Esto pasaría con la movilidad en la próxima década

Se estima que en 2025 en las ciudades viva más del 70% de la población, esto será determinante para la industria y el negocio de los automóviles.

redacción vehículos

11:49 a.m. 27 de diciembre del 2019
Una nueva modalidad de hurto a vehículos y conductores en Bogotá

A pocos días del comienzo de una nueva década, que promete cambios sustanciales a lo largo de los próximos diez años, el automóvil y la industria enfrentan un enorme reto: adaptarse a las nuevas exigencias en términos de tecnología, producción, movilidad urbana, consumo y claro, el medio ambiente.

Entrar o salir de Bogotá por la Autopista Norte sigue siendo significando un caos.

Hay incluso quienes se atreven a decir que aquellos viejos comerciales que invitaban a recorrer carreteras y disfrutar el ‘placer de conducir’ serán historia en el 2030. Hay que dejar algo en claro: los carros no van a desaparecer, habrá transformaciones y será una nueva generación la que empiece a hacer la transición hacia los vehículos eléctricos o híbridos o hacia otras formas de movilidad.

¿Qué pasará en la próxima década? Estudios y predicciones al respecto hay por montones. Es claro que en el panorama mundial los mayores avances se verán en países desarrollados, mientras que América Latina, África y algunas regiones de Asia tardarán un poco más de tiempo para que esos avances se masifiquen.

Por ejemplo, el Instituto de la Economía Digital de Esic (ICEMD) hizo un informe conocido como ‘El futuro de la Automoción’, en el cual se analiza cómo las últimas tendencias digitales afectarán al futuro del automóvil.

Ciudad de Panamá

Un dato clave que revela el estudio es que se espera que en 2025 en las ciudades viva más del 70 por ciento de la población mundial y esto será determinante para la industria y el negocio de los automóviles y a la vez hará más valiosas y necesarias las soluciones más innovadoras y personalizadas.

“Las nuevas opciones son a menudo caras o poco fiables. Las ciudades están desbordadas por autos que permanecen inactivos casi un 95% de su tiempo. Con la tecnología disponible en la actualidad, podemos diseñar una mejor forma de acceso a los automóviles en las ciudades”, le explicó al portal revistabyte.es, Juan Carlos Muñoz García, Head of Digital & CRM en Volvo Car España.

Lea también: Bogotá, entre las peores ciudades para manejar

Esas nuevas condiciones de los centros urbanos plantean como un factor fundamental para generar menos tráfico el uso compartido del automóvil.

Se estima que para el 2030 uno de cada diez carros vendidos será para este tipo de uso, y no solo por el tráfico sino también para reducir las huellas de carbono y el impacto medioambiental.

Lea también: Carro compartido en Bogotá, otra alternativa

Semana del carro compartido

Semana del carro compartido

El futuro del automóvil está atado inexorablemente al uso de la tecnología en la nube y de la ‘Industria 4.0’. Este es un nuevo concepto que surgió en Alemania, algunos lo llaman la ‘cuarta revolución industrial’, ‘ciberindustria’ o ‘industria inteligente’, y consiste en interconectar todos los componentes de una empresa hasta llegar a una automatización total y efectiva. La Industria 4.0 está transformando la producción de vehículos, desde el diseño y la operación hasta el servicio de los sistemas físicos e incluso la automatización podría desembocar en precios más asequibles en el mercado.

Mirando hacia los próximos diez años, los carros no se acabarán, pero habrá una fuerte irrupción de los llamados ‘vehículos verdes’, y curiosamente los estudios indican que para el 2030 el crecimiento de la industria será positivo y alcanzará un 30 % de incremento del parque automotor en el mundo hasta llegar a la producción de 123 millones de unidades cada año.

El informe ‘La futura estructura de la industria del automóvil-FAST 2030’ de la consultora Oliver Wyman, sugiere que este crecimiento estará marcado por fuertes cambios estructurales que incluyen un aumento de los costos (no en los vehículos pero sí en la infraestructura) y en las reglas de juego.

Mazda MX-30 primer eléctrico de la marca

Los principales cambios que prevé dicho informe son el crecimiento de vehículos conectados y autónomos, la movilidad eléctrica, la industria digital, los nuevos canales de distribución de pago por uso y la estructura de los clientes. Esto impactará también el proceso de compra y los servicios de taller que cambiarán drásticamente.

Video: Récord en China de caravana de carros autónomos

Como mencionamos arriba, este crecimiento no será en todo el mundo. China aparece como líder pues los estudios indican que en diez años en el país asiático uno de cada tres vehículos nuevos vendidos será totalmente eléctrico, mientras que en Japón y Estados Unidos la consultora prevé que el 60 por ciento de los vehículos sea híbrido. En Europa se espera llegar a una cuota del 25 por ciento.

Caravana de autónomos en China Récord Guinness

Caravana de autónomos en China Récord Guinness

El carro compartido crecerá un 95% para 2040, mientras que en Estados Unidos se prevé que su alza sea del 114% y en China del 358%.

En cuanto a la conducción autónoma, el estudio de Oliver Wyman revela que en 2030 un 25% de las ventas de vehículos nuevos estará equipado con sistemas de automatización parcial y solo el 15% de las ventas será de vehículos completamente autónomos.

Otro aspecto a tener en cuenta son las cada vez más exigentes normas europeas para la reducción de emisiones contaminantes. Estas harían que más del 60% de las ventas de vehículos en el mundo entre 2020 y 2025 sean vehículos eléctricos.

La OMS enciende las alarmas sobre los niveles de contaminacion de Pekin

Pekín elevará las exigencias para controlar emisiones de CO2 en los vehículos

Claro que esto está atado a la regulación, la reducción del costo de las baterías y la infraestructura de puntos de recarga para atender a la demanda.

Por último, dice el informe Wyman, el impacto de las nuevas tecnologías hará que nuevos actores entren a la industria del automóvil.

“Es probable que se desplace la cadena de valor desde la fabricación tradicional de automóviles hasta la introducción de bienes y servicios tecnológicos ofrecidos por compañías tecnológicas y de telecomunicaciones”.

Hecho en Alemania: el Panamera es completamente producido en la planta de Porsche en Leipzig

Noticias recomendadas

Más noticias

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.