JEEP Wrangler Modificado a lo Stormtrooper

Como si se tratara de un vehículo salido de la saga Star Wars, se le dotó de un aspecto de otro mundo. La modificación fue estética y mecánica.

Jeep Wrangler 'vestido' como un Stormtrooper

Jeep Wrangler 'vestido' como un Stormtrooper

Jeep Wrangler 'vestido' como un Stormtrooper

La modificación la hizo la compañía estadounidense Voltro y utilizó un Wrangler Unlimited Sport

Jeep Wrangler 'vestido' como un Stormtrooper

La firma Voltron Motors se especializa en la modificación de vehículos Jeep para hacerlos más extremos y capaces.

Jeep Wrangler 'vestido' como un Stormtrooper

Para este modelo se usó un paquete denominado Prestige Intimidator que está disponible en tres colores. El blanco es el que luce como un Stormtrooper.

Jeep Wrangler 'vestido' como un Stormtrooper

La tonalidad blanco y azul está en tanto en el interior como en el exterior e incluye diamantes en la cabina.

Jeep Wrangler 'vestido' como un Stormtrooper

Tiene un sistema de navegación actualizado con Apple CarPlay y sistema de sonido Alpine.

Jeep Wrangler 'vestido' como un Stormtrooper

Los rines tienen una combinación bicolor y las llantas, como todas las que ofrece Voltron, son para experiencias 100 por ciento 4x4.

Jeep Wrangler 'vestido' como un Stormtrooper

Las modificaciones mecánicas incluyen una suspensión elevada en más de 10 centímetros, sistemas de tracción profesionales, frenos y más.

Jeep Wrangler 'vestido' como un Stormtrooper

La modificación de este Jeep Wrangler puede incluir un kit de potencia que le sumaría casi 60 caballos al poder de serie.

Jeep Wrangler 'vestido' como un Stormtrooper

Las demás modificaciones incluyeron piezas hechas a la medida sobre la carrocería original pero de mayor volumen

Jeep Wrangler 'vestido' como un Stormtrooper

La modificación de este Jeep Wrangler duplicó su valor y cuesta en eBay casi 60 mil dólares. Una barbaridad.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.