¿qué es y Por qué existe un ángulo de cáster?

Es importante en el proceso de alineación, tanto como el ángulo de cámber, pero explicamos su importancia en nuestro Jueves de Mecánica.

Por Redacción Motor

12:44 p.m. 17 de octubre del 2019
El ángulo de cáster en Jueves de mecánica

El ángulo de cáster en Jueves de mecánica

En la entrega anterior hablamos del cámber, nombre dado al ángulo con el cual se apoyan las llantas sobre el piso. Pero hay otro tema incluido siempre en la alineación del carro, el cáster.

Lea también: ¿por qué la alineación ayuda a ahorra plata?

El ángulo de cáster, que casi universalmente viene construido en el chasís o apoyos de la suspensión en el vehículo, y en la actualidad es en la práctica inmodificable por la vía de la alineación, es la desviación que tiene el punto de apoyo inferior de la tijera con respecto al anclaje superior. Es decir, al armar la suspensión, esta queda colocada en el cáster correcto, determinado por las medidas de la plataforma.

Lea también: Repaso al sistema de la suspensión

El ángulo de cáster en Jueves de mecánica

El ángulo de cáster en Jueves de mecánica

¿Por y para qué sirve el cáster? Esta colocación permite que la dirección tenga tres condiciones: suavidad, sensibilidad y retorno. Cuando usted suelta el timón en una curva y este vuelve al centro, es por efecto del cáster. Por esa misma fuerza de regreso en el timón, uno percibe resistencia al girarlo y eso se traduce en sensibilidad, o sea que la dirección oponga una fuerza contraria al giro del timón para que al conductor sienta lo que está haciendo. Y, en últimas, cuando todo está quieto, el cáster se encarga de mantener centrado el timón, por lo cual el carro trata siempre de andar recto.

El ángulo de cáster en Jueves de mecánica

El ángulo de cáster en Jueves de mecánica

Un ejemplo típico es la rueda delantera de una bicicleta. Si se analiza el eje sobre el cual gira el manubrio, este está colocado casi en vertical con respecto al piso, pero el apoyo de la rueda va mucho más adelante, en la punta del tenedor.

Dependiendo de si esto está bien calculado y no hecho al ojo, la bicicleta anda recta y el ciclista la puede dejar rodar con las manos en el manubrio y hasta girarla con pequeñas inclinaciones del cuerpo. 

Balanceo y alineación

Balanceo y alineación

Una cicla bien estable en este sentido se presta para maniobras absurdas, que ahora abundan, como se ve cuando cientos de ciclistas chatean y escriben en el celular, ¡a dos manos y en plena marcha!, con gran peligro para el entorno automotor y peatonal.

En la vida diaria somos grandes beneficiados por los servicios del ángulo de cáster. Las ruedas de la silla del escritorio que siempre se alinean o las de los carritos del supermercado tienen un cáster extremo que nos permiten moverlas hacia cualquier sitio sin resistencia.

Alineación y balanceo de las llantas

Alineación y balanceo de las llantas

El cáster puede ser positivo o negativo según como estén colocados los anclajes, pero lo usual y siempre deseable es que sea negativo, o sea, la parte superior retrasada con respecto a la rótula baja para que genere todos esos efectos.

Si es positivo, la dirección queda como ‘un palo’ e insensible. Lo pueden apreciar en un sistema McPherson porque el conjunto amortiguador-resorte va inclinado hacia atrás.

Lea también: Repaso al sistema de la suspensión

Noticias recomendadas

Más noticias

Jueves de mecánica: Desmontando mitos

¿El aceite sintético puede fundir un motor? ¿Cambiar el tamaño de llantas afecta el carro? ¿Es posible cambiar correa por cadena de repartición?

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.