Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Publicidad

Paute aquí

Recibe toda la información de Colombia y el mundo.

Suscríbete

El turno de modernización fue para el Ford Fiesta 2014

Por: |

Ford Fiesta 2014

Ford Fiesta 2014

Esta novedosa generación ahora llega con acertados retoques en cuerpo y alma y precios ajustados a sus diferentes niveles de quipamiento: desde 37,9 hasta 43,5 millones de pesos.

Diez vehículos emergiendo de grandes contenedores ubicados sobre una de las plataformas del puerto marítimo de Santa Marta fue la puesta en escena que ideó Ford Colombia para presentar a la prensa especializada la nueva generación de uno de los modelos que más han influido en las cifras de la compañía: el Fiesta.

La nueva versión de este exitoso subcompacto sorprendió desde el instante mismo en que asomó la nariz, adornada con la misma parrilla trapezoidal de sus hermanos Fusion y EcoSport y reconocida por Ford como parte fundamental de su nuevo estilo, bautizado Kinetic Design 2.0. Para algunos resultó exageradamente voluminosa, pues abarca prácticamente todo el frente del vehículo, salvo por el parachoques que la divide en dos y permite integrar la parte superior con las luces envolventes y la inferior con las molduras en donde reposan las exploradoras.

Para otros, es necesaria pues le da ese carácter único que busca la marca en sus vehículos. Este rediseño frontal fue especialmente favorable para la carrocería sedán o Sportback. Visto de lado, el Fiesta con baúl parece recrear el nuevo Fusion (tope de gama en Colombia), gracias también a los nuevos rines de 16 pulgadas (15 en la versión básica) y, muy especialmente, a la zona posterior, con un pequeño spoiler integrado a la tapa del baúl y stops más angulados que iluminan siguiendo una línea definida.

El Ford Fiesta se ofrece en dos carrocerías: sedán y hatchback, cada una con dos niveles de equipamiento: SE (básico) y Titanium (full equipo), pero todas con sistema de conectividad (Sync manos libres con pantalla de 4,2 pulgadas para las versiones SE, y My Ford Touch con pantalla de 6,5 pulgadas para los Titanium), techo corredizo de cristal, faros delanteros halógenos, control de radio y manos libres en el volante.

Sin duda, el vehículo mejor equipado de este segmento. Específicamente la versión Titanium incluye botón de encendido para accionar el motor sin la intervención directa de la llave, además de climatizador con control automático de temperatura, espejos con direccionales y desempañador, asientos forrados en cuero, exploradoras y detalles cromados en la parrilla inferior.

Todas las versiones se mueven con un motor de 1.587 centímetros cúbicos que desarrolla 120 caballos de potencia a 6.350 rpm y un torque de 112 libras-pie a 5.000 rpm, unido a una caja manual de cinco velocidades (SE) o Powershift de seis, exclusiva de las versiones Titanium. En ese aspecto, el Fiesta no tiene cambios con respecto al modelo previo.

Precisamente fue esta última versión la que manejamos en Santa Marta, en donde pudimos comprobar, con la caja accionada en ‘D’, la gran vida que ofrece el Fiesta de puertas para adentro en virtud de su eficiente aire acondicionado, el sistema de sonido conectado a cuatro parlantes y dos tweeters y la comodidad de los asientos (los delanteros con cuatro ajustes, incluido el de la zona lumbar).

Ya en carretera, la vivencia cambió, especialmente al pasar la barra de cambios a la posición ‘S’, momento en el cual se desbocaron los 120 caballos de potencia de su motor, ahora mucho mejor escalonado entre cambio y cambio y con una recuperación de torque precisa y eficiente, sin olvidar, por supuesto, que circulábamos al borde del mar (a mayor altura, los índices de eficiencia de la máquina van bajando).

Allí recurrimos también al modo manual de conducción, bautizado SelectShift por Ford, con la ayuda de un botón (+/-) ubicado en el costado izquierdo del pomo de la barra de cambios que se puede accionar fácilmente utilizando el dedo pulgar. Es el mismo que incluyen otros modelos de la marca, como la nueva EcoSport, para lograr dos sensaciones de manejo diferentes mientras se circula en la ciudad o en la carretera.

Capítulo aparte merecen los sistemas de seguridad de serie, especialmente el asistente de arranque en pendientes, una novedad en este segmento que le ayuda al conductor a pasar el pie con tranquilidad, desde el freno hasta el acelerador, cuando el vehículo está parado sobre una calle empinada: ese mecanismo lo sostiene varios segundos y no lo deja rodar hacia atrás.

Los siete airbags, antes exclusivos de los Fiesta más equipados, ahora son de norma en las cuatro versiones, al igual que los controles de estabilidad y tracción, los frenos delanteros con ABS y ESC y el sensor de presión de llantas, todos estos verdaderos diferenciadores en un segmento que tiende a ahorrar en seguridad para ganar en detalles de estética.

RECUADROS:
Exitoso en todo el mundo

El nuevo Ford Fiesta llega de la planta que tiene la marca en México, pero es fabricado en ocho más, ubicadas en Brasil, Alemania, India, Vietnam, Tailandia, Venezuela y dos en China, para responder al gran éxito que ha tenido este modelo desde su nacimiento. En Colombia, las cuatro versiones con las que la marca pretende sostener la curva de ventas (alcanzó 2.567 unidades al corte del primer semestre de este año), serán comercializas en 37,9 millones (Sportback SE), 42,9 millones (Sportback Titanium), 38,5 millones (Hatchback SE) y 43,5 millones de pesos (Hatchback titanium).

Seguridad para cuatro pasajeros

El ancho total del Ford Fiesta es de 1.722 milímetros y la altura de 1.473. Esto se traduce en una cabina cómoda para cuatro pasajeros adultos (cinco ya se sienten muy apretados) y con un baúl suficiente de 281 litros para la versión Hatchback. La estabilidad del vehículo fue reforzada con el control vectorial de torque -que equilibra constantemente su distribución en las ruedas delanteras- y con la suspensión, independiente con amortiguadores y espirales tipo McPherson con barra estabilizadora (adelante) y con eje torsional semiindependiente y amortiguadores de doble acción (atrás).

Familiar y deportivo

El perfil lateral del Fiesta Sportback (sedán) es mejor proporcionado que el de su antecesor, especialmente por los rines de 15 pulgadas, muy contemporáneos, y la enorme parrilla frontal que, vista de medio lado, lo hace lucir más agresivo. El alerón corto de la tapa del baúl de 362 litros, las luces traseras anguladas y la moldura negra integrada bajo el  parachoques le proporcionan al Sportback gran robustez y permiten olvidar por momentos que se trata del familiar de la gama. Este nuevo diseño no solo lo hace lucir más atractivo. Según cifras de Ford, le concede al Fiesta una eficiencia aerodinámica 5 por ciento superior a la de su antecesor, con un coeficiente de solo 0,3 Cx.

FRASES:
Desde su lanzamiento, en el 2010, Ford ha vendido 15.000 Fiesta, modelo que ocupa hoy el octavo lugar en ventas de su segmento.

El moderno interior del Fiesta incluye iluminación ambiental de siete colores, volante multifunción y conexión Wi-Fi para compartir Internet en la cabina (versión Titanium).

Según Ford, la apuesta por un subcompacto con gran equipamiento, como el Fiesta Titanium, responde a consumidores de chequeras no tan abultadas, pero ávidos de carros compactos y deportivos, sin sacrificar el confort.

*Estuvimos en el lanzamiento del Ford Fiesta en Santa Marta por invitación de Ford Colombia.

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Top de noticias

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.