Resucitó el primer Lamborghini de la historia

La marca italiana regresó a la vida al primer 350GT de 1964, que fue el primer carro de producción que fabricó y que la convirtió en rival de Ferrari.

Lamborghini 350GT, el primero de la marca

El Lamborghini 350GT fue el primer carro de producción de la marca y se hizo con base en un prototipo denominado 350GTV.

Lamborghini 350GT, el primero de la marca

Su motor era un V12 de 3.5 litros, de allí su nombre, con 270 HP y su carrocería estaba hecha en aluminio.

Lamborghini 350GT, el primero de la marca

El Lamborghini 350GT se fabricó entre 1.964 y 1966 y se hicieron 120 unidades de diferentes ediciones. Sin embargo, del modelo original solo salieron 15.

Lamborghini 350GT, el primero de la marca

Este deportivo tenía una transmisión ZF de cinco velocidades y las suspensiones independientes, una innovación para la época. Su configuración interior era 2 + 1.

Lamborghini 350GT, el primero de la marca

Así era el interior original del Lamborghini 350GT, con su volante en madera, cuero en diferentes tonos y la instrumentación deportiva de entonces. En la derecha el radio original.

Lamborghini 350GT, el primero de la marca

Con menos de 1.400 kilos de peso, el 350GT podía acelerar de 0 a 100 en 6.8 segundos y llegar hasta los 254kph.

Lamborghini 350GT, el primero de la marca

Llama la atención el tamaño de la ventana posterior en este deportivo. Este italiano fue diseñado por Carrozzeria Touring.

Lamborghini 350GT, el primero de la marca

El de la foto es el chasis 0121 el primero de todos los Lamborghini 350GT que la división especial de clásicos de la marca buscó para restaurarlo.

Lamborghini 350GT, el primero de la marca

El trabajo necesitó de 1.150 horas, se utilizó la pintura original, así como las mismas ruedas y rines hechos por solicitud especial para este 350GT.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.