¿Cuál filtro es más importante?

La respuesta es posiblemente contraria a lo que muchos piensan: que el filtro más importante de los cuatro que hay en el carro es el del aceite.

revista motor

04:26 p. m. 08 de septiembre del 2021
Filtro de aire

Filtro de aire

Por supuesto que el filtro de aceite es vital porque se encarga de retener todas las partículas de mugre, sobre todo residuos de la combustión que andan por las galerías del motor. También debe controlar los residuos metálicos, pero en realidad cuando estos existen es porque ya hay piezas deterioradas que pronto van a fallar. Sin embargo, ese filtro tiene una autoprotección, ya que cuando se tapa se abre una válvula que permite la lubricación de todas maneras, y es posible que el motor haya rodado muchas veces en esas condiciones sin lesiones mortales o al menos con muy pequeñas heridas.

En cambio, el filtro del aire sí controla directamente el desgaste del motor porque debe retener el polvo del medio ambiente, que es arena que lija los cilindros, anillos y guías de las válvulas promoviendo el consumo temprano de aceite. En un ambiente tan sucio como el de nuestras calles, el aire está lleno de partículas. Basta con ver los bordes de los andenes o la forma como se ensucian las carrocerías con pocos kilómetros. Si el motor se traga ese material, se acaba muy rápido y son daños que se evidencian en 5.000 kilómetros si la máquina no tiene filtro.

Filtro de aceite

Filtro de aceite

En muchas partes recomiendan usar el filtro del aire durante 20.000 o más kilómetros, pero no está expuesto a los enemigos como acá, por ende, es mejor reemplazarlo cada 15.000 porque, además, habrá pérdida gradual de potencia, ya que a medida que se tapa entra menos aire al motor y baja su rendimiento. Es clave usar filtros de aire que se ajusten de manera impecable en su lugar y ojalá los de origen, que tienen pruebas homologadas por las marcas, o de fabricantes bien reconocidos. La diferencia de precio con los genéricos no es apreciable como sí son los efectos de filtros baratos, pero poco eficaces, consecuencias que solo apreciará cuando le toque reparar la máquina prematuramente. No intente soplarlos porque el aire a presión comprime la arena contra los poros del filtro y lo tapan. Si acaso, una sacudida, pero eso solo quita lo superficial y si hay mucha tierra, en el elemento ya estará más que acumulada.

Los otros dos filtros son el que purifica el aire que entra a la cabina por los sistemas de calefacción o enfriamiento, que es de joven incorporación en los carros y que no estábamos acostumbrados a revisar salvo ahora cuando el aire acondicionado es imperativo y su rendimiento se cae cuando ese filtro se tapa. Y el otro es el de la gasolina que va en el tanque, del cual no se debe ocupar con tanto rigor mientras su motor no se rebele.

Noticias recomendadas

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.