ATS Leggera, un deportivo italiano que renace de la época

Los clásicos están de moda y en esta ocasión es un italiano el que regresa con estilo retro, pero moderna tecnología. Un motor turbo de 1.6 litros y 210 caballos de potencia lo hacen palpitar.

Redacción Motor

06:02 p.m. 25 de julio del 2014

Algunas imágenes del pequeño deportivo italiano ATS Leggera

 La firma Automobili Turismo e Sport (o su abreviatura ATS) se asocia con la época dorada del automovilismo competitivo de los años 60 y su más reciente modelo, el ATS Leggera no podía ser excepción de semejante legado.

Junto con los modernos y sorprendentes modelos de ATS Sport 1000 y 2500 GT, el Leggera recorre el camino de los pequeños y exclusivos convertibles italianos y británicos. Es tal el vestigio de la época clásica en las formas del Leggera, que se asemeja a los británicos Ginetta, más precisamente a los modelos G27 y G4.

Debajo de esas delicadas líneas clásicas hay potencia y tecnología moderna. Un motor turboalimentado de 1.6 litros y cuatro cilindros se sienta longitudinalmente en el chasís de acero tubular. La máquina suministra una potencia de 210 caballos a través de una transmisión manual de cinco velocidades (o secuencial de seis), puestas en las ruedas traseras y no lleva ayudas de tracción o controles electrónicos.

Para guiar esos 210 caballos, el auto lleva típico volante Nardi Torino. Su peso es de solo 1.433 libras y hace de 0 a 100 kph en 4,5 segundos, con una velocidad máxima de 220 kph.
La firma ATS también ofrece equipo extra, por ejemplo las luces xenón, que varían de acuerdo a los deseos de su comprador.

Se puede adquirir un modelo más poderoso al que ATS llamó Super Leggera 420 SS, con 290 caballos de potencia a 9.000 rpm –que vienen de un motor Honda 2.2 litros–.

 

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.