Tres 'joyas' con mucho estilo e historia automotriz

Un BMW 1.600 de 1.968, un Chrysler Ghia Special Coupé de 1.953 y un Dodge Charger de 1.969 para admirar por sus estupendas restauraciones.

Chrysler Ghia Special Coupé

Este es el Chrysler Ghia Special Coupé de 1.953, un espectacular auto cuya carrocería se le encargó a la firma italiana Carrozzeria Ghia, en un trabajo que los unió en la década de los años 50.

Chrysler Ghia Special Coupé

De este Chrysler Ghia Special Coupé se fabricaron solo 18 ejemplares y se cree que sólo quedan ocho. El chasis era de New Yorker Deluxe.

Chrysler Ghia Special Coupé

Este Chrysler Ghia Special Coupé se empezó a restaurar en 1.990 y su trabajo se completó 11 años después. Desde entonces está intacto. Lo subastará Hyman con un precio inicial de 575.000 dólares.

BMW 1.600 de 1.968

Este es el BMW 1.600 Cabriolet de 1.968 es menos exclusivo que el anterior pues se fabricaron 1.672 unidades entre 1967 y 1971.

BMW 1.600 de 1.968

Este auto se restauró en 1.994 y en esa intervención se puso a punto el motor original de cuatro cilindros M10 de 1.573 cc, al igual que la transmisión de cuatro velocidades.

BMW 1.600 Cabriolet de 1.968

Este BMW 1.600 Cabriolet de 1.968 sólo tiene en su historial 15.500 km de recorrido y también estará en subasta, aunque por una cifra menor: 90.000 dólares. Se dice que perteneció al diseñador Pierre Cardin, pero esto no ha sido probado.

Dodge Charger de 1.969

Este es un Dodge Charger de 1.969 que se modificó para SEMA 2017 y rebautizado como Defector.

Dodge Charger de 1.969

Aunque no se encuentra en el estado original, la modificación que se hizo sobre este Dodge Charger respetó todas sus líneas en un cuidadoso trabajo de más de 4.700 horas.

Dodge Charger de 1.969

Cuenta con un motor motor Hemi V8 de 6.4 litros, un escape modificado y tanto la suspensión como los rines se alteraron para darle una apariencia más robusta.

Dodge Charger de 1.969

Este Dodge Charger de 1.969 pertenece a la primera generación de 'muscle car' de la marca que se hizo entre 1966 y 1978 en configuración cupé con impulsión desde el eje trasero. En 1969 también salió el Charger Daytona que se diferenció de la serie por un gran alerón trasero.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.