Todo lo que debe saber acerca de los llamados a revisión

Con casi mil campañas de revisión activas en el país, le explicamos cómo debe proceder si su carro o moto está en un recall.

redacción vehículos

04:12 p. m. 28 de mayo del 2021
Asi funcionan los 'recall' o llamadas a revision de vehiculos en Colombia

Asi funcionan los 'recall' o llamadas a revision de vehiculos en Colombia

Hasta el miércoles pasado, en la página de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) aparecían 963 llamados a revisión para toda clase de vehículos vendidos en Colombia. En ese extenso listado figuran motocicletas, automóviles, cuatrimotos, jet ski o motos de agua, camiones y camionetas, entre otros.

Tampoco es para alarmarse, estos recall o llamados a revisión cada vez son más frecuentes y su objetivo es corregir o prevenir –sin importar la antigüedad del vehículo– fallas o problemas causados por el desgaste prematuro de una pieza, o cuando el fabricante detecta un error en el diseño, en el ensamblaje o en los controles de calidad.

Ningún vehículo ni ninguna marca están exentos de acudir a estos llamados. Al revisar el listado usted podrá comprobar que allí aparecen modelos de distinta alcurnia: desde autos y motocicletas populares hasta unidades de las más encumbradas y costosas marcas, que pueden tener en común un mismo proveedor para uno o varios componentes.

Revisión de frenos

Revisión de frenos

Para entenderlo mejor, lo que sucede es que las marcas hacen sus carros con partes y componentes provenientes de distintos proveedores que las fabrican. Esas autopartes suelen ser comunes a muchos modelos de diferentes marcas. Incluso, un auto puede tener partes de diferentes proveedores.

Entre estos, los más conocidos en la industria son Bosch, ZF Friedrichshafen AG, Magna, Denso, Continental AG, Aisin Seiki Co., Faurecia y Valeo, que fabrican toda clase de autopartes. Un caso que ilustra bien esta situación fue lo ocurrido con Takata Corp. Sus airbags salieron defectuosos, y aún hoy, en todo el mundo, a millones de vehículos de distintas marcas les están cambiando las bolsas de aire.

Es por esta razón que los llamados a revisión son frecuentes. Con la enorme cantidad de componentes de distinta procedencia es muy probable que se presenten fallas en su fabricación, montaje o funcionamiento, lo que no exime a las marcas de la responsabilidad por su producto.

Otro punto para tener en cuenta es que no necesariamente todos los llamados a revisión son graves, buena parte de estos se hacen para mejorar los autos o sus condiciones de seguridad o confort.

Los llamados a revisión más frecuentes son por fallas en electricidad, switch de encendido, reprogramación de software, cables, interruptores, programación, motor de arranque, unidad de control electrónico y luces. Les siguen los problemas en los acabados, pintura, tanque de combustible, cerraduras de puertas y capó, alfombras y recubrimiento de pisos y, por último, las fallas que más preocupan a los usuarios: motor, bomba de combustible, canister, líneas de combustible, soportes, clutch, mangueras, sistema o cuerpo de aceleración.

Otras causas para los recall, pero en menor cantidad, son los daños en cajas de velocidades, ejes de transmisión, palanca de cambios, frenos, sistemas de seguridad (airbags, pretensores, cinturones de seguridad), sistema de dirección y suspensiones.

Falla estructural en el carro, chasis

¿Cómo funcionan los llamados a revisión?
En Colombia, como casi en todo el mundo, este es un asunto muy serio y las marcas lo cumplen. Por ley, los fabricantes tienen la obligación de notificar a las autoridades –en nuestro caso, a la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC)– cuando detecten o tengan conocimiento de una falla, defecto o daño en alguno de sus productos.

La falla debe ser informada dentro de los tres días calendario siguientes a la fecha de ser encontrada. La SIC lleva un estricto control del cumplimiento y de la cobertura de la ‘campaña de seguridad’, que es como denominan las marcas y la SIC estos llamados. Es decir que en este momento hay en Colombia 963 campañas activas.

Cuando se inicia el llamado, la marca tiene la obligación de ubicar a las personas que compraron o están utilizando el vehículo, con el fin de que lo pongan a disposición del “responsable institucional” de la campaña, es decir, llevar el vehículo a un taller de servicio de la red de concesionarios de la marca.

A su vez, los productores o fabricantes, ensambladores, importadores y representantes de la marca deben informar dentro de los primeros ocho días de cada trimestre el avance de la(s) campaña(s) de seguridad adoptada(s). La SIC puede exigir la presentación de informes con mayor periodicidad en casos particulares.

Esta obligación se mantiene hasta el cierre de la campaña, lo cual se determina cuando se alcance la revisión de un mínimo del 80 por ciento de los vehículos involucrados, siempre que se demuestre que se hizo lo posible para contactar a los consumidores.

Los llamados a revisión, más comunes de lo que usted cre

Si transcurridos tres meses de iniciada la campaña de seguridad no hay una cobertura mínima del 45 por ciento del total de las unidades afectadas atendidas, o del 80 por ciento en el primer año, la SIC puede emitir todas las órdenes que considere necesarias, a cargo de los responsables, para lograr un avance significativo.

Un inconveniente que se presenta es cuando el vehículo cambia de dueño, pero esta no puede ser una excusa de la marca para ubicar a quien lo tenga en su poder, por lo cual se acude a difundir el llamado a revisión por medio de avisos en periódicos y otros medios masivos de comunicación.

Pero, atención, el propietario también tiene la obligación de estar atento a ese tipo de información e igualmente de revisar si hay algún llamado a revisión vigente para su vehículo.

Para esto hay varias opciones. La primera es contactar con los centros de atención de la marca para que por medio del VIN (serial que aparece en la licencia de tránsito) revisen en la base de datos si su carro tiene algún llamado vigente y, en caso tal, le informen cuáles son los pasos por seguir para que las fallas sean corregidas.

Otra opción más sencilla y rápida es consultar en la página web de la Superintendencia de Industria y Comercio. En el siguiente enlace: www.sic.gov.co/campanias_de_seguridad. Allí, digitando la marca y modelo de su carro encontrará el listado de los llamados a revisión vigentes.

¿Qué sucede si no acudo al llamado a revisión? Que no todas sean por fallas graves que pongan en riesgo la vida de los ocupantes del vehículo no significa que no se deban hacer, es decir, es una obligación. En todo caso, no informarse al respecto puede salirle muy caro si ocurre un accidente por no corregir la avería, más si se prueba que no se hizo por negligencia del propietario.

Las campañas, independientemente de la falla –sea grave o leve– que se presente, no tienen ningún costo para el propietario del vehículo, razón por la cual no hay motivos para no llevar el auto a la revisión. Tampoco significan una ‘debilidad’ de la marca ni un inri para su carro, por el contrario, habla bien del fabricante y de su responsabilidad con su clientela.

Noticias recomendadas

Más noticias

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.