Jueves de mecánica: ¿qué es mejor Clutch hidráulico o de guaya?

¿Cuál es la diferencia entre el embrague de guaya y el hidráulico? ¿Por qué salta el carro al arrancar? ¿Va a desaparecer este elemento del vehículo?

Por Redacción Motor

03:22 p.m. 11 de julio del 2019
El embrague, en Jueves de mecánica

El embrague, en Jueves de mecánica

Hay una deuda en este espacio que viene corriendo desde hace unas semanas cuando prometimos seguir adelante con temas de los embragues. Esta es la segunda entrega sobre ese tema.

Lea también: así debe manejar el embrague para que no se dañe 

Primero que todo, no hay embragues de guaya o hidráulicos. Todos son mecánicos y funcionan bajo el mismo principio: una prensa que oprime un disco antifricción contra el volante del motor y conecta o aísla el giro de este con la caja y demás partes.

La señal de operación se hace con un rodamiento que empuja la prensa y libera el disco y esta pieza debe girar a la par con el motor.

El embrague, en Jueves de mecánica

El embrague, en Jueves de mecánica

Otra cosa es cómo comunicamos esa señal de empujar o soltar, que la damos con el pedal y puede ser mediante un cable común o una presión proveniente de un sistema hidráulico. Cualquiera que sea la forma de operación, el resultado es el mismo, luego no hay embragues de uno y otro tipo, sino mandos con esas diferentes opciones y el trabajo del clutch es idéntico.

Hay sí unos nuevos mecanismos más complejos en los cuales la balinera va montada directamente en una base que se mueve con la presión hidráulica de una bomba, y otros en los cuales este rodamiento va en la misma prensa, pero todos hacen el mismo papel.

El embrague, en Jueves de mecánica

El embrague, en Jueves de mecánica

¿Cuál es mejor? Ninguno de los dos. Así como la guaya se gasta por la fricción, también las partes hidráulicas se van dañando. Si el mecanismo está bien calculado, la presión en el pedal debe ser decente y soportable. Los hidráulicos no se calibran, pues van recuperando distancia solos, como los frenos de disco, y las guayas sí se pueden tensionar o aflojar.

El embrague, en Jueves de mecánica

El embrague, en Jueves de mecánica

¿Por qué arranca el carro a brincos o no lo hace, y el motor corre más de la cuenta sin moverlo?

Lo primero suele ser porque el disco se ha ensuciado con aceite proveniente de la caja o el motor, cuyos sellos se dañan y entonces salta porque en unos sitios coge y en otros se desliza.

Solución: cambiarlo, pero antes, eliminar la presencia del aceite.

El embrague, en Jueves de mecánica

El embrague, en Jueves de mecánica

Si el disco se adelgaza mucho por el uso, llega el momento en que patina entre los platos y el carro no arranca a la par con las revoluciones del motor o se queda acelerado entre cambios y llega el momento en que no se mueve.

Arreglo: desbaratar y cambiar la pieza.

El embrague, en Jueves de mecánica

El embrague, en Jueves de mecánica

¿Va a desaparecer este mecanismo como ha pasado con el distribuidor, la llanta de repuesto, los platinos, el condensador y otros elementos en capilla tecnológica?

No del todo, pero las cajas automáticas ganan cada día más pedido y a medida que se masifican cuestan menos, y como se pueden intervenir electrónicamente y cada vez tienen más relaciones, se logra mejor aprovechamiento del torque del motor y menos emisiones. Una caja de ocho cambios es perfecta para esa tarea, pero muy complicada y fatigante de operar a mano. Luego...

Lea también: así debe manejar el embrague para que no se dañe

Noticias recomendadas

Más noticias

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.