La división Nismo de Nissan alista su joya más preciada para el Salón de Tokio

Después de revelar los Nissan Juke y 370Z bajo el sello de su división Nismo, le llega el turno al GT-R. Más potencia, prestaciones y dinámica para la 'bestia'.

Redacción Motor

04:44 p.m. 07 de mayo del 2013

El súper deportivo de Nissan es noticia por estos días, no sólo porque se concretó la entrega de un GT-R en color dorado especial para el hombre más rápido del planeta, Usain Bolt, sino porque la marca japonesa y su división deportiva Nismo preparan la más bestial de las ediciones de este carro.

Todo apunta a que el próximo Salón de Tokio verá el estreno oficial de la más reciente creación de Nismo. El Nissan GT-R Nismo mejorará las ya impresionantes cifras del GT-R 2013, arañando alguna décima a los 2,7 segundos que marca de 0 a 100 kph el GT-R ‘convencional’. Cabe recordar que el GT-R usa un motor V6 biturbo de 3,8 litros y potencia de 545 caballos entregados a las 4 ruedas.

Podemos suponer que el nuevo auto aducirá cambios exteriores que mejorarán la aerodinámica (léase nuevo splitter, deflectores, alerón posterior…). Igualmente un ligero aumento de potencia y suspensiones modificadas. Por ahora, son pocos los detalles específicos del auto, pero la consigna de lograr “el GT-R más rápido” ya es suficiente para esperar con grandes expectativas este monstruo japonés que llegará, tentativamente, a finales de noviembre.

Dato

Nismo es una abreviatura de Nissan Motorsports, departamento de Nissan dedicado a crear elementos de alto rendimiento, especialmente para competencia o tuning. Nismo produce partes aerodinámicas, suspensiones, motores, asientos, rines y accesorios para todos los modelos de Nissan.

Esta división también se ha encargado de producir autos completos como el Skyline GT-R R34 V-Spec, el R33 Skyline 400R y el S14 Silvia 270R.

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.