Cinco bombillos a los cuales hay que 'pararles' ojos

 Hay bombillos en el tablero que son alertas esenciales para la vida del motor del carro, a cualquier hora. Mantenimiento y mecánica.

José Clopatofsky

04:50 p. m. 21 de diciembre del 2020
'Testigos': véalos y no los ignore

'Testigos': véalos y no los ignore

Por José Clopatofsky

'Testigos': véalos y no los ignore

'Testigos': véalos y no los ignore

La 'luz' del termómetro

El primero es el termómetro de la máquina. Cualquier señal de este origen obliga a detenerse y buscar las causas y eventuales soluciones porque usualmente cuando se activan las alertas ya hay un calor excesivo y pueden estar el empaque de la culata o los mismos pistones en el límite de tolerancia. Soluciones inmediatas funcionan si hay una fuga evidente del refrigerante y tiene el repuesto accesible o el ventilador no enciende lo cual es visible porque con el testigo alborotado, este debe estar girando.

Tenga en cuenta una condición perversa de la mayoría de los carros: si se sale el agua por ruptura de mangueras o del radiador, el termómetro nunca le mostrará que el motor se está derritiendo por dentro porque sin agua, el sensor no lee. Cuando eso pasa, es usual percibir en marcha un olor típico del refrigerante derramado y eventualmente, sale vapor por los lados del capot.

'Testigos': véalos y no los ignore

'Testigos': véalos y no los ignore

Sin presión de aceite

El segundo bombillo tampoco tiene margen de tolerancia: es el del aceite. Se suele encender porque la presión baja y por ende, la lubricación es deficiente porque el aceite necesita entrar a presión entre las partes para evitar su contacto y que se fundan, típicamente los casquetes de las bielas. En motores que ya están con sus tolerancias fuera de medidas por uso, es frecuente que encienda en marcha mínima y, en ese caso, aunque la solución es desarmar, aumentar un poco las revoluciones es un paleativo transitorio. Si el bombillo no apaga al acelerar, la cosa es grave porque, salvo que el sensor esté dañado, cosa que solo puede comprobar instalando un manómetro en la línea y en el taller al cual debe llevar el carro en grúa inmediatamente para no correr riesgos o poniendo uno nuevo.

Esta alerta se puede presentar cuando el motor está lleno de lodos, esencialmente creados por mal manejo de la maquinaria a bajas revoluciones o por hacer muchos recorridos cortos durante los cuales el aceite no calienta y evapora los enemigos provenientes de la combustión, alimentados por el etanol de la gasolina. Ese barro tapa la toma de la bomba y los conductos hasta cuando el motor se frena, usualmente en simultánea cuando enciende el bombillo. Para tener una idea del estado del motor, quite la tapa de llenado de aceite y trate de tocar los lados con los dedos (ojo, con el calor) y calibre si hay residuos. Lo mejor, es quitar la tapa de las válvulas para tener una mejor película.

General Motors alerta a due?os de vehiculos para hacer cambios de aceite mas frecuentes

La firma esta advirtiendo a 800 mil propietarios que podrian necesitar cambios de aceite mas cortos.

A veces sucede que el bombillo parpadea en especial en las curvas o frenadas fuertes. Esto indica que el nivel está bajo y la bomba se queda sin aceite al cambiar de posición el carro cuando se inclina. Inmediatamente supla el nivel y si está fuera del alcance de comprar el aceite exacto, agregue temporalmente cualquiera de motor para evitar problemas. Porque cuando titila el tablero, es ya porque la bomba no está cargando el sistema, pero puede suceder que, aunque no llegue a disparar la alerta, en esas condiciones de bajo nivel la presión no sea estable ni suficiente.

Algunos carros tienen analizadores del estado del aceite y prenden alertas cuando lo encuentran mal y también los hay que revisan el nivel y hasta los hay sin varilla medidora. El aceite, cuando esta existe, se mide con el motor apagado y después de un buen rato. Tenga en cuenta que si quita la varilla con el motor en marcha va a salpicar aceite pues en el cárter este se pone como una nube al lubricar los pistones. Además, no le indica nada porque en esos momentos hay poco aceite abajo y el resto está dando vueltas por el motor.

'Testigos': véalos y no los ignore

'Testigos': véalos y no los ignore

El testigo de la gasolina

Otra lucecita clave es la del nivel de la gasolina que es un poco menospreciada por lo cual le dedicamos más espacio. Digamos que hay muchos mitos acerca de cómo mantener el nivel en el tanque. Hay que decir que este tiene una única capacidad y zarandear el carro para que entre más gasolina es carreta. Lo que hace es sacar el aire y gases que haya en la parte superior y lograr que entre el combustible que cabe, ni una gota más.

Muchas personas sostienen que nunca se debe dejar bajar el nivel del cuarto. Eso es mucho más en previsión de quedarse sin gasolina que por una razón técnica pues el sistema está concebido de tal manera que la bomba puede chupar y empujar gasolina hasta la última gota. La prueba es que cuando se llega al límite, el motor no anda más.

En todos los carros modernos, la bomba suele estar inmersa en el tanque e instalada dentro de un elemento plástico dentro del cual también sube y baja el flotador que le da la señal de nivel al instrumento. En la base de la bomba hay una finísima malla que va casi a ras con el fondo del tanque donde se detienen partículas de mugre si las hay.

Sensores del carro

Sensores del carro

Los tanques actuales son plásticos y muy asimétricos para acomodarlos en los espacios libres del carro y tienen un diseño que lleva a la gasolina a un punto donde está la succión de la bomba y esta mantiene un nivel básico en ese sitio gracias a los movimientos del líquido en el recipiente cuando anda el carro.

La información sobre la reserva es muy cambiante y cada marca la calibra a su manera, dependiendo de muchas variables como el consumo o la situación geográfica pues en muchos países quedarse sin gasolina es multado y por ende dan la señal con más margen. Pero por lo general una alerta de gasolina indica que hay para unos 50 kilómetros.

Dicen que, si baja el nivel del cuarto del tanque, la bomba se quema. No es cierto. Es posible sí que se caliente un poquito más porque externamente la gasolina no la está cubriendo totalmente, pero eso no es incidente ya que la bomba se refrigera es con la gasolina que está moviendo internamente y mientras haya ese líquido nada pasa.

Jueves de Mecanica: 10 respuestas a problemas muy comunes de los sensores, tableros y mas

Jueves de Mecanica: 10 respuestas a problemas muy comunes de los sensores, tableros y mas

Pero por esa misma razón, si la gasolina se acaba y se apaga el motor, nunca intente encenderlo porque cada vez que abre el switch la bomba trabaja unos cuantos segundos en seco y, si lo hace repetidamente, se recalienta y se daña. Tampoco gaste suela “chancleteando” el acelerador ya que esa operación en los motores con inyección solo abre y cierra la mariposa del aire y en nada estimula un encendido, que es imposible por falta de combustible. De paso, acaba con la batería y luego la varada es peor porque el si el voltaje se cae por ese gasto, el computador no funciona. Al agregar gasolina, la bomba se carga sola y de inmediato presuriza las líneas de la inyección y a la vez queda comprobado que esta es capaz de usar todo el líquido pues lo usual para el desvare es agregar un galón de emergencia lo cual en el piso del tanque es apenas una bajísima capa.

Otro mito es que la gasolina de Colombia es sucia. Si así fuera millones de vehículos vivirían varados. La gasolina es transportada por los oleoductos con todo tipo de filtraciones hasta los centros de acopio donde también es rigurosamente conservada y luego a los camiones cisterna. En ese ciclo del transporte terrestre y más en los tanques de las estaciones es cuando a veces se contamina, pero eso ya no es culpa de la gasolina.

La falla usual es que surtan gasolina con el agua que hay en el fondo de los tanques de las estaciones, lo cual es normal. Pero las tomas de las bombas del surtidor están por encima de ese nivel. Como el agua tiene mayor densidad, es decir, más peso que la gasolina, esta va al fondo del tanque indefectiblemente, del carro y de la estación. La bomba -mal llamada pila por su similitud física con este elemento- la chupa de inmediato y al pasar por los inyectores a las cámaras se producen explosiones falsas y el motor no camina. La solución es drenar el tanque pues lo primero que va a escurrir es el agua ya que está en el fondo.

Antes los sistemas tenían filtros externos pero ahora solo se usa el de la base de la bomba y tiene que haber mucha mugre para que se tapen. Preguntan mucho por el servicio a este elemento y se puede hacer quitando la tapa superior del tanque, accesible debajo del cojín trasero, pero es conveniente tener una herramienta especial para girarla porque a veces la aflojan con golpes en los laterales y como es plástica se daña. Al abrir, sale el sistema completo y basta con limpiar los residuos que pueda haber en la malla. Si la contaminación es muy alta es mejor quitar el tanque y lavarlo. Hay un síntoma externo que permite pensar que el filtro está tapado y es cuando el zumbido de trabajo de la bomba se empieza a oír desde afuera porque es señal de que está trabajando forzada por la mugre que hay en sus tripas.

Se puede cometer el error de poner ACPM o gasolina en el motor equivocado. Salvo la varada, no pasa nada especial en las tripas del motor y es indispensable sacar el líquido equivocado del tanque respectivo. Cuando es muy poco ACPM en la gasolina, habrá fallas, pero puede que el motor camine y se normalice cuando lo queme pero para acelerar eso vaya poniendo gasolina en cuanto pueda para bajar la proporción. Con gasolina, su Diesel no prende.

'Testigos': véalos y no los ignore

'Testigos': véalos y no los ignore

La luz de la batería

Hay un cuarto aviso en el tablero, usualmente bajo el sello de batería. Quiere decir varias cosas: la primera, que el alternador ha dejado de cargar, tema que es de taller, pero puede ser porque la correa de los accesorios se reventó y no lo gira. Si el alternador está dañado el carro va a caminar un buen trecho, por lo menos unos 50 kilómetros, mientras la batería tenga el voltaje requerido. Para ayudar, apague todas las fuentes de consumo.

Sin embargo, si esa correa se va, cuando las direcciones son asistidas hidráulicamente y mueve la bomba, el timón se pone como una piedra y es imposible controlar el carro. Usualmente hay anuncios previos como chillidos de la correa por destemplada, sobre todo al encender el motor frío cuando el alternador se pone más duro porque debe suplir la corriente gastada en el arranque, al prender las luces o conectar el aire acondicionado. Visualmente es posible prevenir este daño mirando que los bordes de la correa no estén deshilachados o haya grietas en su cuerpo. Si no tiene hidráulica, sin correa puede caminar hasta que la batería aguante.

Sensores del carro

sensores del carro

La caja recalentada

En los automáticos actuales, de todas las marcas, es muy frecuente que el aceite de la caja se recaliente cuando esta se deja trabajar por su cuenta en la montaña y empieza a hacer una cantidad de cambios equivocados porque no suelen tener calibración para estas cuestas y alturas y el torque del motor se cae a medida que la carretera sube.

El aceite hierve, hace burbujas, los cambios patinan, el bombillo destella y el carro se para. Antes de que todo esto suceda, maneje en montaña siempre la caja en posición manual y usando a fondo el motor, sin miedo, para eso es. No la deje pensar porque de nuestros climas no sabe.

Algunos carros se amansan si se las deja enfriar un buen rato detenidos pero otros, al enterarse el computador de esa anomalía o no dejan caminar más el vehículo o ponen el sistema en modo de protección y hay que ir al taller a borrar la falla del programa.

Noticias recomendadas

Más noticias

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.