El francés que se inventó el Dakar

Su primera edición partió el 26 de diciembre de 1978 y finalizó en Senegal. De 90 motos, 80 autos y 12 camiones, solo 74 vehículos cruzaron la meta.

Por Redacción Motor

01:48 p. m. 03 de enero del 2020
Camión Kamaz del Dakar

Camión Kamaz del Dakar

Mañana domingo arranca la edición número 42 del rally más exigente de esta modalidad de los deportes a motor, el Dakar 2020, desde Jeddah, Arabia Saudita, en una primera etapa contra el reloj de 319 kilómetros. Es la primera vez que la prueba se disputa en este país tras su paso por Latinoamérica, y antes por territorio francés y el continente africano.

Dakar 2017

Dakar

The city that never sleeps is taking a nap.

Publicado por Dacia 1300 New York en Domingo, 12 de abril de 2020

¿Cómo empezó esta historia? Una experiencia cercana a la muerte fue la que dio origen a esta mítica carrera conocida en un principio como París-Dakar. La idea de realizarla solo se le podía ocurrir a un francés, Thierry Sabine.

Históricamente Francia ha estado ligada a los países africanos, especialmente Senegal, a donde sus tropas llegaron en la segunda mitad del siglo XV tras una disputa contra Portugal, Países Bajos e Inglaterra, pues por esa época la isla de Gorea, cerca de Dakar, era el epicentro del comercio de esclavos.

Volviendo al cuento, en 1977 Sabine se perdió en el desierto africano mientras corría el Rally Abiyán-Niza, que se corría entre el sur de Costa de Marfil, en África, y la Costa Azul francesa. En esa época -sin ayudas como el GPS o el roadbook, libro de ruta para la navegación- solo se usaban brújulas, mapas y los pilotos acudían a su intuición.

Así se vivieron las etapas finales del Dakar 2016

Sin gasolina en el tanque de su Yamaha XT500 y tras intentar recuperar el rumbo se perdió en el desierto Teneré, en Níger. Sin agua ni comida y con un sol inclemente, Sabine prometió que si salía vivo de esta ‘calamidad’ organizaría una competencia de altas exigencias deportivas con una buena dosis de aventura.

Esta experiencia la relató en su libro París-Argel-Dakar”. “Me doy cuenta de que mi situación es incómoda, difícil. Dos días después no tengo ni brújula ni reloj, que se estropearon en una caída mientras trataba de hallar la ruta perdida. Son ya dos días y dos noches que estoy perdido en el desierto, bajo un sol que comienza a hacerme perder la razón. La total ausencia de sombra es una sensación opresora, que engendra un sentimiento parecido al de la claustrofobia. Entonces decido alejarme de mi moto. En calcetines y succionando las piedras para provocarme saliva, comprendo que mi vida vale cada vez menos. Y es entonces cuando prometo que si salgo con vida de esta experiencia barreré cuanto de superficial contenga mi existencia”.

Nicolás Robledo, Dakar

Nicolás Robledo, Dakar

Tras una operación de búsqueda la organización de la carrera encontró a Sabine, quien había armado una cruz con piedras en el suelo para que desde el aire la pudieran ver los rescatistas. “El desierto me marcó profundamente y desarrolló en mí un instinto y una sensibilidad muy particulares. Y, sobre todo, unos deseos insuperables de volver. Pero, desde luego, ¡jamás volveré solo!”.

Y cumplió su promesa, volvió a Francia y en 1978 comenzó a darle forma a la “carrera más grande del mundo”. A mediados de ese año se abrieron las inscripciones a un costo de 4,5 francos. Sabine, nacido el 13 de junio de 1949 en Neuilly-sur-Seine, París tenía para esa época 29 años y organizó la competencia con su primera esposa Diane Thierry-Mieg (modelo y actriz) y varios amigos.

Así nació el Rally París-Dakar. Su primera edición partió cerca de la Torre Eiffel el 26 de diciembre de 1978 y finalizó en las playas de la capital de Senegal. Fueron más de 10.000 kilómetros recorridos en seis países durante 16 días de competencia. Tomaron la partida 90 motos, 80 autos y 12 camiones. Solo 74 vehículos cruzaron la meta. “En esta prueba ustedes vienen a buscar emociones fuertes, recuerdos no perecederos. Yo les ofrezco todo ello, pero no quiero ocultarles los riesgos que correrán. Ustedes lo aceptan y también son ustedes a quienes les toca asumirlos”, les dijo Sabine a los 182 competidores horas previas a la salida en la Plaza del Trocadero en la capital francesa.

Dakar 2017

Dakar 

El experimento salió bien. En sus comienzos participaron pilotos como Jacky Ickx (seis veces ganador en las 24 Horas de Le Mans), Jean-Pierre Jabouille (primer piloto en ganar con Renault en Fórmula 1), e incluso celebridades como Alberto y Carolina de Mónaco.

Thierry Sabine conocía muy bien África y realizaba labores humanitarias pues tenía mucho contacto con los pobladores del trazado. Además de dirigir la organización de la carrera, se dedicaba a rescatar pilotos en el desierto a bordo de un helicóptero. Fue precisamente en una operación de rescate, el 14 de enero de 1986, cuando iba a recoger a unos pilotos que habían abandonado la prueba, que su aeronave se estrelló en la zona de Gourma-Rharous, en Mali.

A lo largo de toda su historia en el Dakar han muerto 63 personas, entre pilotos, personal de la organización, periodistas y espectadores. “El París-Dakar no es un juego de destrucción”, les respondía Sabine a quienes cuestionaban la dureza de la prueba.

El piloto de F1 y ganador del Dakar en 1983, Jack Ickx se refirió en una oportunidad a Sabine como “un sádico que organizaba pruebas para masoquistas. Pero estábamos orgullosos de hacer el Dakar con él y las pruebas a las que nos sometía”.

Noticias recomendadas

Más noticias

Dakar 2019, más duro que nunca

Del 6 al 17 de enero 334 vehículos enfrentarán uno de los recorridos más exigentes en el temido desierto de Perú. Cinco colombianos harán parte.

Colombianos en el rally Dakar

Cinco deportistas de nuestro país competirán en la versión 41 de la emblemática carrera Dakar - Perú 2019.

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.