La ‘clásica moderna’ de Triumph se viste de negro

La Bonneville Bobber Black, cuyo precio en Europa supera los 14.000 euros, monta un motor de dos cilindros en paralelo y 1.200 cm3.

Triumph Bonneville Bobber Black

Uno de los cambios más notorios a primera vista es el tamaño de la llanta delantera que creció de manera representativa; mide 130 milímetros de ancho.

Triumph Bonneville Bobber Black

Equipa una horquilla de 47 milímetros de diámetro firmada por KYB, que mejora el comportamiento de la máquina en pavimento.

Triumph Bonneville Bobber Black

El propulsor de 1.2 litros con cigüeñal perforado a 270 grados entrega una potencia de 77 caballos y un torque de 106 Nm.

Triumph Bonneville Bobber Black

La parte trasera incorpora un solo disco de 255 milímetros con pinza Nissin y sistema ABS.

Triumph Bonneville Bobber Black

En esta edición oscura han desaparecido casi todos los detalles cromados y a cambio se resalta el tono negro.

Triumph Bonneville Bobber Black

Su sistema de frenos trae doble disco de 310 mm adelante, con pinzas de doble pistón.

Triumph Bonneville Bobber Black

La altura del asiento es de apenas 70,5 centímetros, lo que resulta en una posición de conducción óptima.

Triumph Bonneville Bobber Black

Atrás monta una llanta de medidas 150/80-16 y un monoamortiguador KYB de 73,3 mm de recorrido, con ajuste en precarga.

Triumph Bonneville Bobber Black

Esta nueva Triumph tiene inyección electrónica, motor refrigerado por líquido, frenos con ABS, control de tracción y un par de modos de manejo de lluvia y pavimento.

Triumph Bonneville Bobber Black

Rueda con una transmisión manual de seis velocidades.

Triumph Bonneville Bobber Black

Su chasis de tubos de acero es de doble brazo.

Triumph Bonneville Bobber Black

Por su centro de gravedad bajo, los 237,5 kilos de peso de esta moto se manejan muy bien en parado y andando.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.