Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

La vida pende de la correa de repartición

Por: REDACCIÓN VEHÍCULOS | 2:58 p.m. | 05 de Agosto del 2011

La correa de repartición
Foto:

Es imposible prever la ruptura de este accesorio vital para el motor. Tiene una vida útil por el desgaste que sufre al trabajar y la contaminación ambiental. Preguntas más comunes y sus respuestas.

La correa de repartición es un accesorio cuyo costo raramente se tiene en cuenta al momento de adquirir un vehículo nuevo a pesar de que, de ella, depende nada más y nada menos que la vida del motor.

Por eso es importante aclarar al momento de la compra y por medio del manual del vehículo, cuándo y cómo se debe acudir al concesionario o al taller profesional para cambiarla por una nueva, antes de que se reviente.

Pero, ¿para qué sirve la correa? ¿Por qué e tan crítica en la vida del motor? Le trasladamos esta y otras preguntas a José Clopatofsky, director de la revista Motor. Tome nota y no se deje sorprender por la correa.

¿Qué es la correa de repartición y para qué sirve?
Es una pieza tan elemental como la pregunta. De alguna manera hay que mover los ejes de levas que se encargan de abrir y cerrar y las válvulas en los momentos justos para los tiempos del motor.
Como el cigüeñal es la pieza que gira, a éste se conectan los ejes con una cadena, correa o piñones. Los ejes giran a la mitad de la velocidad del cigüeñal.
Usualmente, cuando se montaba, en ese mismo eje de movimiento se ponía el distribuidor de corriente para las bujías y también se impulsa la bomba del aceite.
 
¿Por qué es tan crítica la correa en la vida del motor?
Definamos tres escenarios. Mando por piñones solamente se usa en motores muy sofisticados, usualmente de competencia, porque no son vulnerables y  son muy exactos sus movimientos para ir a altas revoluciones. La correa y la cadena se usan de manera aleatoria.
Son críticas porque sin esa pieza, la máquina se apaga. La cadena tiene una larga vida pues su desgaste se traduce en estiramiento que el templador compensa automáticamente.
Si una cadena llega al punto de reventarse, es muy probable que antes otras piezas del motor hayan fallado. La correa es de tensión fija, que también la maneja un templador o patín y si está sujeta a la ruptura inesperada y en cualquier momento de su vida, que no es predecible.
 
¿Qué le pasa al motor cuando ésta se rompe?
Eso depende. Deja de funcionar de inmediato y en ese instante, con el eje de levas detenido, el cigüeñal que gira algunas vueltas por inercia y hace subir y bajar los pistones. Algunas válvulas se quedarán indefectiblemente abiertas. Dependiendo  del espacio que haya entre la cabeza, del pistón cuando este pasa por el punto muerto superior y la cabeza de la válvula hay daños.
Si se tocan, la válvula se tuerce, se queda trabada en la guía y si la máquina viene a altas revoluciones, la operación se repetirá varias veces. Se puede descabezar la válvula, rompe el pistón, daña la culata y hasta puede hacer que el motor 'saque la mano', es decir, que una biela al perder la guía del pistón, se salga por el bloque.
 
¿Es posible prever la ruptura de la correa?
Casi nunca. Por lo general viene bajo alguna cubierta para protegerla del polvo y mugre. Algunas veces se pueden ver deshilachadas por los lados pero la falla que causa el reventó es estructural, en las fibras de la correa que no se pueden ver. Cuando el esfuerzo es superior a su resistencia, se totea. Una correa o cadena hacen mucha fuerza porque deben superar la carga de los resortes que cierran las válvulas.
 
¿Es cierto que una mala manipulación de la correa la puede dañar?
Sí. Sus fibras están dispuestas para trabajar en la posición en la cual va a estar en el motor. Al voltearla, maniobra usual en los mostradoras o de los mecánicos para ver su estado, se revientan muchas de ellas y antes de montarla queda lesionada.

¿Es lo mismo la cadena de repartición que la correa de repartición?
Hacen lo mismo, pero son totalmente diferentes en todo. Una cadena y una correa equivalen en la tarea pero difieren en su diseño mecánico y físico.


Lo barato le puede salir muy caro
Aunque el recambio y los repuestos de la correa de repartición no son nada baratos, lo aconsejable es no ahorrar en su compra e instalación.

Una de las quejas más frecuentes de nuestros lectores respecto a la correa de repartición tiene que ver con los costos a la hora de cambiarla y los tiempos del recambio, que varían de un modelo a otro.

Pero si se parte de la base que de ella depende la vida del carro, pagar una suma considerable cada 40 ó 50 mil kilómetros es mucho más barato que reparar la máquina.  Por eso el único consejo a la hora de instalar una nueva correa es no ir por lo barato, sino siempre por lo original y profesional.

¿Por qué es tan costoso el cambio de ese accesorio?
Eso depende de la forma como está montada en el motor y la cantidad de horas que se gaste en tener acceso a la operación. Obviamente, también hay mucho sobrecosto en la mano de obra en algunas partes. Pero en cada motor la operación es de diferente precio y también el repuesto. 
 
¿Qué es el kit de la correa de repartición? ¿Es necesario cambiar todos esos elementos?
Es frecuente que la correa mueva también la bomba del agua, que es poco vulnerable y en todas hay un patín tensor que tiene un rodamiento que se puede frenar también en cualquier momento.
Por eso venden todas esas partes como kit, aunque su cambio total no es indispensable pero precautelativamente es mejor hacerlo. No en todas las marcas venden el conjunto completo y eso suele ser oferta para aquellos motores que son más sensibles y propensos a este daño.
 
¿Por qué recomiendan cambiar la correa cuando se repara el motor?

Es la historia de los "ya que...". Una vez destapada la máquina, hay que presumir que se hizo porque estaba gastada, vieja o con problemas y ese uso también lo tienen la correa o la cadena y entonces es mejor aprovechar la desarmada para poner todo nuevo.

Como no hay forma de calibrar el estado interno de la correa, pues lo aconsejable y casi obligatorio es poner una nueva.
Además, sería insensato poner, por ejemplo, pistones y válvulas nuevas y arriesgar su vida con una posible falla de correa. Por esa misma rutina se cambia la cadena, aunque es viable ver físicamente su estado de estiramiento comparándola con una nueva.
 
¿De qué depende la duración de la correa?
De su calidad de fabricación, del diseño del mecanismo mismo en el cual opera, de la protección que tenga de la mugre, arena y del ozono del medio ambiente que la ataca. Dependiendo de todo eso, el fabricante sugiere una vida útil que difiere mucho de uno a otro y es a la vez un dato indicativo que tiene cada diseñador de motor sobre sus resultados.

Hay correas que se ven idénticas y pueden diferir mucho en vida pues sus partes internas no necesariamente son hechas con la misma minuciosidad y materiales.

Ahora: en el mercado las hay de muy diversos orígenes, sobre todo asiáticos, la mayoría con empaque de 'original', pero poco comprobable. Nunca hay que ir por lo barato en este aspecto.

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.