno de los deportivos de Glas en carrocería cupé y le instaló un motor de 1.6 litros y 102HP para que naciera la serie 1600 GT. De esa serie se produjeron 1.255 unidades pero ninguna de ellas era convertible.

BMW 1600 GT de 1967

Este convertible nació porque un importador de BMW para EE.UU, Max Hoffmann, solicitó una de estas unidades pero sin techo y la marca configuró dos prototipos para este propósito.

BMW 1600 GT de 1967

Así, en octubre de 1967, BMW tomó una de las carrocerías convertibles de Gas, le reforzó el piso, le modificó el eje posterior al que estaba conectado el nuevo motor y le instaló asientos y luces de la Serie 02.

BMW 1600 GT de 1967

Este prototipo salió de fábrica el 16 de noviembre y luego se fabricó otro que finalmente no pasaría de las pruebas de conducción pues se estrelló y se desechó.

BMW 1600 GT de 1967

Este prototipo sobreviviente no llegó a pasar a producción y el principal accionista de BMW AG en ese momento, Herbert Quandt, se convirtió en su primer dueño.

BMW 1600 GT de 1967

Con licencia para conducir en vías públicas, el prototipo permaneció en la familia Quandt durante muchos años antes de ser vendido a otros propietarios privados.

BMW 1600 GT de 1967

Después de muchos años, el Centro de Ingeniería Allianz, con sede en Múnich, compró el convertible 1600 GT y por primera vez lo restauró.

BMW 1600 GT de 1967

Luego BMW Classic rastreó el auto y lo compró con el fin de devolverlo a su estado original en el lugar donde vio la luz por primera vez: la planta Dingolfing.

BMW 1600 GT de 1967

Así esta restauración se llevó a cabo en esta planta por parte de los aprendices de BMW guiados por entrenadores especializados del departamento de Clásicos de la marca.

BMW 1600 GT de 1967

Con un paquete de piezas originales y remanufacturadas, el convertible 1600 GT sólo recibió el cambio en el color de su tapicería de cuero.

BMW 1600 GT de 1967

Así, luego de 51 años este raro convertible vuelve a estar en BMW y hará parte de su colección de Clásicos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.