Range Rover 50 años, una pieza para enmarcar

El Range Rover se vio por primera vez en 1969 con acabados jamás vistos en un todoterreno y un diseño que le dio un lugar en el Museo de Louvre.

revista motor

12:42 p.m. 08 de julio del 2020
Range Rover Fifty 04

Range Rover Fifty

Esa idea de crear un vehículo todoterreno más grande y lujoso no era nueva para los ingenieros de Land Rover a finales de los años 60 y principios de los 70. De hecho, empezaron a darle vueltas seis años después de finalizada la Segunda Guerra Mundial, pero decidieron aplazarla en 1958, pues los números aún no les daban para embarcarse en un proyecto de semejante magnitud ni los mercados estaban preparados para asumir un vehículo de tales características.

Pero las buenas ideas siempre permanecen y van madurando mientras pasan los guayabos económicos, hasta que revientan. Así pasó con este modelo, tres años antes de su puesta en marcha, cuando los ingenieros retomaron el lápiz y el papel y se concentraron, ahora sí, en darle forma a un sueño aplazado.

Range Rover Fifty 03

Range Rover Fifty

El resultado fue un vehículo alto, robusto, con carrocería de tres puertas y enormes ventanas, interior con asientos muy cómodos, tapizados de lujo y un tablero de muy buen diseño que lo alejaban por completo de su hermano mayor, el Land Rover 88, de carrocería espartana, interior rústico y comportamiento definitivamente todoterreno.

Fueron inicialmente 26 las piezas de aquel exótico ejemplar que empezaron a verse por las calles de Londres en 1969, las cuales lucían como camperos, pero se percibían como un automóvil de lujo, gracias a un ‘no sé qué’ escondido en su apariencia y un comportamiento que lo distinguía de los todoterrenos de la época. Hasta la palabra ‘Velar’ (atornillada intencionalmente en la nariz y la tapa del baúl para ocultar su origen antes del lanzamiento oficial) contribuía con el despiste.

Muy pronto se supo que se trataba de la propuesta de lujo de Land Rover, una revelación en la que contribuyó el mismísimo Museo de Louvre de París, cuando le abrió las puertas por considerarlo un ejemplo de buen diseño industrial. Allí se lanzó oficialmente como Range Rover, un año después de que la armadora pusiera a rodar el primero de los 40 Velar de preproducción, los cuales ubicó en el mercado de entonces y los convirtió, ‘sin querer queriendo’, en apetecidas piezas de colección.

Range Rover 1970

Range Rover 1970

A partir de ese momento, la historia del Range Rover ha estado llena de altibajos que le han significado a la ensambladora diseñar y rediseñar en procura de una mejor calidad, y rodar de mano en mano desde cuando Rover se dividió y le cedió sus referencias todoterreno a BMW para que armara la segunda generación de esta camioneta con carrocería de cuatro puertas (vigente desde 1981) y motores V8 de gasolina y V6 diésel, de 286 y 177 caballos de potencia.

Más tarde, en el 2000, el turno le llegó a Ford, artífice de una nueva era de Range Rover con un modelo repensado por completo a partir de un chasís monocasco que se inspiró en la famosa lancha rápida The Italian Riva y representó para el sello inglés pasar de la cabina cuadrada, reconocida desde su nacimiento, a otra de trazos más finos y un interior que no paraba de crecer en lujo y comodidad.

Range Rover Fifty 02

Range Rover Fifty

Ford se adjudicó también el diseño del Range Rover Sport y del borrador LRX, pero no le alcanzó la gasolina financiera para echar a andar ese conceptual antes de cederle las marcas Jaguar y Land Rover a la corporación india Tata Motors, una transacción inevitable en ese momento, pues necesitaba recursos para enfrentar la crisis automotriz revelada en su país en el 2008.
Desde ese año en adelante, y bajo la sombrilla financiera de Tata, Range Rover ha experimentado un crecimiento exponencial, no solo desde el punto de vista del mercado, sino de su portafolio, que empezó a diversificarse con piezas más ‘mundanas’, como el compacto Evoque (nacido de las entrañas del LRX) y los familiares Discovery y Discovery Sport de Land Rover.

Todo esto sin renunciar a su carácter inglés y a la opulencia que lo caracteriza desde sus inicios, representados hoy por las piezas más lujosas del portafolio: los Range Rover Autobiography, Sport SVR y Velar, este último lanzado en el 2017 y armado con carrocería estilo cupé de cuatro puertas para rendirle un merecido homenaje al precursor de esta historia.

Manuel Antonio Orduz

Range Rover Fifty 10

Range Rover Fifty

Range Rover 50
La marca lanzó la edición especial Range Rover Fifty (50), con carrocería estándar o larga y un motor de V8 de 5,0 litros y 518 caballos de potencia, para celebrar sus bodas de oro. Tendrán una serie de rasgos únicos y especiales, como pinturas exclusivas y dos diseños de rines de 22 pulgadas a elección. Para una mayor personalización, la marca ofrecerá los colores azul toscano, dorado Bahama o blanco de Davos, heredados de la paleta del Range Rover original, y el logotipo irá acompañado de la palabra ‘Fifty’ (50). Finalmente, en accesorios como los apoyacabezas, el tablero, los rieles iluminados de las puertas y la consola central se verá remarcado el número de fabricación del vehículo: “1 de 1970, 2 de 1970, 3 de 1970…”.

Cifras
*Dos veces ganó Range Rover el rally París-Dakar (1979 y 1981) con motores de 135 y 150 caballos, respectivamente.
*130 Caballos de potencia desarrollaba el motor V8 de 3,5 litros del Velar de 1969, con impulsión 4x4 y caja manual de cinco marchas.

Range Rover Fifty 05

Range Rover Fifty

Datos
*Range Rover es la primera SUV en integrar sistema AWD permanente y, en 1989, se convirtió en el primer 4x4 con frenos ABS, control electrónico de tracción (1992) y suspensión de aire automática (2012). El modelo original cruzó el Tapón del Darién y atravesó el desierto del Sahara.
*Los modelos actuales son pioneros en la integración del aluminio en su construcción y se ofrecen con cuatro niveles de equipamiento y dos tipos de carrocería: estándar y alargada, y motores de 275 hasta 565 caballos de potencia, incluido el nuevo híbrido de 404 unidades.
*El primer Range Rover descapotable fue el fugaz Evoque convertible, basado en el modelo del mismo nombre de carrocería tres puertas, el cual fue lanzado en el 2015 con un diseño muy llamativo que incluía un techo de lona plegable en Z y acabados interiores exclusivos.

Noticias recomendadas

Más noticias

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.