LR01: Mecánica multinacional

Este monoplaza es el resultado de cinco años de trabajo del piloto colombiano Ómar Julián Leal, quien le imprimió toda su experiencia en automovilismo

revista motor

03:06 p. m. 20 de abril del 2021
LR01

LR01

El desarrollo de este prototipo para competencia partiendo de ceros tomó cinco años de paciente trabajo, ingenio, creatividad, desarrollo de materiales, proveedores y componentes nacionales, siguiendo el empeño del piloto Ómar Julián Leal, quien le agregó toda su experiencia en pistas mundiales y seleccionó los mejores y más racionales componentes estrictamente necesarios en el mercado internacional. Un trabajo impecable.

No es el primero, pero sí el más avanzado y sofisticado carro de competencia que se ha hecho en el país, de la mano de Ómar Julián Leal, experimentado piloto colombiano con una vasta trayectoria internacional que empezó en la Fórmula Renault en el 2006. Luego pasó por la Fórmula 3000, World Series de Renault, Auto GP, GP2 y luego en la LMP2, categoría que lo motivó a hacer este automóvil, número 1 de la que aspira sea una serie de aparatos bajo el nombre LR, Leal Racing.

LR01, Ómar Julián Leal

LR01, Ómar Julián Leal

La experiencia y las conexiones con ingenieros de Europa y de los diferentes equipos con los cuales corrió sumaron todo lo necesario para construir este carro sobre un chasís tubular de cromo-molibdeno, en el cual acomodó un motor Ford Ecoboost Turbo que puede llegar hasta 500 caballos, acoplado a una sofisticada caja francesa Sadev de seis velocidades secuenciales que funciona con la electrónica Motec, que también rige el motor.

La tarea se inició en los talleres de Javier Castillo en Bogotá, donde fabricaron todo el chasís gracias a los conocimientos de este preparador, quien ha hecho tres versiones de sus carros Niko Salamandra, inspiradas en la ingeniería de los prototipos ingleses Radical, y quien actualmente desarrolla su primer carro totalmente original con monocasco en fibra de carbono, el cual, una vez terminado, pasará a la cabeza de la lista y está pensado para ser comercializado en Estados Unidos, donde ya compiten con éxito algunas de sus creaciones.

Posteriormente, Leal abrió su propio taller para seguir en el proceso que le ha tomado cinco años hasta cuando el carro dio sus primeros giros el pasado 7 de abril en Tocancipá, emotivo momento que MOTOR acompañó y registró.

Muchas personas trabajaron en los diversos ángulos del LR01, entre ellos el ingeniero Andrés Felipe Niño, quien, además de la parte estructural, hizo todos los estudios aerodinámicos junto con Diego Ballén, mientras que el preparador Jairo Triana estuvo a cargo del montaje mecánico. Otro ingeniero, Julián Martínez, hizo todo el desarrollo estético que terminó con la carrocería en fibra de vidrio en sus partes desmontables y la aleta central, el alerón trasero y los pisos en fibra de carbono, que se hicieron bajo las directrices de Luis Covelli con la mano de obra de Alfredo Jamaica, un veterano en estas lides de vestir autos de carreras.

LR01

LR01

Por supuesto, todo está hecho y calculado con base en programas de computador, por lo cual todas las partes están referenciadas y son reproducibles de inmediato pensando en fabricarlo en serie.
De hecho, muchos de los principios de diseño e ingeniería están basados en lograr un rendimiento de alto nivel, pero con unos costos asequibles comparados con los de prototipos europeos equivalentes, para que puedan competir en pistas de América Latina.

Físicamente, el auto es grande, mide 3 metros entre ejes, que es la longitud de un carro de la serie Le Mans 2, pero es más angosto y pesa 940 kilos, cifra a reducir cuando se hagan las partes finales en materiales más livianos.

A la vista, la manufactura es impecable y el desarrollo local de componentes muy sofisticados como los portamasas, ejes, tijeras, montajes de las suspensiones con amortiguadores internos y balancines movidos por los brazos inferiores, el radiador de agua en aluminio, partes de frenos, conexiones, sistema eléctrico, nada tienen que envidiarle al estándar internacional. Por supuesto, hay muchos componentes de obligatoria importación y en ellos se escogieron las partes más acreditadas y seguras del mercado “racing”.

El carro seguirá su desarrollo en el curso del año y debería debutar en las próximas 6 Horas de Bogotá, en diciembre.

LR01

LR01

Ficha Técnica
-CHASÍS: Tubular, conducción central hecho en cromo-molibdeno.
-SUSPENSIONES: Independientes, amortiguadores internos, portamasas y bocines locales.
-MOTOR: Central, Ford Ecoboost Turbo. 2.3, 4 en línea, 300 caballos iniciales.
-CAJA: Sadev, secuencial, mandos electrónicos desde el timón, 6 velocidades, diferencial autoblocante.
-LLANTAS: Rines de tuerca central, cauchos ‘Slick’ 305/660 R18 adelante y 312/705 R18 atrás.
-FRENOS: Mordazas 4 pistones Wilwood.
-CARROCERÍA: Fibras de vidrio y de carbono
-COMBUSTIBLE: Tanque en aluminio de 22 galones.
-PESO: 940 kilos

El inventario criollo
La lista de autos para pista desarrollados totalmente en el país es interesante. He aquí algunas de sus principales piezas.
-Fórmula Caribe 1600, hecho a mediados de los años 60 por Guillermo Pieschacón y Enrique Machado, motor Peugeot 1.6.
-Fórmula 1000 de Dieter Herber, con mecánica DKW.
-Prototipo llamado Batimóvil, hecho por Jaime Múnera, con motor Willys Tornado.
-Fórmula 1000 de Gustavo Schrader, ‘Paco’ Barragán y Álvaro Daza, mecánica Wartburg.
-Fórmula Colombia, hechos por Dieter Herber con motor Renault 1.300, basados totalmente en un Lotus 51B.
-Fórmula Van Diemen, construidos por Roberto Serafín en Medellín, bajo licencia de la marca inglesa para la cual corría Roberto José Guerrero. Muchos fueron convertidos a prototipos posteriormente.
-Prototipo Herber con motor BMW y luego Chevrolet. De esta carrocería se surtieron algunos Fórmula Ford Lotus 51B a los cuales se les puso mecánica Renault 12, DKW o Ford 1.6.
-Cacique Tayrona, hecho por Dieter Herber con motor y caja Taunus V4, con miras a una producción para calle o pista. Se sabe de 4 o 5 ejemplares, hay un sobreviviente original.
-Dos prototipos hechos por Mauro Corradini en Cali, con máquina de moto.
-Se excluyen los numerosos carros de mecánica nacional, trabajados sobre autos de serie, y también algunas copias de chasises tubulares americanos con motores V8.

Datos
*Ómar Julián Leal, quien ha sido, después de Juan Pablo Montoya, el piloto más próximo que ha tenido el país de la F1, pues hizo las pruebas necesarias para obtener la superlicencia de la F1 en un Caterham en Silverstone, en el 2015. No pudo continuar por razones financieras, pasó a las pruebas de duración de la categoría LMP2 y luego regresó a Colombia para hacer este auto.
*Todo el desarrollo del LR01 ha sido al más alto nivel, con ingenieros colombianos que se especializaron en la materia en el curso del proceso y lograron la manufactura de muchísimas piezas de gran precisión en máquinas de control numérico, así como la incorporación de sofisticados materiales en aceros y duraluminios, fibras, soldaduras, apoyados en simulaciones computarizadas de mecánica y aerodinámica.

LR01

LR01

Noticias recomendadas

Más noticias

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.