Koenigsegg Gemera, adiós al eje de levas

Lo revolucionario es su motor en el cual las válvulas funcionan en un sistema neumático y de gestión electrónica que las abre en tiempos diferentes.

revista motor

03:02 p.m. 31 de marzo del 2020
Koenigsegg Gemera 01

Koenigsegg Gemera

La historia de Christian von Koenigsegg es tan sorprendente como la de sus superautomóviles, más que famosos en todo el mundo por todas sus características técnicas únicas, la alta velocidad que alcanzan y la perfección de su manufactura. La marca, más que reconocida en las altas esferas económicas que se la pueden permitir, fue fundada por Christian cuando apenas tenía 22 años, en 1994, cuando hacer estos exóticos autos era una aventura y en general la gente los consideraba “dinosaurios”, como lo describe el propio perfil oficial de la firma.

03 Koenigsegg Gemera

The city that never sleeps is taking a nap.

Publicado por Dacia 1300 New York en Domingo, 12 de abril de 2020

Dos años después de empezar su proyecto, en 1996, ya estaba el primer prototipo llamado CC, que en ese momento tenía tecnologías tan avanzadas como todo el habitáculo y el chasís hechos en fibra de carbono. Algo propio de este cerebro, que en esos mismos tiempos propuso un chip en el cual se pudiera almacenar la música para los reproductores, mucho más funcional y práctico que los CD, que eran lo máximo en el momento. La idea no tuvo acogida, aunque hoy ese es el estándar mundial para almacenar datos y todos lo usamos.

Galería: Koenigsegg Gemera

Su último automóvil se llama Gemera y tiene dos planos de diferencias sustanciales: El técnico, que ya lo detallaremos. El otro es la cabina, que es de cuatro puestos, un formato inédito para estos bólidos egoístas por naturaleza.

Que ofrezca 1.700 caballos no es raro para quienes combinan la energía térmica con la eléctrica, como es el caso de este automóvil que tiene tres motores, uno en cada rueda trasera, que entregan individualmente 500 caballos y 100 Nm de torque, y otro que va en el extremo del cigüeñal del motor térmico y aporta otros 400 que van a las ruedas delanteras de manera directa, sin caja de velocidades. Otra novedad.

11 Koenigsegg Gemera

El inaudito Koenigsegg Gemera 2021

Pero el gran truco y la revolución están en el motor de combustión que va detrás de las sillas traseras. Es un 2 litros, pero repartidos en solo tres grandes cilindros, que produce 600 caballos, lo cual es un rendimiento de 300 caballos por litro de cilindrada. En total, la movilidad del Gemera se logra con 1.700 caballos reales a las ruedas (1,27 megavatios), que es la potencia real disponible porque parte de la producción del térmico se va en mover el generador que carga las baterías de 15 kWh que proveen una rata de descarga de 900 kW y se recuperan a una razón de 200 kW.

¿Cuál es el truco del motor? Tan simple como complejo: no tiene eje de levas, algo que siempre se ha considerado no práctico, al menos a los altos regímenes de los motores de la F1. Pero este motor funciona con un sistema neumático –como en los F1–, que se encarga de abrir y cerrar las cuatro válvulas de cada culata y es activado electrónicamente, por lo cual puede abrir o cerrar las válvulas de manera independiente en la cantidad y en el momento en que se necesite. Gracias a esto, los dos turbos que cargan la admisión funcionan en un ciclo diferente, porque a bajas revoluciones abre en cada cámara solo una válvula de escape que mueve más rápidamente el compresor con gran economía y luego, cuando aumenta el requerimiento, ambas salidas de gases se unen.

Galería: Koenigsegg Gemera

Este motor es mucho más compacto y liviano que uno convencional, pues apenas pesa 70 kilos, y más barato de producir que el V8 tradicional de los Koenigsegg, y si bien ya está instalado en este carro, aún está en su fase natal de funcionalidades, porque con esa gestión valvular inteligente puede caminar en un ciclo de dos tiempos o en el de Otto y cambiar a cuatro tiempos. Si allá no han terminado el desarrollo, acá, en la parroquia del conocimiento, esto es más difícil de entender.

Koenigsegg Gemera 02

Koenigsegg Gemera

El automóvil funciona como híbrido con los 1.000 caballos puramente eléctricos y como un monstruo cuando toda la artillería se une, tanto que las cifras de aceleración ya no se miden en tiempo, sino en parpadeos, porque en apenas 1,9 segundos logra los 400 kph en una misma relación, sin cambios.

Tiene todos los juguetes posibles, además de dirección y control vectorial del torque en las 4 ruedas, que siempre están engranadas. Ha sido valorado en todas las pruebas de choque, de tal manera que cualquiera de los 300 clientes que accedan a esta familia limitada puede intentar todas las sensaciones que los 1.715 kilos de estilo, confort, exclusividad, lujo y tecnología de un aparato de este género puede entregar.

Dato
El Gemera puede andar hasta 50 kilómetros con pura electricidad, pero cuando mezcla todos los motores y el generador de carga para las baterías, llega a los 950 kilómetros antes de reponer combustible, que puede ser metanol, etanol puro o todas sus mezclas o, en el más barato y básico de los casos, gasolina súper.

06 Koenigsegg Gemera

Noticias recomendadas

Más noticias

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.