Carros: cada vez más computadores sobre ruedas

En un estudio de la firma Deloitte, en la actualidad el 40 por ciento del costo de fabricar un carro está en la electrónica que soporta la seguridad.

giovanni avendaño

01:56 p.m. 08 de mayo del 2020
La llave, un computador

La llave, un computador

Las múltiples ayudas de conducción y los sistemas de seguridad que ahora equipan los vehículos tanto para cumplir con las normas de cada país como para darle al consumidor un atractivo de compra han convertido a los vehículos en computadores sobre ruedas.

Lea también: Fallas en el carro, ¿por qué no las encuentra el escáner?

En un informe de la firma Deloitte, se recopilaron los cambios que han tenido la industria automotriz en la fabricación de vehículos en los últimos 20 años, tanto en el aumento de la tecnología y los equipos de seguridad, como en los costos de producción.

Sensores biométricos en el carro

Sensores biométricos en el carro

En el informe se señala que en 2004 solo el 25% de los automóviles tenían bolsas de aire y menos del 50% tenían asientos con mandos eléctricos para las posiciones.

En el mismo año, menos del 20 por ciento de los vehículos estaban equipados con elementos como control de estabilidad, sensores de presión para las llantas, de parqueo en reversa y sistemas de monitoreo de punto ciego

Sin embargo, para 2017, muchos de estos sistemas estaban presentes en más del 80 por ciento de los vehículos.

Cartas de los lectores sobre inquietudes o problemas mecánicos

Cartas de los lectores sobre inquietudes o problemas mecánicos

Estas nuevas tecnologías también han aumentado los costos, pues según Deloitte, la electrónica y sus sistemas representaban el 18 por ciento del costo total de un vehículo para el año 2000.

Dos décadas después, esa cifra es del 40% y según las proyecciones, en 2030, se espera que estos costos lleguen a ser el 45 por ciento del costo de fabricación de un automóvil.

Hackers demostraron la vulnerabilidad de la electrónica de los carros.

Hackers demostraron la vulnerabilidad de la electrónica de los carros.

Para ser más específicos, Deloitte encontró que el costo del contenido de semiconductores fue de 312 dólares por vehículo en 2013 y menos de 10 años después, esa cifra aumentó a 400 dólares aproximadamente. En las proyecciones, se espera que alcance casi los 600 dólares para 2022.

Euro NCAP midió por primera vez la conducción autónoma

Euro NCAP midió por primera vez la conducción autónoma

Estos costos pueden ser muy superiores pues Deloitte basó su estudio sólo en sistemas básicos de seguridad y no tomó en cuenta aquellos vehículos que en su equipamiento cuentan con control de crucero adaptativo, espejos con atenuación automática, sistemas de infoentretenimiento y hasta dispositivos de conducción semiautónoma.

Toyota y su conducción semi autónoma

Toyota y su conducción semi autónoma

Tampoco se incluyeron los nuevos niveles tecnológicos que traen los sistemas de infoentretenimiento con sus múltiples pantallas y capacidad de navegación, ni los de eficiencia de consumo, como el Start&Stop o la tecnología de desactivación de cilindros, y mucho menos los complejos mecanismos de propulsión para carros híbridos o eléctricos.

Computador sobre ruedas

Computador sobre ruedas

Por lo que a medida que todo este complejo mundo tecnológico se vuelva cada vez más común, los costos de estos avances aumentarán cada vez más y convertirán al carro en un lindo 'cascarón' para un supercomputador.

Lea también: el paso del taller de 'andén' al de computador

Noticias recomendadas

Más noticias

La otra seguridad de los carros

El ‘hackeo’ siempre ha estado relacionado a computadores, pero la electrónica y conectividad de los carros modernos los ha convertido en su víctima.

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.