Los multicópteros ascienden

Boeing, Airbus, NASA, Hyundai, Porsche, Mercedes, Geely e Intel, ya tienen prototipos en el aún incipiente mundo de la Urban Air Mobility (UAM).

revista motor

04:20 p. m. 05 de octubre del 2021
CityAirbus

CityAirbus

Los taxis voladores siguen buscando pista. Varias compañías del mundo están en el tema y van rápidamente. Una de las más avanzadas es Airbus, empresa que por naturaleza está explorando en su hábitat, a tal punto que no solamente ha hecho intensos y exitosos vuelos con su aparato experimental CityAirbus, sino que ya presentó el prototipo de la siguiente generación.

A diferencia del primer aparato, este ‘CityAirbus NextGen’, totalmente eléctrico, tiene alas fijas y una cola en V. Se eleva gracias a 8 motores y otras tantas hélices llevando a cuatro pasajeros en vuelos cero emisiones sobre las ciudades.

Para Airbus, existe un mercado para estas aeronaves que funcionan con el principio de los drones, llamado ya universalmente Urban Air Mobility (UAM), que responde a la política de buscar un aeroespacio sostenible. Los retos generales son ofrecerle a la sociedad un servicio integral, seguro y ecológico, dice la firma que desarrolla estos aparatos a través de su subsidiaria Airbus Helicopters.

CityAirbus

CityAirbus

El ‘CityAirbus’ está concebido para operar en un rango de 80 kilómetros, que los recorre a una velocidad de 120 kph en crucero. El ruido, que es su principal enemigo al operar en ciudades, ha sido uno de los puntos primordiales de estudio y ahora garantizan niveles por debajo de los 65 decibeles en vuelo y de los 70 en aterrizaje.

Uno de sus puntos más fuertes es que es capaz de hacer despegue y descenso vertical sin que sus superficies de control cambien de posición o forma.

En la actualidad, Airbus tiene dos taxis de estos en demostraciones y ensayos con cuyos resultados diseñó la siguiente generación que presentó a la prensa en su reunión anual, para comunicar las innovaciones de la compañía en todos los campos. Estos ya han efectuado 242 vuelos y pruebas de pista, con un recorrido total cercano a los 1.000 kilómetros, y toda esa información se incluyó en los computadores de modelación para lograr el diseño del nuevo taxi aéreo, previsto para que haga sus primeros vuelos en el 2023 y obtener la certificación final en el 2025.

“Hemos aprendido mucho con los dos demostradores, el CityAirbus con las baterías de Vahana. Estos aparatos ofrecen lo mejor de dos mundos al combinar la arquitectura entre el vuelo vertical y el horizontal”, dice Airbus.

Simultáneamente, se está desarrollando un trabajo con las ciudades y sus habitantes para lograr crear un ambiente y ecosistema con el fin de que estos taxis voladores puedan operar y mostrar sus bondades.

De momento, están previstos para hacer traslados entre los centros de las grandes urbes y los aeropuertos, pero pueden suplir otras necesidades.

CityAirbus

CityAirbus

Airbus no está solo en el tema. Como es de suponer, Boeing, su gran rival, tiene un acuerdo con Porsche para el desarrollo de un vehículo de similares arrestos, y la misma Nasa hizo el pasado 10 de septiembre pruebas reales en la base de Joby Aviation, su socio en este emprendimiento, y es la primera vez que la agencia norteamericana hace pruebas reales con un aparato eléctrico de ascenso vertical (eVtol, Electrical Vertical Take-off and Landing).

Hay ya unas 200 compañías en el mundo investigando y desarrollando sus vehículos, y su interés es tal que se calcula que hay invertidos 1.000 millones de dólares por parte de empresas y personas que ven grande y claro el futuro con los multicópteros. Aparte de las citadas, están Kitty Hawk, del confundador de Google, y tiene también vínculos con Boeing. Figura Lilium, de Alemania, con prototipos muy rápidos que cruzan a casi 300 kph con ¡36! pequeños motores. Terrafugia, hoy propiedad de la china Geely, dueña de Lotus, Volvo y fuerte accionista de Mercedes-Benz, conocida por todos sus intentos con los carros voladores, también tiene un eVtol llamado TF-X, que cabe en el garaje de una casa.

Uber no se ha quedado atrás en esta posibilidad de mover gente y convocó a Boeing, Bell, Embraer, Jaunt Air, Karem Aircraft y Pipistrello para que le propongan diseños y desarrollos en este campo. Intel y Daimler están apoyando con buena plata a Volocopter, basada en Alemania, que ya hizo vuelos de pruebas con un pequeño aparato para dos personas, dotado de paracaídas para casos de emergencias. Calcula mover a cien mil pasajeros por hora cuando tenga una flota en el mundo entero.

Cuando hay tantos jugadores en la mesa, y de semejantes tamaños y conocimientos, es porque este tema de los taxis voladores está, de verdad, volando.

Porsche se monta al carro volador

Porsche se monta al carro volador con boeing

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.