Maradona también vivió para los carros

Desde sus comienzos como futbolista y hasta el final de sus días, la vida de Diego Armando Maradona estuvo ligada a los automóviles, otra gran pasión.

redacción vehículos

04:41 p. m. 27 de noviembre del 2020
Ferrari F40

Ferrari F40

La noticia estalló como una bomba el pasado miércoles. Diego Armando Maradona había muerto. Por las redes sociales y medios de comunicación de todo el mundo de inmediato comenzaron a aparecer historias desconocidas, anécdotas, y claro, las mejores jugadas y goles del genial ‘10’ argentino.

Un capítulo aparte en la vida de Maradona fue su pasión, gusto y debilidad por los autos, que de una u otra forma fueron marcando su paso ascendente en el fútbol desde cuando salió siendo casi un niño de Villa Fiorito hasta su papel como director técnico incluso durante la pandemia. Sencillos, lujosos, extravagantes o exóticos, así fueron los carros del astro argentino y cada uno tiene su historia con anécdotas divertidas y salidas polémicas, al mejor estilo del 10. A continuación la cronología de los autos de Maradona que hizo el portal Infobae.

Fiat Europa 128 CLS

Fiat Europa 128 CLS

Su primer carro
Fue un Fiat Europa 128 CLS. Lo compró en diciembre de 1982 poco antes de partir del Boca Juniors al Barcelona FC español. Para esa época ya había sido campeón con Boca, jugado en la Selección Argentina y campeón juvenil del mundo. Ese Fiat lo acompañó en sus últimos días de vida tranquila apacible del barrio Villa Fiorito donde creció, en la periferia de Buenos Aires. En ese auto llevaba de paseo a su novia Claudia. Lo vendió en 1984 y 25 años después, en el 2009 fue encontrado en Salto, provincia de Buenos Aires.

Por esa misma época de los años 80 Maradona tuvo un Porsche 924 negro, con motor cuatro cilindros de 2 litros y 125 HP. Lo atractivo de este 924 es que es el único auto que estuvo a nombre del ‘Pelusa’ y cuenta con todos los documentos que certifican que perteneció a Maradona, según el sitio sueco de subastas JamesList. Tras venderlo pasó a manos de varios coleccionistas. En 2010, cuando Maradona era DT de la Selección Argentina, por el Porsche llegaron a pedir 500.000 dólares. Dos años más tarde, otro sitio de subastas lo puso a la venta por 77.500 dólares.

Un regalo de los hinchas
Las alegrías que les dieron los 116 goles que marcó Maradona en 166 partidos a los hinchas del Argentinos Junior entre 1976 y 1981 le significaron un regalo de ellos al 10. Un Mercedes-Benz 500 SLC rojo, con motor V8 y 237 HP. De este modelo se fabricaron 1.133 unidades. El auto fue comprado en el concesionario Mercedes-Benz del cinco veces campeón mundial de Fórmula 1 Juan Manuel Fangio. La leyenda cuenta que Fangio le entregó el auto a Maradona en la cancha de Argentinos Junior. En octubre de 2011 se puso a la venta como pieza de colección por 50.000 dólares.

Porsche 924

Porsche 924

El carro que usó el papá
Maradona también estuvo tras el volante de un Ford Sierra XR4, pero este fue usado más por su padre, Don Diego. Fue vendido en el 2017 por 300.000 pesos argentinos.

Rompiendo la tradición de Ferrari
Maradona también hizo historia en Italia. Por allá en 1987 ya era considerado ‘Dios’, sobre todo por los hinchas del Nápoles, que gracias a la magia de su zurda prodigiosa del astro argentino llevó al club a ganar el Scudetto italiano y la Copa de Italia, toda una hazaña para un equipo que por primera vez llegaba a la élite del fútbol mundial.

En Italia tras su brillo en el Mundial del 86 se enamoró de los Ferrari. Para o bien o para mal la reconocida marca italiana sucumbió a los caprichos de Maradona, quien quería un Ferrari, pero de color negro, algo que rompía la tradición del “Rosso Corsa” que el mismo Enzo Ferrari se encargaba de mantener inalterable.

Guillermo Coppola o “Guillote”, como llamaba Maradona a su representante fue el encargado de ponerle la cara a Ferrari para satisfacer al 10 argentino, que al final aceptó cambiarle el color a un Testarrosa que salió de Maranello con una pintura denominada “Glasurit Nero Met 901/C”. Ferrari ya lo había hecho con un auto para Sylvester Stallone, y después de Maradona también eligieron ese color Michael Jackson y Michael Jordan.

Ese Ferrari negro no lo compró Maradona. Coppola le pidió al presidente del Nápoles, Corrado Ferlaino, que se lo regalara a su mejor jugador. Después, Maradona se enamoró de un F-40, y aunque pidió que fuera negro, Enzo Ferrari se opuso, y tuvo que conformarse con su F-40, pero rojo.

“Cuando se la trajeron Diego empezó a mirar para todos lados buscando el estéreo. Yo le expliqué que era un auto minimalista, casi de carreras, y por eso no tenía estéreo, aire acondicionado, ni nada. Diego me respondió: ‘Entonces que se lo metan en el culo’”. La anécdota la cuenta el mismo Cóppola, reseña Infobae.

Ferrari Testarossa

Ferrari Testarossa

En líos con las drogas
En 1991, Maradona fue detenido en el barrio de Caballito, acusado de la posesión de cocaína. Las imágenes del 10 esposado y cabizbajo le dieron la vuelta al mundo. Por esos días compró un Renault Fuego GTA Max, con un motor 2.2 litros y 123 HP; fabricado en Argentina, era el auto más veloz de su época, alcanzaba los 198 km/h. No lo usó mucho pues estaba la mayor parte del tiempo en Europa. Lo vendió en 1992, y luego apareció a la venta en 2018, en 23 mil dólares.

De vuelta a Boca y a Ferrari
A su regreso al Boca Juniors en 1995, Maradona pidió dos Ferrari, ambos F355 Spider rojos. Con matrícula AXX 608 y BWY 893. Tenían un motor V8 de 3.5 litros y 380 HP. Diez años después, con solo 37.800 kilómetros, uno de los F355 Spider fue subastado por Diego Armando Maradona Producciones S.A. El precio final fue de 670.150 dólares.

Uno de esos F355 llegó en el 2009 a manos del clan Loza, un grupo mafioso de tres hermanos. Hace dos años en un operativo de las autoridades argentinas el Ferrari fue incautado junto a otros 25 autos del clan y quedó confiscado por el Estado.

Para evadir a los periodistas
La agitada y turbulenta vida de Maradona ligada a su adicción a las drogas, su suspensión por doping en el Mundial 94 y otros escándalos le hicieron buscar medios distintos para escapar de las cámaras y los micrófonos tras su regreso a Boca. Un día llegó al estadio en un Porsche, otro en un Mitsubishi Montero, y al siguiente la sorpresa fue total, llegó conduciendo camión Scania 360 azul, modelo 113H, matrícula AZM 765.

“Vieron qué linda maquinita. Ahora va a ser difícil hacerme notas, ningún periodista se va a poder colgar”, dijo.

El camión azul fue visto varios años en la calle Mariscal Ramón Castilla, del Barrio Norte, donde vivía Maradona. Se lo había regalado la compañía Lo-Jack, pero Maradona había comprado uno similar de color negro.

Scania 360

Scania 360

Como entrenador
Al frente de la Selección Argentina como DT, Maradona se movió en dos Mini Cooper, un S Hot Pepper de 2005, y otro S de 2009. El Mini Cooper S se puso a la venta en el 2010 en 32.000 dólares, y es recordado por el incidente que protagonizó al llegar al campo de entrenamiento en Ezeiza. De manera accidental Maradona pisó a un camarógrafo que junto a otros periodistas lo esperaban, afortunadamente sin mayores consecuencias.

Sus lujos en Dubái
Al llegar a Dubái como DT, Maradona entró en la onda de los híbridos, así estuvo al volante de un BMW i8, que combina un motor de combustión con otro eléctrico, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos y alcanzar los 250 km/h.

También se le vio en un Rolls-Royce Ghost, con un motor V12 de 6.6 litros de doble turbo y 570 HP.

BMW i8

BMW i8

Los extravagantes y raros
Tras no lograr el ascenso a la primera división del Al Fujairah, en Emiratos Árabes Unidos, Maradona llegó a Bielorrusia a dirigir al Dynamo Brest. Como bienvenida le regalaron un vehículo militar anfibio, fabricado por Sohra Group. Se denomina Overcomer Hunta, y está diseñado para transitar por cualquier terreno y hasta sumergirse.

En México, Maradona pasó a dirigir a Dorados de Sinaloa en el Ascenso MX en el campeonato Apertura 2018 y Clausura 2019. Estando allí le regalaron un Chevrolet Camaro con motor V6 de 3.6 litros y 335 HP. “Este es el color, papá”, exclamó Diego mientras lo miraba. “Me encanta, ¿viste cómo ruge?”, señala Infobae en su artículo.

El BMW ‘tuneado’ y de la cuarentena
El BMW M4, la versión deportiva del Serie 4, con motor biturbo de 6 cilindros y 3.0 litros, 431 HP y que acelera de 0 a 100 km/h en sólo 4,1 segundos fue el último auto que se le vio a Maradona, justamente en esta época de cuarentena por la covid-19.

Maradona se preparaba para entrenar a Gimnasia de La Plata y luchar por mantener el equipo en Primera División. Un día de este año llegó manejando, acompañado de su representante, Christian Bragarnik, al campo del Gimnasia en Estancia Chica. Y aunque las normas de tránsito en Argentina prohíben circular con luces no autorizadas, el M4 de Maradona estaba “tuneado” con luces azules y sirena de patrulla de policía.

Overcomer Hunta

Overcomer Hunta

Noticias recomendadas

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.