Jueves de mecánica: No existe la pila de la bomba de gasolina

A raíz de la inquietud de un lector cuyo carro encendía con dificultad y cuyo arreglo incluyó la sustitución de la 'pila', damos explicación al caso.

Por Redacción Motor

12:07 p.m. 07 de marzo del 2019
Carburador

¿Es posible reemplazar el carburador?

Al carro de un lector le diagnosticaron daño de la ‘pila’ de la gasolina porque el motor no encendía fácil en las mañanas. Hizo el cambio del elemento, que no estaba dañado, pues la falla no se quitó y, además de la bomba, le cobraron una pila. No le sobraron razones para sentirse estafado y sorprendido al saber que tenía carro ‘de pilas’.

Lea también: Las 10 mejores respuestas problemas con el encendido de los carros

En los sistemas de inyección, la gasolina se maneja a una presión usual entre 40 y 60 libras, por lo cual las bombas que lo alimentan son diferentes a las de los carburadores, que apenas caminan con 4 a 7 libras.

Lea también: repaso al funcionamiento y mantenimiento de la inyección electrónica

Carburador

Carburador

Esas bombas solían ser externas, pero ahora es universal que vayan dentro del tanque inmersas en la gasolina. Son selladas y por ende no tienen arreglo cuando se comprueba que no funcionan mediante la lectura de la verdadera presión antes y después del regulador, con manómetros especiales que no son usuales en los talleres genéricos.

Tanque de gasolina

.

Esas bombas van colocadas en la misma unidad que aloja el medidor del nivel de la gasolina y se accede usualmente por una gran tapa plástica que va en la parte superior del tanque y debajo de la silla trasera.

Por su forma cilíndrica y porque tiene conectores eléctricos le dicen pila, y muchos creen que lo es en realidad, pues parece una gran batería de linterna. Pero adentro lo que hay es un motor eléctrico que impulsa la gasolina hacia la flauta de los inyectores.

Jueves de Mecanica: repaso al funcionamiento y mantenimiento de la inyeccion electronica

Jueves de Mecanica: repaso al funcionamiento y mantenimiento de la inyeccion electronica.

O sea que la pila de gasolina no existe y, por similitud y desconocimiento, a la bomba le pusieron ese confuso apelativo que, más allá de ser otro vocablo del divertido diccionario local de las partes de los automóviles, se ha convertido en un elemento para defraudar a los clientes en talleres inescrupulosos.

Motor con sistema de inyección

Motor con sistema de inyección

Un dato final: un muy elevado porcentaje de los diagnósticos que les echan la culpa a las ‘pilas’ suelen estar equivocados. Si cae en esa coyuntura, antes del desbarate pida una prueba de presiones, ojalá en ruta. Si el taller tiene cómo hacerla, es confiable.

Noticias recomendadas

Más noticias

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.