"Estoy acostumbrado a ‘misiones imposibles’”: Carlos Ghosn

Tras una rueda de prensa el pasado miércoles, el caso de Ghosn sigue acumulando archivos para un lejano desenlace.

Por Redacción Motor

11:28 a.m. 10 de enero del 2020
Carlos Ghosn

Carlos Ghosn

Luego de haberse fugado de la justicia japonesa hacia Beirut, Líbano, de donde también tiene ciudadanía, Carlos Ghosn dirigió una rueda de prensa el pasado miércoles con selectos medios de varios países del mundo en un primer intento de limpiar su nombre tras su arresto hace algo más de un año por malas prácticas financieras.

Lea también: Carlos Ghosn salió de Japón a Líbano

Alternando entre inglés, francés, árabe y portugués, Carlos Ghosn respondió las variadas preguntas de los medios y reafirmó continuamente sus declaraciones de que el sistema de justicia japonés no le habría permitido tener un juicio justo. “Me sentí como un rehén de un país al cual serví por 17 años […] ¿Por qué Japón me paga con mal el bien que le hice al país? No lo entiendo”, comentó.

Entre los medios presentes se notaba la ausencia de los japoneses, pues según Ghosn hasta el momento estos se habían limitado a replicar la falsa información que les era entregada por los investigadores de ese país. “Quiero gente que pueda analizar los hechos”, dijo.

La rueda de prensa se extendió por cerca de dos horas y media, con Ghosn criticando fuertemente el estado actual de la alianza Nissan-Renault-Mitsubishi, el error de no haber llevado a cabo la alianza con FCA, que él mismo había empezado a negociar, e incluso que todo esto era resultado de un complot contra él por parte de varios ejecutivos, a quienes nombró: “Hiroto Saikawa era parte del complot, Hari Nada hace parte del complot y Toshiaki Onuma porque se mostraron. Pero hay muchas más personas. Masakazu Toyota, miembro de la junta, fue el enlace entre la junta de Nissan y las autoridades”.

Ghosn también aseguró que desde su arresto ha habido una disminución de la capitalización de mercado de Nissan de más de 10 billones de dólares, y que la de Renault ha sido de unos 5 billones de euros.

A pesar de todas estas declaraciones el caso de Carlos Ghosn está lejos de resolverse. Poco después de la rueda de prensa Líbano le impuso una prohibición para dejar el país, Japón está buscando que la Interpol expida una circular roja para su esposa, Carole Ghosn, y la Ministra de Justicia de Japón realizó una rueda de prensa para contestar los ataques de Ghosn.

“Decidí hacer esto porque Ghosn estaba buscando justificar su salida ilegal de Japón propagando un reconocimiento falso de nuestro sistema de justicia”, dijo la Ministra Masako Mori.

Autoridades libanesas pidieron a Japón los archivos completos sobre el caso y dijeron que no realizarán interrogaciones hasta tenerlos. En todo caso, Ghosn se ha mostrado tranquilo de estar en Beirut, donde está preparado para pasar un largo tiempo, y durante la rueda de prensa dijo que confiaba en su sistema de justicia.

En una de sus declaraciones, Carlos Ghosn comentó “estoy acostumbrado a lo que ustedes llaman ‘Misión Imposible’. Cuando fui a Japón en 1999 me dijeron “nunca lo lograrás”. Puedo hacer mucho y quiero limpiar mi nombre”.

Con información de Automotive News

The city that never sleeps is taking a nap.

Publicado por Dacia 1300 New York en Domingo, 12 de abril de 2020

Noticias recomendadas

Más noticias

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.