Porsche 911 de Pablo Escobar a subasta por 2.2 millones de dólares

Fue uno de los 15 RSR que se hicieron en 1974 y que fue propiedad del narcotraficante con el cual corrió de forma no oficial en Colombia.

Giovanni Avendaño

01:26 p. m. 10 de marzo del 2021
Porsche 911 RSR de Pablo Escobar

Porsche 911 RSR de Pablo Escobar

Era bien conocido el gusto que el narcotraficante Pablo Escobar tenía por los carros de diferentes épocas, marcas y configuraciones y, así como le gustaba el fútbol, también le encantaban los deportes a motor por lo que fueron varias sus participaciones en campeonatos nacionales a finales de la década de 1970 y comienzos de la década de 1980 que es donde aparece este Porsche 911 RSR de 1974 que ahora está siendo subastado en Estados Unidos.

Porsche 911 RSR de Pablo Escobar

Porsche 911 RSR de Pablo Escobar

Este Porsche 911 RSR fue uno de los 15 que fabricó la marca en 1974 para que se corrieran en la Carrera Internacional de Campeones de ese año. Allí empieza la rareza y lo único de este deportivo.

En esa prueba participaron 12 de estos carros y este en especial le correspondió al campeón de Fórmula 1, Emerson Fittipaldi, quien durante la carrera inaugural de la serie, lo clasificó en el primer lugar de arrancada haciendo la 'pole position'.

Porsche 911 RSR de Pablo Escobar

Porsche 911 RSR de Pablo Escobar

Sin embargo, Fittipaldi llegó tarde a la reunión de pilotos antes de la carrera y fue sancionado con una penalización de 10 puestos en la parrilla, lo que lo dejó en el puesto 11.

Cuando arrancó la carrera, Fittipaldi comenzó a superar contrincantes pero debió abandonar de forma prematura pues tuvo una salida de pista que le dejó al carro una fuga de combustible imposible de reparar.

Porsche 911 RSR de Pablo Escobar

Porsche 911 RSR de Pablo Escobar

Tiempo después, este Porsche 911 RSR se vendió para que siguiera compitiendo en esta misma prueba y al mismo tiempo participó en dos grandes pruebas de resistencia: en 1976 estuvo en las 12 Horas de Sebring y en 1978 en las 24 Horas de Daytona.

En estas últimas pruebas el mejor registro fue un puesto 23 y allí terminaría su participación en los campeonatos estadounidenses.

Porsche 911 RSR de Pablo Escobar

Porsche 911 RSR de Pablo Escobar

Entonces, Pablo Escobar que ya participaba en campeonatos automovilísticos en Colombia al mando de un Renault 4 se interesó por este raro Porsche 911 RSR.

El narcotraficante lo compró y modificó con una carrocería de un 935 para participar en algún campeonato nacional, y aunque la información internacional habla de que estuvo en la Copa Renault 4 de Colombia de 1979 a manera de exhibición en cuatro carreras, esto no es cierto.

Porsche 911 RSR de Pablo Escobar

Porsche 911 RSR de Pablo Escobar

Jamás este Porsche 911 RSR participó en alguna prueba oficial en Colombia y menos en esta monomarca que solo aceptaba Renault 4. Pablo Escobar sí hizo parte de la grilla de este campeonato en un par de ocasiones y en alguna oportunidad estuvo en los primeros lugares, pero siempre con un R4.

En 1980 participó en una carrera  no oficial en la prueba Trepadores a Las Palmas, en Medellín con el carro pero el 911 RSR y venció a Ricardo 'Cuchilla' Londoño pero terminó almacenado a partir de entonces. Sin embargo, Pablo Escobar lo mantuvo siempre entre los favoritos de su colección.

Porsche 911 RSR de Pablo Escobar

Porsche 911 RSR de Pablo Escobar

Luego de su muerte, este Porsche 911 RSR regresó a Estados Unidos pues lo rescató de su almacenamiento el empresario y director deportivo Roger Penske.

Allí se le decoró de la misma forma en la que Emerson Fittipaldi lo corrió en 1974.

Ahora, este deportivo con un largo historial, está siendo subastado por Atlantis Motor Group y su precio base es de 2.2 millones de dólares.

Noticias recomendadas

Más noticias

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.