Jueves de mecánica: ¿Por qué las cajas CVT ahora tienen ‘cambios’?

La novedad de estas cajas es que no tenían marchas sino un sistema de infinitas relaciones, algo que las nuevas parecen contradecir. ¿Qué cambió?

revista motor

04:26 p. m. 05 de mayo del 2021
Renault Stepway Intens CVT 2020 15

Renault Stepway Intens CVT 2020

Cuando empezaron a vender los carros y camionetas con cajas CVT (Continuously Variable Transmission), la gran explicación y atractivo es que no tenían cambios fijos porque se trataba de un sistema de infinitas relaciones. Y ahora, pasados años, kilómetros y un desafinado encuentro de las primeras CVT con la clientela, las venden como de siete cambios, como pasa en la nueva Renault Duster que, además de la séptima, tiene una octava relación automática.

¿Cómo es la historia? Las CVT, de ayer y de hoy, no tienen piñones. Se trata de una correa, claro, no como la del alternador, que camina sobre dos poleas que van cambiando de tamaño relativo la una con la otra y abren y cierran con mandos hidráulicos. Así pasa en las pequeñas motos urbanas, basta con tener el motor acelerado a fondo y la velocidad va subiendo, además de que no necesita embrague, pues en ‘neutro’, que es la mínima del motor, las poleas no enganchan.

Esto, aplicado a un vehículo de familia, significaba andar con el acelerador a fondo y poco progreso en la velocidad y respuesta, y sí con una cuota importante en la bajada de la aguja de la gasolina, aunque predicaban lo contrario. Claro que había economía, pero para el fabricante en componentes, peso y complejidad de las cajas de velocidades.

Confrontado esto con nuestra geografía y el sinsabor que dejaba la operación también en el resto del mundo, los precursores de las CVT trabajaron en un sistema que permite saltar de manera predeterminada a diversos tamaños de las poleas sin espera, lo cual simula los cambios y da mejor respuesta al torque del motor. Era una evolución lógica, pues con la electrónica se le dan las órdenes al sistema hidráulico que simula los cambios de multiplicaciones, que en realidad lo son, pero sin piñones, lo cual es mucho más fácil que fabricar las partes metálicas con toda su complejidad, metalurgia y cálculos, pues en un mismo árbol no se pueden poner los dientes caprichosamente entre dos relaciones. A la vez, modificar esos puntos es un caso de software muy versátil y más simple, que se aplicó al programa de la Duster para Colombia, sin duda.

Con esta simulación de caja mecánica, pero automática a la vez, el sistema CVT mantiene su esencia de diseño, pero supera su pereza al reaccionar, y se puede decir que ha madurado y ahora sí da un rendimiento perfectamente comparable con el de las cajas automáticas, que son su referencia y serán sostenibles para los fabricantes que las han impulsado.

Noticias recomendadas

Más noticias

¿Por qué los motores no duran igual?

La vida de toda pieza mecánica es impredecible y más cuando hay tantas en el motor sujetas a grandes esfuerzos, calores y eventuales malos tratos.

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.