Koenigsegg Regera, al desnudo y al carbón

El fabricante sueco acaba de entregar a su dueño en Suiza, un Regera totalmente en fibra de carbono, sin barniz y pulido a mano.

01 Koenigsegg Regera Naked Carbon

Autos con la carrocería en fibra de carbono a la vista los hay, por ejemplo algunos Pagani y Bugatti; pero este Regera luce todo su carbono sin una sola capa de material protector.

Koenigsegg

02 Koenigsegg Regera Naked Carbon

La firma de súper deportivos acaba de entregar a su propietario en Suiza el primer Koenigsegg con acabado 'Koenigsegg Naked Carbon' (KNC).

Koenigsegg

03 Koenigsegg Regera Naked Carbon

El KNC no incluye ningún tipo de barniz o cualquier otro tipo de recubrimiento sobre la superficie de fibra de carbono. Incluso la capa delgada de epoxi que llevan los autos con carrocería de fibra de carbono fue eliminada con un pulido a mano.

Koenigsegg

04 Koenigsegg Regera Naked Carbon

Pero además del acabado sin brillo, que le confiere al auto una apariencia sin igual, se beneficia perdiendo 20 kilos que representan la capa de brillo adicional.

Koenigsegg

05 Koenigsegg Regera Naked Carbon

Otro beneficio que la marca menciona es que una carrocería sin brillo es menos vulnerable a rayones y arañazos.

Koenigsegg

06 Koenigsegg Regera Naked Carbon

Las carrocerías en fibra de carbono son costosas, pues es de gran complejidad su proceso de fabricación.

Koenigsegg

07 Koenigsegg Regera Naked Carbon

Koenigsegg explica que el cuerpo del Regera es frío al tacto, ya que es carbono puro el que se palpa y no la capa de laca aplicada sobre el carbono.

Koenigsegg

08 Koenigsegg Regera Naked Carbon

Fue dispendiosa la tarea de lijar y pulir el cuerpo de fibra de carbono para lograr el acabado mate, pues no hay margen de error, ya que el más mínimo detalle puede arruinar todo el panel del cuerpo.

Koenigsegg

09 Koenigsegg Regera Naked Carbon

Este Regera opaco es una de las 80 unidades en total planeadas para producción.

Koenigsegg

10 Koenigsegg Regera Naked Carbon

El súper deportivo fue presentado en el Salón de Ginebra de 2015 y cada unidad cuesta cerca de 2,5 millones de dólares.

Koenigsegg

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.