Aliste las maletas… y mucha paciencia

Con esta nueva época de vacaciones y viajes por carretera, llegan los tradicionales trancones y el caos vehicular en las salidas de la capital.

Redacción Vehículos

01:57 p.m. 14 de diciembre del 2018
Vía al Llano

Vía al Llano

Llegan las vacaciones y con ellas las familias se preparan para salir de viaje en sus vehículos, pero eso significa superar el primer ‘paseo’: lograr salir de Bogotá, toda una odisea sin importar cuál de las diferentes salidas vayan a tomar. Norte, sur, oriente u occidente, cada una tiene listos sus respectivos trancones de bienvenida.

Y prácticamente no hay horario viable más allá de bien entrada la noche (algo descartado por una gran mayoría), pues cualquier adelanto de tiempo que se pueda hacer es posible que se vea negado por la restricción del pico y placa, que solo se levantará hasta el 26 de diciembre.

Peor aún para quienes en sus viajes deban cruzar la capital (o cualquier ciudad con esta restricción), pues si no alcanzan a hacerlo quedarán ‘varados’ durante horas.

Hablando de varados, los incesantes trancones en la vía serán enemigo de los vehículos más viejos, y los recalentamientos, por ejemplo, jugarán una mala pasada no solo para sus ocupantes sino también para los demás usuarios que verán cómo su vía se reduce en un carril. Así que antes de viajar no está de más hacer una buena revisión mecánica de su vehículo; todos lo agradecerán.

Entrar o salir de Bogotá por la Autopista Norte sigue siendo significando un caos.

Entrar o salir de Bogotá por la Autopista Norte sigue siendo significando un caos.

Desafortunadamente los atascos tienen más responsables, como por ejemplo el mal uso de los carriles. Es importante recordar que en una vía de dos o más carriles, el de la izquierda se debe dejar libre y utilizarlo únicamente para maniobras de adelantamiento. Cuando solo hay un carril, no olvide que los sobrepasos están prohibidos cuando la línea divisora es continua, división que se hace eterna cuando las curvas no paran y el camión de adelante no da espacio para pasar.

Otro gran punto crítico son los buses que suelen atravesarse todos los carriles para recoger y dejar pasajeros en cualquier punto de la vía, causando ineludibles detenciones para el resto del tráfico que nunca tardan en convertirse en un gran trancón. Si es pasajero, recuerde tomar las flotas únicamente en las terminales de transporte.

Si prefiere evitar el caos y decide permanecer en Bogotá (o si llega para pasar sus vacaciones) es probable que se encuentre con una ciudad de vías relativamente despejadas y pocos trancones, un escenario del cual no podrá confiarse del todo pues desde el pasado 16 de noviembre comenzó a regir el nuevo límite de velocidad de 50 km/h en la Avenida Boyacá, Avenida de Las Américas, Avenida Ciudad de Cali, Avenida Calle 80 y Avenida Carrera 68.

Calle 13 en mal estado

Calle 13 en mal estado

Hasta el momento las sanciones venían siendo pedagógicas, pero a partir del 15 de diciembre la multa se convierte en un pago de 390.600 pesos, así que cuidado con el acelerador.

En resumen, arme su plan, aliste sus maletas y por nada del mundo deje atrás la paciencia, pues sin importar la vía que elija para salir, los contratiempos a causa del alto flujo de tráfico estarán presentes. Aquí les comentamos cuáles son algunos de los comunes en cada una de las salidas de Bogotá.

El eterno trancón de la Autosur

En la mal llamada autopista Sur el trancón es eterno. No hay hora ni del día de la noche apropiada para salir. Esto ya no es novedad para nadie y lo más grave, no se ven soluciones a mediano o largo plazo. En esta vía desembocan todos los carros que vienen por la NQS, las avenidas 68 y Boyacá con destino al sur occidente del país. Superar esos puntos de encuentro entre esas vías requiere de mucha paciencia. Lo mismo ocurre con la avenida Villavicencio. Al trancón lo alimentan los mal parqueados frente al frigorífico Guadalupe, la entrada al cementerio El Apogeo, y los centenares de buses intermunicipales que van recogiendo pasajeros a lo largo de la autopista junto a los llamados 'colectivos' de Soacha.

La recomendación más importante para quienes viajan en carro particular es no llevar bolsos, computadores o celulares a la vista pues ladrones a pie o en bicicleta, camuflados entre vendedores ambulantes, vigilan y siguen a los carros y a sus ocupantes para romper los vidrios y robarles sus pertenencias.

Via Autopista Sur

Autopista sur

Los embudos de la Autonorte

El trancón de la Autonorte puede comenzar desde la calle 134, o incluso antes, en principio por los embudos ocasionados por las malas obras realizadas al carril de Transmilenio en las calles 148 y 163. Pasada la 170 la vía se abre a más de cinco carriles, pero a la altura de la calle 193 se vuelve a reducir a solo tres en pésimo estado, escenario que no cambia sino hasta la calle 245 donde empieza la concesión Devinorte.

A esto se deben sumar las flotas que cruzan la autopista, una detrás de la otra, para recoger más pasajeros al salir del portal norte, los vendedores ambulantes que aprovechan la quietud del tráfico y, más adelante, las filas por los carros que toman los retornos en el carril izquierdo y los que esquivan huecos en los tres.

Entrar o salir de Bogotá por la Autopista Norte sigue siendo significando un caos.

Autopista Norte

El tapón de la 80

Si va a salir por esta vía debe anticipar que siempre cuenta con un represamiento que va desde antes de la Avenida Boyacá y que va, en el mejor escenario, hasta el Portal de la 80 de TransMilenio, en una gran fila de autos que se va desgranando en el semáforo que se instaló en cada cuadra. Esta procesión existe de siempre porque la entrada de los articulados al portal no se hizo a través de un deprimido o un elevado y para ingresar se deben atravesar al flujo normal que debería tener esta arteria.

Después de este punto la Calle 80 se aligera y se empieza a diluir el trancón. Pero basta con que haya un bus varado en la glorieta que conduce a Suba La Gaitana o que sea un puente festivo para que los buses intermunicipales recojan pasajeros en bloque y en desorden por esta vía para que el trancón invada este corredor desde la Boyacá y se extienda hasta el puente de Cota.

Vía al Llano

Vía al Llano

Empinada cuesta al Llano

Para ir al llano hay varias alternativas, como la Avenida Boyacá. Precisamente esta avenida tiene un tránsito difícil porque hay que sortear varias retenciones en el camino, sobre todo en la Calle 13. También por la ‘ilegal’ recogida de pasajeros por parte de las flotas y luego por el embudo que se forma para los que van a tomar la Autopista Sur.

Pero para los que van al Llano hay una fuente de un trancón largo y peligroso. La Avenida Boyacá, que se transforma luego en Vía al Llano, tiene un semáforo a la altura de Santa Librada, en la intersección que la Caracas corta a esta artería, que no solo dura pocos segundos, ampliando la fila, sino que además los buses que van hacia Villavicencio hacen una última parada en la esquina en la que llegan a ocupar hasta los tres carriles de la vía en un desorden de pasajeros, ayudantes y vendedores.

Y mientras las familias esperan, uno a uno, los por lo menos cinco cambios de semáforo para poder seguir adelante, los rompevidrios aprovechan el caos para hacer de las suyas con total impunidad. Otro escenario que se repite a pesar de los años y las acciones.

Calle 13 en mal estado

.Calle 13

La Calle 13

Esta es la salida habitual hacia los municipios de La Mesa, Anapoima y Girardot, de gran afluencia turística en esta época del año. Aquí el mayor problema para el carro particular es el alto tráfico de pesados camiones unido a los buses intermunicipales que recogen pasajeros una vez salen del Terminal de Transportes de El Salitre. Los cuellos de botella son las entradas hacia barrios como Fontibón y el peaje del Río Bogotá. Problema eterno es el descuido de las autoridades bogotanas con la calle 13, una vía que en ambos sentidos pierde un carril por culpa de las basuras. Tenga en cuenta que en la vía Bogotá-La Mesa-Girardot están ampliando a dos carriles y es probable que haya cierres temporales en ambos sentidos.

Noticias recomendadas

Más noticias

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.