Cuide la pintura de su carro

Para evitar que la lluvia, los rayos ultravioleta y otros agentes dañen la pintura, lo ideal es aplicar cera o polichar el carro dos veces al año.

Redacción Vehículos

03:16 p.m. 21 de junio del 2019
La pintura de un carro tiene en promedio una vida de 8 a 10 años.

La pintura de un carro tiene en promedio una vida de 8 a 10 años.

En la actualidad y gracias a la tecnología, la pintura de un carro tiene en promedio una vida de 8 a 10 años dependiendo de los cuidados que tenga el propietario, las condiciones climatológicas donde ruede y si este ‘duerme’ o no a la intemperie.

Con el tiempo el brillo de la pintura se va perdiendo y adquiere una apariencia opaca o un aspecto mate, en especial en colores oscuros, y los tonos de los mismos se afectan en diferentes partes de acuerdo con su exposición al sol principalmente.

Aunque los fabricantes de pinturas han avanzado con nuevos desarrollos, y estas conservan su brillo y homogeneidad durante mucho más tiempo, de todas formas requieren tratamientos o algún tipo de mantenimiento, al menos una vez al año, máximo dos, para que conserven el brillo y apariencia como cuando estaban nuevas.

En el mercado del embellecimiento de autos existen una gran variedad de ceras y cremas pero no todas son las más adecuadas y no siempre lo que dice el envase se verá reflejado en el vehículo.
El objetivo de una cera es proteger la pintura exterior del auto de los dos principales contaminantes: la lluvia ácida y los rayos UV, por lo cual hay que conocer los tipos de ceras que existen y usar las ventajas de cada una al aplicarlas.

Existen dos tipos de ceras para autos: las naturales y las sintéticas, y cada una tiene sus diferencias y beneficios en cuanto a la facilidad de aplicación, durabilidad y brillo.

Cuide la pintura de su carro

.

Las naturales son productos donde la base principal es una cera procesada que proviene de una fuente natural, como lo podría ser la cera de carnauba de origen vegetal, la cual es una resina producida por la palmera Copernicia Cerifera.

Cuando se aplica una cera con este ingrediente como base, muy común hoy en día y utilizada por los grandes fabricantes de ceras en el mundo, se logra un brillo profundo y natural y forma una cáscara dura en el acabado del vehículo que repele el agua con una duración de hasta cinco meses.

Otra ventaja es que es permeable al aire, lo cual significa que el este puede pasar a través de la pintura, algo esencial para que ‘respire’ y no aloje en su interior humedad que luego produce hongos y craqueladas, pues ataca la base.

Cuide la pintura de su carro

.

Su presentación es en pasta y se deben aplicar a mano, no con pulidoras eléctricas, debido a que estas máquinas tienden a derretirla y quemarla por la intensa fricción que sube el calor. Al ser pasta, este proceso demandará más trabajo de quien aplique y retire el producto.

Las ceras o selladores sintéticos están hechos de polímeros que están compuestos de miles de partículas que se encuentran entrelazadas entre sí y son fabricadas por laboratorios especializados. Pueden venir en varias presentaciones tanto en pasta, cremas o líquidas.

La gran ventaja es que pueden ser aplicadas con máquina o a mano y el posterior retiro es más fácil en comparación a la cera natural y su duración es de hasta siete meses.

Cuide la pintura de su carro

.

¿Polichado o encerado?

Según César Vásquez, de The Detailing Bros, en el polichado “llámese también porcelanizado, diamantado, cristalizado, etc., técnicamente lo que se está haciendo es una corrección de pintura: eliminar microrrayones, corregir defectos, etc”.

En este proceso se utilizan productos con componentes abrasivos que rebajan el espesor del barniz (se pierde pintura) para eliminar los defectos, con el objetivo de devolverle a la pintura su brillo original.

Recuerde que la pintura que queda en el trapo o pomo de la máquina pulidora no vuelve a la carrocería, por lo tanto debe hacerse con cuidado.

“Cada seis meses se recomienda un proceso de corrección y protección. Si se ha tenido cuidado, el trabajo no será muy abrasivo. Su necesidad se evidencia al tacto (no se siente lisa la pintura) y a la vista (ya no se nota tanto brillo)”, asegura Vásquez.

En el encerado se aplican ceras de protección y sellamiento, y generalmente es el último paso luego de realizar el trabajo de polichado.

Si la pintura aún conserva su estado original, no es necesario polichar, y puede ser suficiente con encerar. Pero si la pintura ya presenta un estado de deterioro importante en el brillo y hay rayones o microrrayones, el polichado es una opción necesaria para restaurar la pintura del vehículo.

Cuide la pintura de su carro

.

Daños en la pintura y posibles soluciones

Según Luis Ossa, director automotriz de PPG, “el excremento de aves e insectos se debe retirar en el menor tiempo posible, pues su contacto prolongado con la pintura genera manchas en la misma”.

Otros expertos consultados afirman que dependiendo de la procedencia del daño, estas se pueden centrar en cuatro grupos principales de agresiones, cada una de ellas con posibles soluciones, las cuales las debe realizar un experto mediante el uso de productos especialmente diseñados para ello.

1. Orgánicas o biológicas: son las derivadas de sustancias animales o vegetales. Las resinas producidas por los árboles o sus hojas se adhieren firmemente a la capa de pintura. Por lo general caen con agua y champú para carros, pero en algunos casos se requiere el uso de disolventes para su remoción.

2. Mecánicas: por contacto con objetos de mayor dureza (piedras u otros vehículos). Salvo que se hayan removido las capas internas de la pintura o deformado la superficie, es suficiente con pulir y brillar para recuperar el lustre y apariencia perdidos. De lo contrario, habrá que lijar y repintar.

3. De tipo industrial: si le cae ácido de batería este se neutraliza con la aplicación de abundante agua sobre la zona afectada, pero si la sustancia ya ha actuado, se deben lijar y restituir las capas de pintura afectadas. Igual sucede con el líquido de frenos, pero al ser más abrasivo se debe calentar la zona al menos media hora y luego se requiere pulir y brillar.

4. Climáticas: causadas por fenómenos medioambientales como radiación solar ultravioleta, humedad, salinidad y frío. Basta con un lavado frecuente y aplicar ceras de protección.

Lavado general de carroceria

.

Otros cuidados de embellecimiento

Lavado por debajo. No permita que le apliquen grafito; una vez se aplica, se adhiere más fácilmente la tierra y no protege. La regularidad de este lavado con agua puede variar dependiendo de las condiciones a las cuales esté expuesto el carro.

Lavado de motor. No use agua a presión. Se deben cubrir los componentes eléctricos y electrónicos y limpiar cada pieza con desengrasante. No use derivados del petróleo porque dañan los cauchos. Recuerde que los elementos que dejan capa brillante, como las siliconas o el grafito, facilitan que la tierra se pegue. Esta operación se puede hacer cada año; la idea es no dejar percudir el motor.

Ojo con la silicona. Si bien este producto le da un acabado a las partes negras de los vehículos, no todas tienen protección UV y terminan por manchar o descolorizar las piezas.

Cueros. La mejor forma de limpiarlos y mantenerlos es con agua. No utilice productos de limpieza abrasivos, disolventes o siliconas porque estas contienen amoníaco, que es un enemigo letal del cuero. Cada tres o cuatro meses hidrate el cuero con crema hidratante de cara o manos, especialmente en las zonas expuestas permanentemente al sol, para que no pierda su elasticidad y suavidad originales. Frote la superficie con la crema con un trapo limpio y retírela después con otro trapo limpio y seco.

lavado del motor

.

Tenga en cuenta

Los rayos del sol y la lluvia son los más dañinos. Si no tiene garaje cubierto, el uso de una piyama de microfibra (para que la pintura respire y no se condense la humedad) es lo más adecuado.

Lave el auto una vez al mes con agua pura y a la sombra.

Utilice productos (champú y desengrasante) fabricados para este fin. Los detergentes de ropa no son adecuados.

Nunca utilice cepillo. Trapos suaves de microfibra y esponjas es lo ideal.

Poliche al menos una vez al año y a la sombra con productos especializados y de marca reconocida.

Preferiblemente poliche o encere a mano. Las máquinas usan pomos de espuma que varían en dureza: entre más duro, más abrasivo (quita más pintura). Mejor déjele este trabajo a los expertos, si lo requiere.

Noticias recomendadas

Más noticias

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.