Conozca las cámaras de vigilancia, de infracciones y control de tráfico

Sistema inteligente de semáforos y control de tráfico en Bogotá debió empezar a funcionar en agosto de 2020. Sus cámaras no imponen comparendos.

redacción vehículos

03:10 p. m. 20 de agosto del 2021
Cámara fotomultas / Carlos Camacho

Cámara fotomultas / Carlos Camacho

“Están por doquier, en las aceras, postes, semáforos, separadores y en cuanto sitio se les ocurre”. Así empieza el reclamo de un lector de la revista Motor por lo que él mismo llama ‘la explosión de cámaras’ en Bogotá, y está preocupado por la función que cumplirán estos artefactos.

Las cámaras no son una novedad. Por estos días continúa la puesta en marcha del sistema inteligente de semáforos (el de los postes amarillos), que se contrató en el 2018 y que debía empezar a funcionar en agosto del 2020. Según la Secretaría de Movilidad, hoy está en el 95 por ciento, pero a juzgar por el caótico tráfico de Bogotá aún están por verse sus beneficios, en particular la disminución en los tiempos de viaje, que era uno de sus objetivos.

La preocupación de los ciudadanos radica en si estas cámaras serán utilizadas para la imposición de fotomultas, como las 72 cámaras salvavidas que se instalaron en Bogotá, las cuales empezaron a funcionar a finales de mayo del año pasado, 24 horas, siete días a la semana, en 41 cruces viales considerados críticos por la siniestralidad.

Lo cierto es que las cámaras en los postes amarillos, al igual que las instaladas en semáforos y separadores tienen otra función, muy distinta a la de recaudar evidencias para la imposición de comparendos.

A continuación le explicamos cuál es su objetivo, para que aprenda a diferenciar las funciones de los diferentes sistemas de vigilancia y control, pues la videovigilancia se convirtió en una gran herramienta para las autoridades, no solo para el control del tráfico, sino para garantizar la seguridad en la capital y en otras ciudades.

Cámara control tráfico 01

Cámara control tráfico

Sistema de semáforos inteligente
El contrato se adjudicó al consorcio Movilidad Futura 2050, conformado por las empresas Siemens S. A., y Sutec Sucursal Colombia S. A., por un valor cercano a los $ 173.000 millones.
Se llama sistema ‘inteligente’ porque recopila y procesa información de flujos de tráfico para dar prioridad dependiendo de los actores: peatones, ciclistas y vehículos motorizados. En otras ciudades, sistemas como este han logrado ahorros de entre 15 y 25 por ciento en los tiempos promedio de viaje.

El sistema de semáforos inteligente regula el tránsito y permite ajustar los tiempos de luz verde de acuerdo con el flujo vehicular de manera dinámica, a través de una serie de dispositivos instalados en las vías. Estos miden variables del tránsito y esa información viaja al controlador, que son los computadores que están en las intersecciones, y de allí viaja a la central. Esta la procesa y la devuelve a las intersecciones que previamente están configuradas con unas acciones de manera inmediata, en un ambiente on line.

En las intersecciones hay varios sensores que toman información del tráfico, datos como volumen (número de carros) o brechas o colas vehiculares. Con base en estos datos, la central, con una programación previa, hace un procesamiento y devuelve unos parámetros para que la intersección modifique su comportamiento y se ajuste a las condiciones del tráfico.

Los sensores y cámaras están instalados en los accesos a la intersección, en el poste del semáforo o postes amarillos, y tienen capacidad de medir la presencia de vehículos por carril. Hay otros más alejados que hacen medición de volúmenes o detección de colas.

Cámara control tráfico 02

Cámara control tráfico

Tiene cuatro modos de operación en las intersecciones. Estos pueden funcionar con ‘tiempos fijos’ mediante información recopilada de manera anticipada, y así se dimensionan los tiempos de verde para cada uno de los usuarios. El segundo modo, ‘actuado o microrregulado’, se define con base en la demanda que se mide con sensores en la intersección y permite hacer cambios en la programación ajustándola a esas medidas.

El tercer modo de operación es el ‘responsivo’, que funciona en varias intersecciones en una zona donde la central, con base en información de volúmenes que toma mediante detectores, elige de un menú de planes cuál se acomoda mejor a las necesidades del tráfico.

El cuarto modo de operación es el ‘adaptativo’, que hace un análisis similar al anterior, selecciona un plan y determina si amplía o no el tiempo de luz verde. Los cuatro modos van a estar en toda la ciudad.

La nueva central de operación del sistema de semáforos inteligente (SSI) en el Centro de Gestión de Tránsito (CGT), que optimiza el funcionamiento de la red semafórica, reemplaza las tres centrales semiautomáticas con las que operaba la red antigua de la ciudad.

Cámara control tráfico 03

Cámara control tráfico

No registran infracciones
Los semáforos inteligentes tienen incorporada una cámara. Esta es la razón por la cual circulan mensajes en WhatsApp que aseguran que registran la velocidad, invasión de cebras, paso de semáforos en amarillo o rojo, vigencia del Soat y la revisión técnico mecánica.

Esto es falso. Y fue desmentido por la Secretaría de Movilidad de Bogotá. “Los sensores y cámaras no registran sanciones al Código de Tránsito, pues están allí para hacer conteos y regular el tráfico automáticamente”.

Las nuevas cámaras del sistema inteligente se reconocen porque están en postes de color amarillo, largos, delgados con franjas negras en la parte inferior, y serán entre 80 y 100 en las principales intersecciones. Las otras cámaras de este tipo se instalan muy cerca del semáforo y cumplen la misma función.

En conclusión, este sistema de gestión del tráfico será el encargado de ‘administrar’ los trancones en Bogotá.

Los cambios
Para la operación del nuevo sistema inteligente se cambiaron todos los controladores de las intersecciones semafóricas de Bogotá. Estos son el cerebro de las intersecciones y el componente más grueso del cambio tecnológico. Cada intersección tiene un controlador que regula las fases de los semáforos. Cambiarlos incluye, además del hardware y del software, el pedestal de concreto, los cables (incluidos sus ductos, que conectan el controlador con los semáforos y cada una de las luces) y la puesta en operación con el nuevo Sistema Central Semafórico.

Los controladores manejan hasta 32 pasos o grupos semafóricos por intersección (en la red antigua, la mayoría manejaba hasta 16 únicamente). Para que funcione se instalaron controladores de semáforos inteligentes, armarios y semáforos inteligentes; se remplazaron semáforos de aluminio por policarbonato, que no conducen electricidad, son más duraderos y resisten mejor la intemperie; se pusieron detectores vehiculares y se reemplazaron luminarias halógenas por led.

Cámara fotomultas / César Melgarejo, EL TIEMPO

Cámara fotomultas / César Melgarejo, EL TIEMPO

Las cámaras salvavidas
Estos son elementos tecnológicos (de color negro) cuyo objetivo sí es el control y vigilancia del cumplimiento de las normas de tránsito. Y pueden detectar diferentes infracciones. Las cámaras salvavidas operan durante las 24 horas del día y están en capacidad de detectar infracciones de todo tipo de vehículo, incluyendo las motocicletas.

Además del exceso de velocidad, pueden detectar infracciones como invasión del espacio público (mal parqueados), no respetar el semáforo en rojo y transitar con el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito, Soat, y la revisión técnico mecánica vencidos; también, infracciones que afecten la movilidad, como el bloqueo de la calzada o intersección, y transitar por lugares restringidos o en horas prohibidas (carril de bus y pico y placa).

Cámaras de seguridad
Las cámaras de seguridad se han convertido en las mejores aliadas de las autoridades para combatir la delincuencia, al punto que su implementación tuvo un fuerte impulso en el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018, en el cual se puso como meta tener a lo largo y ancho del país 10.664 videocámaras para fortalecer la seguridad ciudadana, programa a cargo del Ministerio del Interior.

En Bogotá, al finalizar el 2018, se instalaron 3.300 cámaras que monitorean los movimientos en 19 localidades de la capital. En el 2015 apenas había 267 cámaras funcionando. En la actualidad, la ciudad tiene más de 6.000 de estos dispositivos. Además, almacenes, grandes superficies y centros comerciales tienen conectadas más de 700 cámaras al C4. Esto sin contar las privadas en edificios, conjuntos residenciales y pequeños negocios de barrio.

Las cámaras son monitoreadas las 24 horas por la Policía a través del C4, que es el Centro de Comando, Control, Comunicaciones y Cómputo de Bogotá. Al sistema están conectadas cámaras que vigilan los entornos de los colegios distritales, y también las de TransMilenio, por mencionar algunas, pues gran parte de la ciudad está cubierta con estos dispositivos.

Además, a las cámaras de seguridad hay que agregar los sobrevuelos en helicóptero y drones operados desde dos unidades modernas de comando y control aéreo de tecnología avanzada para garantizar la seguridad de los bogotanos.

Cámara vigilancia

Cámara vigilancia

Noticias recomendadas

Más noticias

La gente paga bien, pero recibe poco

Cerca del 90 por ciento de propietarios de carros pagaron sus impuestos, en contraste, la seguridad y el pésimo estado de las vías no mejoran.

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.