Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Nissan March el carro más rápido y potente del segmento popular

Por: |

Nissan March el carro más potente de la gama popular

Nissan lanza este carro de gran motor y rendimiento pues tiene 106 caballos de potencia. Habrá versiones desde 25.5 millones de pesos hasta 38.5, pero todas con la misma maquinaria de 1.600 cm3.

El bajo peso y la optimización del motor son sus secretos mecánicos, y el cero arancel por venir de México su gran atractivo en el precio.

Fotos del Nissan March

Ya estaba anunciado: Nissan viene por su cuota en el segmento popular con el March y el Versa, dos autos que acaban de arrancar la producción en México y llegan al país no solo con los últimos avances de la marca sino además con la ventaja de no pagar aranceles por el efecto del TLC con México. Así lo reseñamos en julio pasado cuando asistimos a su lanzamiento en México y luego de verlo ya en el territorio de los hechos, son más que claros su perfil y su desarrollo.

Probamos el March que es el modelo de entrada a esta nueva familia de autos y que está disponible en las vitrinas desde la próxima semana. Estéticamente es un revuelto de Micra -carro que reemplaza- con algunos rasgos franceses como las linternas un poco al estilo Clio, trasero cercano al Tiida, una cabina pensada más en lo funcional y el espacio que en la belleza y, en general, un automóvil en el cual el funcionamiento está por encima de la etiqueta del estilo.

En ese orden de ideas, es un carro con medidas muy generosas para el segmento popular donde va a encontrarse peleando la clientela con el Hyundai i10, el Picanto Ion, el inacabable Twingo, la segunda generación del Chevrolet Spark y los despoblados Logan de Renault.

El March se moverá, dependiendo de los equipos y las cajas de velocidades mecánica o automática, entre los 25.5 millones de pesos y los 38.5 millones, con lo cual también pisa el siguiente segmento donde militan Aveo, Sandero y similares.

Pero su mejor virtud, la maquinaria, que es un mayor diferenciador, es idéntica en todos los modelos e igual de vigorosa. El March usa un motor de origen Renault, nada menos que de 1.6 litros. El más robusto para la gama baja y perfectamente competitivo en todo el segmento en el cual se va a vender. Tiene 106 caballos a 5.600 revoluciones y 14.5 kgM de torque a un régimen de 4.000, que pasan por una caja de cinco velocidades mecánicas o de solo cuatro en automático.

Los mapas del motor y su diseño interior, muy revisado y oriundo de los laboratorios de los campeones de la F1, se notan con solo pisar el acelerador. El carro tiene un pique notable, reacciona perfectamente en cualquier marcha y empuja el velocímetro por encima de los 180 kilómetros por hora con toda naturalidad. Es, impresión sin cronómetro en mano, de lejos, el más veloz de todos los del segmento y es muy seguro que las cifras lo ratifiquen.

Las relaciones de caja están muy bien colocadas, de tal manera que el carro responde con la misma agilidad en todas las condiciones de velocidad y terreno y en montaña sube como una araña. Claramente, lo que le pueden reclamar como falta de chispa en estética, le sobra en el funcionamiento.

El motor es un cuatro en línea, que comprime la mezcla a una rata de 9.8 a 1, por lo cual usa gasolina corriente en todo terreno, se surte y respira por un cuarteto de válvulas y las mueve -con cadena- con dos ejes de levas en la culata que tienen posiciones variables. Es decir, lo estándar del momento pero muy bien puesto y optimizado como es el caso de los pasos de gases por el catalizador, mejores ductos de gases en la culata, cambios en la disposición de los múltiples con el escape ahora contra la cabina y una zona de admisión más fría para mejorar la densidad del aire, y el control del acelerador es por mandos electrónicos en vez de guaya.

Una de las razones para el caminado tan brillante es que el carro solo pesa 916 kilos en su empaque más modesto y 960 con la caja automática y el listado completo de accesorios. Esto da una relación de 8.64 kilos por caballo, un dividendo que explica su rapidez. Para citar una cifra comparativa, el Spark pesa 965 kilos pero los mueve con solo 80.5 caballos provenientes de su motor 1.2, lo cual implica el trabajo de llevar 11.98 kilos para cada caballo de potencia de su máquina. Esto a título ilustrativo, pues en esa gama de rendimiento se mueve el resto de los carros de la categoría.

El consumo que nos registró en uso combinado de ciudad y ruta fue de 40.1 kilómetros por galón que en un manejo más moderado debe mejorar aún más. Pero es difícil limitarse a rodarlo en los regímenes bajos de revoluciones cuando el motor camina tan alegremente al usar el pedal derecho con severidad.

Para bajar a ese peso con las dimensiones que presenta optimizaron muchos componentes en formas y materiales como el tanque para gasolina, el sistema de escape, las piezas del frenado y muchos de los paneles estructurales en los cuales el diseño y la ingeniería suplieron cantidades y espesores de los aceros.

El complemento mecánico sigue la misma línea de conducta. Las suspensiones las pusieron muy acorde con las velocidades porque son suficientemente duras para cruzar con velocidad pero igual manejan con buena flexibilidad el mal terreno. Son de un diseño convencional con los amortiguadores en el sistema McPherson adelante y un puente trasero común flexible entre ambas ruedas.
La dirección tiene asistencia eléctrica que reacciona con mayor dureza a medida que sube la velocidad.

Los frenos, que también fueron cuidadosamente estudiados, paran sumamente bien, tanto que le pasan fácilmente por encima al caucho que los conecta sobre el piso, que está en medidas de 165/70 en rines 14 en los modelos básicos y pasan a 175/60 con aros de aleación de 15 pulgadas en el tope de los equipos. Un ABS sería ideal pero desafortunadamente no existe en ninguno de los modelos que se comercializan acá, ni en México. Una omisión inexplicable que Renault de ese país explica por sondeos hechos entre sus clientes potenciales para quienes el ABS no es algo diferencial importante. Seguramente, la tecnología dirá lo contrario en poco tiempo.

La cabina es muy espaciosa, sobre todo en altura para los ocupantes. Por su precio y gama, tiene una presentación básica pero completa para el valor en cada modelo. Nissan los divide en cuatro niveles, que se son: Drive, en el cual no se ofrecen ni aire acondicionado, ni vidrios con mandos eléctricos, tacómetro ni tampoco está el bloqueo central entre lo notable ni caja mecánica.

El segundo paquete es el Sense, donde además de algunos detalles eléctricos y mejoras en servicios, se recibe el aire acondicionado y se mantiene la transmisión mecánica.

El auto de tercer nivel se llama Advance en el que sobresalen los dos airbags delanteros entre los elementos de serie y mejoras generales, además de la posibilidad de optar por la caja automática, elementos que suben a su mejor expresión en el carro de cierre, llamado SR, donde hay rines de aleación, todos los "juguetes" eléctricos, faldones de la carrocería en tono diferente, por cierto no muy llamativos, y ambas posibilidades de cajas.

Al manejarlo se advierte una enorme facilidad de empañamiento interior cuando hay lluvia, lo cual se debe controlar permanentemente con el aire acondicionado, y será más difícil de manejar si no lo trae. También son muy pequeños los espejos laterales y reducen la visión posterior.

El March abre esta nueva opción para la clientela del rango básico que se complementará en breve con el Versa, pero no es un modelo accidental más sino un vehículo cuyo performance, tamaño y características van a sacudir a todo el segmento popular en sus versiones básicas. Especialmente por la poderosa motorización que jugará de manera preponderante en el uso familiar, cuando se viaje con todo el cupo de pasajeros sin las limitaciones de las bajas cilindradas y la calidad de una marca que no necesita presentación ni recomendaciones diferentes a su muy larga trayectoria y éxito en todos los segmentos donde juega a nivel mundial. Y en Colombia, donde hoy tiene un significado muy importante pues es la quinta en el ranking nacional de ventas, pero en alza, con una rata de crecimiento superior al 100% el año pasado.

Revuelto estético
El March tiene un poco de todos sus genes. Se parece de alguna manera al Micra, pero tiene narices de Clio y la cola y postura en el piso del Tiida. Son muchos más sus atributos mecánicos que la pinta pues trabajaron muchísimo en el rendimiento del motor que llega a 106 caballos con 1.6 litros moviendo una cabina que pesa apenas 916 kilos.

FRASES

A partir del March, el carro popular no tiene que limitarse a los pequeños motores ni a las cabinas minúsculas. Se abre un nuevo estándar para el carro de entrada al mundo del automóvil.

El March es un auto de familia pero con prestaciones muy superiores en la gama baja de sus modelos con respecto a la competencia en ese segmento.

Habrá que ir familiarizándose con esta estampa porque el March será un gran jugador en la gama popular entre los 26 y 30 millones de pesos.

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.