Renault en Colombia: 50 años y un solo 4

Su historia en el país es casi la historia del Renault 4: un difícil comienzo y un nutrido intermedio, pero sin un final aparente.

por: daniel otero

04:02 p.m. 30 de agosto del 2019
Sofasa

Sofasa

Daniel Otero – Redactor Motor.com

Agenciauto, tradicional concesionario antioqueño que había hecho nombre vendiendo Ford desde 1932, tardó 40 días en encontrarle dueño al primer Renault 4 ensamblado por Sofasa y que estuvo en su vitrina. Su entonces osado comprador, el médico traumatólogo Darío Mesa Upegui, pagó 71.900 pesos de la época por este curioso carro.

Renault 4

Renault 4

¿Qué tan curioso? Recontando la historia para un número especial de la revista MOTOR del 19 de febrero de 1992, Mesa decía que le “costó imponerlo. En la casa no gustaba. Y lo peor, fue que me sintieron en desgracia […]pasaba por El Poblado, la gente me miraba con compasión y me preguntaban en los semáforos si me había arruinado”.

Galería: 50 años de Renault en Colombia

Entendible. La carrocería privada de estética y formada por débiles latas, la extraña ubicación y operación de la palanca de cambios, o el rústico interior que exigía “innovación” local hasta para instalar el radio, sin duda debieron ser frenos para su comercialización. Ni hablar de la capacidad inicial de ensamble de apenas cuatro carros por día.

Portada Motor Renault 4

Portada Motor Renault 4

Pero a tono con la aceleración de su pequeño motor de 850 cm3, el Renault 4 lentamente fue tomando vuelo sin importar el camino, abriéndose campo entre frágiles Simca, oxidados Fiat y recalentados Dodge 1500. Claro, sin esfuerzo sus rines se doblaban y el tarro de vidrio del agua se rompía (cómo no), pero igualmente dejaba atrás a los demás automóviles y no se dejaba sonrojar por los camperos (todo lo contrario).

Renault 4

Renault 4

La producción se quedaba corta, los usados se vendían a mayor precio que los nuevos y desde conservadoras familias hasta competitivos pilotos daban al Renault 4 una reputación inquebrantable. Entrados los años 80, Renault Sofasa ya era una importante compañía que se había cimentado en ese extraño carro que al principio nadie quería y sin el que ahora nadie quería estar.

Llegado 1991, el Renault 4 había convivido con el 6, el 9, el 12, el 18 y el 21, aceptados en mayor o menor medida pero nunca reputados por encima de él. El Gobierno Nacional ya había dejado de ser partícipe y era el turno de Toyota, antes de que en 1994 el Grupo Bavaria comprara el 51 por ciento.

Lea también: Renault se trepó en el primer semestre

Renault Twingo

Renault Twingo

Con el Twingo introducido en 1995 la marca alcanzó a revivir la experiencia del Renault 4: la extraña carrocería de tres puertas y exóticos colores frenaron a muchos, pero solo fue cuestión de tiempo para que naciera y creciera el aprecio por este pequeño al que le disculparon hasta su tortuosa dirección.

Lea también: el Renault 4 eléctrico y convertible

El Clio y el Symbol, y más arriba el Megane, acompañaron al siempre popular Twingo hasta que en 2005 la llegada del Logan y los posteriores Sandero, Stepway y Duster marcaran una nueva era de Renault en Colombia. Criticados por su origen pero indestructibles tal vez por lo mismo, hoy se ubican entre el top 5 de los carros más vendidos del país y de paso a la marca como la número 1.

Renault Duster Dakar 2018

Renault Duster Dakar 2018

A diferencia del Renault 4, despedido (pero nunca olvidado) en 1991, Renault Sofasa sigue su camino tras 50 años, de paso celebrándolos en la cima del mercado nacional, y por primera vez deposita su confianza en un modelo importado: el Kwid. Sin importar su procedencia, la historia bien podría estar repitiéndose: un comienzo lento seguido de un tardío entendimiento que, a la final, será un vital capítulo de una historia que no termina.

Gracias a una cordial invitación de Sofasa asistimos a la celebración de sus 50 años, en su planta en Envigado.

Renault Kwid

Renault Kwid

Un ‘blue jean’ de cuatro ruedas, la premisa del R4
Pierre Dreyfus, entonces presidente de Renault, tenía muy claro lo que quería con este próximo vehículo para responder al Citroën 2CV: “Quiero un auto totalmente diferente, cómodo, que sirva para todo oficio, con quinta puerta trasera, que se gane todos los clientes del mundo que no tienen muchos recursos. Necesito un vehículo que sea como un blue jean, totalmente versátil, para toda ocasión, que no pase de moda”.
Al menos por lo que sucedió con el Renault 4 en Colombia, ¡objetivo cumplido!

Renault 4 - 1961

Renault 4 - 1961

El precio errado y el azul pastrana: dos datos curiosos
El 15 de julio de 1970, cuando se lanzaría la producción del R4, este casi brilla por su ausencia pues la aduana no quería ‘liberar’ el carro de exhibición, de color azul, al no estar nacionalizado. Así que a las 6 pm el presidente de Agenciauto llamó al presidente Misael Pastrana para que este ayudara a liberar, al menos por un rato, al protagonista de la fiesta.
Por otro lado, los primeros R4 fueron tasados en 71.900 pesos, pero luego el Gobierno se daría cuenta de que había liquidado mal los impuestos y, en realidad, su precio debía ser 51.900 pesos.

Especial Motor R4

Especial Motor R4

Un millón y medio de carros
A lo largo de sus cincuenta años, Renault Sofasa suma 1’500,000 vehículos ensamblados y gracias a sus licencias de exportación hoy suple la demanda de varios países de la región. Al cierre de julio de 2019, 44.837 unidades ensambladas y 18.764 exportadas.
Cabe recordar que durante su historia Sofasa no solo ensambló modelos como los Renault 4, 6, 9, 12, 18, 21, Twingo, entre otros tantos, sino que también armó los Toyota Prado y Hilux en diferentes versiones y carrocerías, así como los camiones Daihatsu Delta.

Renault Sofasa 50 años

Foto: Daniel Otero

Noticias recomendadas

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.