FXX-K Evo: el fierro de pista más radical de Ferrari

Mejor aerodinámica, menor peso y una configuración híbrida con un motor V12 de 6.3 litros y otro eléctrico para 1.050HP y 900 Nm de torque.

Ferrari FXX-K Evo

Este es el Ferrari FXX-K Evoluzione, el carro más radical que la marca ha hecho y que no está homologado para calle.

Ferrari FXX-K Evo

Una bestia hecha sólo para circuitos con un trabajo aerodinámico de casi dos años que le dio mejores cifras de carga en ambos ejes.

Ferrari FXX-K Evo

A más de 200 kph este Ferrari FXX-K Evo tiene una carga aerodinámica de 680 kilogramos y puede llegar a ser de 830 kilos a máxima velocidad.

Ferrari FXX-K Evo

Por cuenta de ese trabajo se modificaron los bómperes y se le instaló un alerón fijo conectado al techo, como en los monoplazas de F1.

Ferrari FXX-K Evo

Al mismo tiempo, se debieron intervenir las suspensiones para que trabajaran en armonía con estas nuevas ecuaciones y se mejoró su flujo de aire con múltiples aletas.

Ferrari FXX-K Evo

La configuración mecánica del Ferrari FXX-K Evo corre por cuenta de un sistema híbrido con un motor V12 de 6.3 litros.

Ferrari FXX-K Evo

A ese motor se conecta otro eléctrico y en conjunto entregan 1.050HP y 900 Nm de torque para convertir a este en el carro de competencia más radical de la marca.

Ferrari FXX-K Evo

Un dato que falta por conocerse es el peso del Ferrari FXX-K Evo pero todo indica que es mucho menor por el uso extensivo de fibra de carbono. Se reparte en 49 y 51 por ciento adelante y atrás.

Ferrari FXX-K Evo

En su interior se encuentra un timó con levas de cambio y controles para el KERS, muy similar al de la Fórmula 1. También cámara de parqueo, pantalla de 6,5 pulgadas y sistema de telemetría.

Ferrari FXX-K Evo

Este Ferrari FXX-K Evo no tendrá homologación para las calles y sólo se verá en competencias creadas por la marca.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.