Renault-Nissan-Mitsubishi, la alianza se reestructura

Como parte de este trabajo reducirían cantidad de plataformas, cerrarían plantas (dos en América Latina) e implementarían nuevo esquema de desarrollo.

daniel otero

01:56 p.m. 29 de mayo del 2020
Alianza Renault Nissan Mitsubishi la número uno en ventas

Alianza Renault Nissan Mitsubishi

Como hemos reportado ya en pasadas ocasiones, la situación de Nissan y Renault las ha llevado a someterse a una complicada reestructuración junto a Mitsubishi, también parte de la alianza, con miras a poder sobrevivir en el largo plazo. Esta semana comenzaron a comunicar sus planes, con miras a tener resultados de aquí a 2025.

A grandes rasgos, la alianza designará una marca para liderar en diferentes regiones, se implementará el modelo ‘líder – seguidor’ para el desarrollo de vehículos (más adelante explicamos), se reducirá el número de plataformas y modelos (y consecuentemente de plantas) y cada una se centrará en el desarrollo de tecnologías.

Nissan abrira planta de motores en la ciudad de Resende

Nissan abrira planta de motores en la ciudad de Resende

En primera instancia cada marca tomará el liderato en diferentes regiones, sin que eso signifique que las otras dos abandonen dichos mercados. En ese sentido, Mitsubishi será líder en el sureste asiático (ASEAN) y Oceanía, Nissan hará lo propio en América del Norte, Japón y China, y Renault en Europa, Rusia, Norte de África y América del Sur.

De la misma forma, cada una se encargará de diferentes desarrollos tecnológicos: Nissan se centrará en vehículos eléctricos, conducción autónoma y tecnología de vehículos conectados en China; Renault también desarrollará tecnología de vehículos conectados y el sistema central de arquitectura eléctrica y electrónica (E-body); y Mitsubishi continuará con híbridos enchufables para los segmentos C y D. Además, Nissan y Mitsubishi desarrollarán una plataforma de kei cars para Japón.

Siguiendo esa línea de una marca líder por mercado está la estrategia ‘líder – seguidor’ para vehículos que consiste en que una marca desarrolla un modelo que después será replicado por las otras. El más claro ejemplo de esto es el de las pick up: Nissan desarrolló la Frontier y luego sobre esta Renault presentó la Alaskan. Se espera que sobre la base de la nueva Frontier, Mitsubishi desarrolle la próxima generación de la L200.

Renault Alaskan

Renault Alaskan

Nissan anunció que cerraría sus plantas en España e Indonesia, retirará su marca Datsun de Rusia (solo se comercializará en India) y se retirará del todo de Corea del Sur y otros mercados de la región que no fueron especificados. A nivel mundial, su portafolio de productos se reducirá en un 20%, pasando de 69 a menos de 55 modelos.

Liderada por Renault, Nissan seguirá produciendo vehículos en América Latina (es importante aclarar que esto no incluye México, que es contada dentro de América del norte) pero habrá una importante racionalización en cuanto que se pasará de cuatro plataformas a solo una (la CMF-B) para siete modelos de ambas marcas.

Si tenemos en cuenta que Renault será líder en la región, podríamos inferir de la imagen explicativa (ver abajo) que los cinco modelos en amarillo (un hatchback, dos sedanes y dos SUV; ¿no habrá Kwid?) corresponden a Renault y los otros dos (un hatchback y un SUV) a Nissan. Una planta se encargará de los hatchbacks (y sedanes, seguramente) y la otra de los SUV; es decir, solo habría dos plantas en la región.

Esto último ha suscitado especulación pues el anuncio de la alianza no fue del todo específico. “En América Latina, las plataformas de Productos B se racionalizarán, evolucionando de cuatro variantes a una sola para los productos Renault y Nissan. Esta plataforma se producirá en dos plantas, cada una de las cuales producirá para Renault y Nissan”.

Reestructuración Renault Nissan América Latina

Reestructuración Renault Nissan América Latina

Actualmente hay cuatro plantas: Sofasa (Renault Colombia), Sao José dos Pinhais (Renault Brasil), Resende (Nissan Brasil), Santa Isabel (Renault Argentina), más la línea de montaje de Nissan en Santa Isabel. (¿Qué significará esto para Sofasa?...). Eso sí, vale la pena recordar que en Santa Isabel se arma la Frontier y que desde finales de año comenzará a armar la Alaskan.

En específico, el plan de reestructuración de Renault es fuerte. De aquí a 2024, a nivel mundial la marca busca reducir sus costos fijos en dos billones de euros para lo cual recurriría a una reducción de su fuerza de trabajo: 4.600 personas serían despedidas en Francia y otras 10.000 en el resto del mundo.

La producción de vehículos también se vería reducida y de los 4 millones de vehículos producidos en 2019 se pasaría a 3.3 millones en 2024. Entre otras medidas, Renault cesaría operaciones en China y habría una “Reflexión abierta sobre la reconversión de la planta de Dieppe al final de la producción del Alpine A110”. ¿Tiembla esta marca?

Tanto la decisión final sobre Alpine como la puesta en marcha de estas medidas y de otras posteriores estarían a cargo de Luca de Meo, quien a partir del 1 de julio tomaría las riendas de Renault en reemplazo de Jean-Dominique Senard, quien ha encabezado el plan hasta el momento. Plan que el mismo Senard dice que ya venía en progreso desde antes del esparcimiento del nuevo coronavirus.

Renault Sofasa 50 años

Sofasa. Foto: Daniel Otero

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.