Eva Håkansson trabaja para romper su propio récord de velocidad

Esta mujer sueca, quien hizo la mejor marca de velocidad a los mandos de una moto eléctrica en Bonneville, en 2016, espera reducir esos 400,278 kph.

Por Redacción Motor

04:42 p.m. 27 de marzo del 2019
Eva Håkansson con su máquina KillaJoule

Eva Håkansson con su máquina KillaJoule

Se trata de una ingeniera mecánica, docente de la Universidad de Auckland , que en su momento consiguió tres récords a bordo de la veloz máquina: ser la mujer más veloz de la historia en motocicleta, conducir la moto eléctrica más rápida del mundo e ir en el ‘sidecar’ más fugaz.

Eva Håkansson con su máquina KillaJoule

.

De esas tres marcas le fueron arrebatadas dos y solamente ostenta aún el de ir en la moto eléctrica más rápida a nivel mundial, por eso está trabajando en un proyecto nuevo denominado ‘Green Envy’, una moto de 1.360 caballos de potencia que estaría lista en el 2020 y con la cual planea recuperar el récor de velocidad.

El 30 de agosto de 2016 corrió a bordo de la moto llamada KillaJoule que ella misma fabricó y en ese entonces logró alcanzar los 400,278 kph a pesar de que el vehículo daba para llegar a un tope de 434 kilómetros por hora.

Green Envy

Green Envy

Esta moto es de dos ruedas pero se le puede sumar una tercera llanta y transformarla en ‘sidecar’ caso en el que su cota de ancho aumenta a 1,14 metros. Su carrocería montada sobre un chasis de tubos de acero está hecha en su mayoría de aluminio y una que otra pieza en fibra de carbono. Monta un propulsor de 500 caballos alimentado por baterías de nano-fosfato de litio de 400 V y 10 kWh de capacidad.

A bordo del KillaJoule
A bordo del KillaJoule

Noticias recomendadas

Más noticias

Abarth 695 Aniversario 70, ¡un veneno!

La sorprendente edición especial conmemora los 70 años de Abarth. Solo se construirán 1.949 unidades, mismo número del año en que nació la compañía.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.