Preparan más impuestos para los carros particulares

Aumento de la sobretasa a la gasolina y del 20% del impuesto para quienes tengan más de dos vehículos, y cobros por emisiones, entre las opciones.

redacción vehículos

04:09 p. m. 18 de diciembre del 2020
Bases gravables 2017 para el impuesto del carro

Bases gravables 2017 para el impuesto del carro

En una decisión que muy pocos entendieron, ni siquiera en su propio partido ni en su coalición del Concejo, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, objetó un artículo del proyecto de acuerdo de Emergencia Climática, que obliga, a partir del 1.º de enero de 2022, a que la ciudad únicamente incorpore vehículos eléctricos al servicio de transporte masivo.

Esto se traduce en que Bogotá, a partir de ese día, no podría volver a comprar buses que operen con combustibles fósiles, gas o ACPM, en el caso de los motores diésel.

El Concejo rechazó las objeciones, mantuvo el plazo, pero se comprometió con la Alcaldía a buscar en enero próximo fuentes de financiación y, a través de un nuevo proyecto de acuerdo, definir las condiciones técnicas y financieras para la transición a partir del 2022 y algo de flexibilidad.

02 bus

El bus eléctrico Catalyst E2 busca revolucionar el transporte público.

Esta movida lo que demuestra es el nivel de improvisación y desconocimiento, y una vez más prueba que una cosa son las promesas en campaña y otra, la realidad. Esta última comprueba, en primer lugar, que no hay en el mercado –salvo un prototipo de la marca china BYD– buses biarticulados eléctricos que reemplacen en un futuro a los actuales de TransMilenio.

Y hay más interrogantes. “¿Qué vamos a hacer con la disposición final de las baterías? ¿Cuándo y cómo lo vamos a hacer? ¿En dónde están los patios talleres y sitios de recarga? ¿Y el costo? Debe haber una transición, la tecnología eléctrica es costosa”, afirma la concejal Lucía Bastidas.

Solo hasta ahora, cuando el tiempo apremia, la Alcaldía se percató de que no cuenta con las fuentes de financiación ni la infraestructura logística y de soporte (puntos de recarga), y que los buses eléctricos pueden llegar a ser entre un 30 y 40 por ciento más caros.

Tampoco, ni concejales ni funcionarios, parece que hayan consultado la realidad mundial sobre la electrificación del transporte pesado, que no es un proceso de papeles y decretos, sino de una transición muy compleja y costosa de infraestructura. Europa acaba de convenir que ese cambio a vehículos urbanos eléctricos se pueda cumplir en 2030 y acá ya legislaron para un plazo de 12 meses.

TransMilenio seria 'limpio'

Particulares, en la mira
Como tradicionalmente ha ocurrido en las últimas administraciones de la capital, el carro particular se convirtió en el ‘trompo de poner’ de los alcaldes. Sin excepción, los mandatarios cada vez más castigan su uso con restricciones como el pico y placa, cobros por congestión o, como lo hizo la actual administración, quitándoles espacio para cederlo a las ciclorrutas.

Eso, a pesar de los impuestos, contribuciones a los parqueaderos y sobretasa a los combustibles que se pagan para financiar el transporte público, mientras se transita por vías en mal estado que hacen que de los bolsillos de sus dueños tenga que salir más plata para pagar costosos daños por cuenta de los cráteres urbanos.

Justamente, una de las propuestas para financiar la compra de nuevos vehículos de transporte público verdes o de energías limpias apunta directamente al carro particular.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, sugirió aumentar la sobretasa a la gasolina e impuestos a parqueaderos y a los hogares que tienen dos carros, propuesta que también expuso ante el Concejo de Bogotá el secretario de Hacienda, Juan Mauricio Ramírez.

Sobretasa, otro impuesto que nacio para quedarse

Sobretasa, otro impuesto que nacio para quedarse

Aunque el aumento de la sobretasa es competencia del Gobierno Nacional, los funcionarios indicaron que hay que buscar esas alternativas para la ‘reactivación económica’ y desincentivar el uso del vehículo particular. La Alcaldía puede usar la plata de la sobretasa como quiera –de hecho, está toda comprometida a futuros para el metro–, pero no está en sus manos subir la tasa.

“Esta es una de las fuentes que, creemos nosotros, deberían explorarse como una posibilidad para lograr mayores recaudos (…). La otra opción son impuestos a hogares que tengan más carros, podría pensarse en incrementar en 20 por ciento el impuesto a vehículos automotores cuando el propietario tiene más de dos carros”, dijo ante el Concejo el secretario de Hacienda.

“El Concejo le dio las herramientas a la administración aprobándole el cupo de endeudamiento, el presupuesto y el Plan de Desarrollo, para que vengan a gravar a la ciudadanía con más impuestos o sobretasas. La ciudadanía no aguanta más, estamos en una crisis que no permite imponer más contribuciones y hay que decirle al secretario de Hacienda que busque diferentes alternativas, pero que no afecte más a la ciudadanía”, aseguró el concejal Samir Abisambra en un claro rechazo a las propuestas de López y Ramírez.

Bogotá. Foto: César Melgarejo / El Tiempo

Bogotá. Foto: César Melgarejo / El Tiempo

Más cobros e impuestos
La cereza del pastel la puso el jueves el secretario de Movilidad de Bogotá, Nicolás Estupiñán, quien en declaraciones a EL TIEMPO dio puntadas sobre lo que les espera a los dueños de carros particulares el próximo año. Más restricciones y más cobros. Su justificación es que el uso del carro particular "genera externalidades negativas a la sociedad” y sus dueños deben retribuirlas.

Para esto, Estupiñán plantea que a partir de marzo o abril habría un cobro diferencial por el tipo de vehículo, por la cantidad de kilómetros recorridos durante el pico y placa, por la cantidad de emisiones. Y sin dar mayores explicaciones técnicas, dijo que “sabemos que las camionetas contaminan más (…). En resumen, pago por el tiempo que quisiera utilizar mi vehículo (durante pico y placa) y por el tipo de vehículo que tengo”.

Hacia el mes de octubre, agregó el funcionario, habría un cobro más preciso, casi que pagar por cada viaje, para lo cual se harían unas pruebas mediante aplicaciones que, admitió, no se han implementado en otras ciudades del mundo. “Hay varias apps y ciudades que lo están probando, pero no está implementado”.

La concejal Lucía Bastidas le dijo a EL TIEMPO que es necesario revisar todas esas propuestas en la Comisión de Hacienda y dijo no estar de acuerdo con más cargas a los dueños de carros particulares. “También han sido víctimas de la crisis de la pandemia, no han podido sacar sus vehículos, están pagando impuestos por un año (…); en la pandemia nadie ganó, todos perdimos y no podemos ensañarnos con el carro particular de esa manera”, aseguró.

En estas condiciones, lo que les espera a los dueños de carros particulares no es nada bueno en una ciudad atascada por los trancones y asediada por la delincuencia, a lo que ahora se suma esta nueva cascada de cobros y restricciones.

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.