Gordon Murray Automotive T.50, un deportivo Purasangre

Este superaparato recupera los valores genuinos del automóvil: V12 aspirado, caja de seis manual, 986 kg y el insólito succionador de aire en la cola.

revista motor

04:26 p.m. 18 de agosto del 2020
Gordon Murray Automotive T.50

Murray Automotive

Gordon Murray es un afamado diseñador surafricano cuyos carros de competencia hicieron siempre historia por sus soluciones y victorias. Los Brabham de los años 1973 hasta 1985 ganaron 22 carreras, y Nelson Piquet fue campeón mundial de 1975 y 1981. Posteriormente, en McLaren estuvo tres años y allí produjo el famoso MP4/4 que ganó 15 de las 16 carreras del año 1988 con Ayrton Senna al volante.

Galería: Gordon Murray Automotive T.50

Murray se retiró del departamento de carreras para dedicarse a desarrollar los supercarros de calle de McLaren y es el autor del famoso F1 que en 1998 fue cronometrado como el auto de producción más rápido del mundo, a 384,1 kilómetros por hora, y el primero hecho en fibra de carbono. Puso un motor central de BMW con 12 cilindros en V de 627 caballos y una estructura minimalista que redujo su peso, y el timón en el centro con dos asientos de pasajeros laterales. Aún hoy sigue siendo considerado el supercarro de calle más genuino y purasangre. Y si le faltaban títulos, hizo una versión de carreras que ganó las 24 Horas de Le Mans en 1995.

Gordon Murray Automotive T.50

El motor fue creado por Cosworth y Gordon Murray Automotive. Pesa 177 kilos, y la compañía afirma que es el V12 de carretera más ligero de la historia.

Un auto con esos conceptos 22 años después, cuando el mundo está infestado de aparatos extravagantes, persecutores de los 400 kph y cheques multimillonarios, vestidos con aletas y colorines pasados de estética en muchos casos, ayudados por la electricidad y varios de estos ineptos para rodar en la calle, solamente podría llegar de manos del mismo autor, quien desde sus propios estudios de diseño acaba de lanzar el T.50, del cual hará solo 100 copias, tasadas fraccionariamente por encima de los 3 millones de dólares. Antes del lanzamiento, 30 ya estaban comprados.

El T.50 tiene un motor hecho especialmente por Cosworth según el pedido de Murray: atmosférico, V12, 3,9 litros, 654 caballos de base, pero 690 con ayuda eléctrica provista por un alternador-arranque que se acopla por cortos periodos al motor de combustión. Las 334 libras/pie de torque aparecen muy pronto y se sostienen a lo largo de la carrera del tacómetro, que se limita a las 12.100 rpm. Es el motor de serie de más rango de revoluciones, el más liviano y el de mayor densidad de potencia que existe ahora. El otro elemento ‘purasangre’ es que usa una caja manual de seis cambios, en ‘H’, como toca.

Galería: Gordon Murray Automotive T.50

Gordon Murray Automotive T.50

Su singular ventilador trasero mide 400 milímetros y gira a 7.000 rpm. Funciona en conjunto con los spoilers y los difusores traseros activos, aumentando la carga aerodinámica en un 50 por ciento en la conducción normal o hasta el 100 por ciento en el modo de frenado, y también sirve de inductor de aire para aumentar la potencia del motor en unos 49 caballos.

La clave de este aparato no está en ofrecer cifras monstruosas en su ficha técnica, sino en la cantidad ínfima de kilos que la maquinaria debe mover: apenas 986 kilos, que lo hacen 385 kilos más liviano que un McLaren Senna y casi media tonelada más ligero que un Ferrari F8 Tributo o el Lamborghini Huracán. Aunque no estará cerca de los inútiles e impracticables 400 kph –anuncian solo 350 en su mejor configuración–, sí acelera como un misil para hacer los 100 kph en míseros tres segundos.

Es, desde ya, un carro nacido para la historia y en contravía de las tendencias.

Gordon Murray Automotive T.50

El carro es tan personalizado, que cada comprador va a Gordon Murray Automotive para ajustar la posición del asiento, volante y pedales, exactos como los desea.

Ficha técnica
MOTOR: Cosworth V12, 3,9 litros, atmosférico
POTENCIA: 654 caballos de base a 12.100 rpm
TORQUE: 467 Nm a 9.000 rpm
CAJA: X-Trac manual, de 6 velocidades adelante
EMBRAGUE: Carbono, de 184 mm de diámetro
RELACIÓN PESO/POTENCIA: 6,72 kilos/caballo
DIMENSIONES: Largo: 4.352 mm; Ancho: 1.850 mm; Alto: 1.164 mm; Entre ejes: 2.700 mm
CABINA: 3 puestos, conducción central
LLANTAS: Adelante: 295/30 x 20. Atrás: 235/35 x 19
PESO: 986 kilos

El succionador
El T.50 tiene atrás una turbina extractora del aire que pasa por debajo del carro para darle una carga aerodinámica extrema. Ya Murray había usado el sistema en el F1 Brabham BT46 de 1978 con el cual Lauda ganó el Premio de Suecia de ese año. Fue tan eficaz y revolucionario que la FIA lo prohibió porque lo consideró un elemento aerodinámico móvil, aun cuando Murray lo justificó como parte de la refrigeración del motor. La idea original se vio en los carros Chaparral, en 1970. El mecanismo en el T.50 incluye diversos ductos de succión a lo largo del carro según la función, y lo mueve un motor de 48 voltios a 7.000 rpm y es de uso optativo.

Gordon Murray Automotive T.50

La producción comenzará a principios de 2022 y las primeras entregas en el transcurso del año.

Datos
*Apenas lo justo y necesario. Así es todo el T.50, en el cual no hay sistema de navegación, ni la talla de las pantallas se menciona porque tiene apenas las básicas para la información del carro y su situación aerodinámica. Las sillas en carbono van a ras de piso para mejorar el centro de gravedad.
*El T.50 está hecho totalmente en fibra de carbono, usa apenas una simple aleta graduable atrás, que también ayuda al frenado, y el asiento central va en un color diferente para hacer más notoria la posición de manejo.

Gordon Murray Automotive T.50

El motor va asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades.

Noticias recomendadas

Más noticias

A subasta este McLaren F1 LM de 1994

Durante el evento en Monterey, del 15 al 17 de agosto, RM Sotheby's estará ofreciendo esta edición especial de la cual solo hay dos en existencia.

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.