Se reorganizan los carros populares

Con la inminente llegada del Renault Kwid y del Fiat Mobi, el segmento de los vehículos de entrada goza de una oferta variada.

Por Redacción Motor

01:28 p.m. 08 de marzo del 2019
Renault Kwid

Renault Kwid

Redacción Vehículos – EL TIEMPO

Tal vez el factor más importante al momento de comprar un vehículo nuevo es el presupuesto que se tiene para ello y en ese sentido los modelos más económicos del mercado siempre van a tener una gran relevancia, pues muchas veces será el primer escalón que den las personas para entrar al mundo de las cuatro ruedas.

¿Qué encuentran entonces hoy en día los compradores de los modelos de entrada en nuestro país? Para ello comparamos la versión de entrada de los seis automóviles más baratos, cuyos precios ascienden hasta los 34 millones de pesos, y que son, en su orden: Suzuki Alto 800 ($25’390), Fiat Mobi Easy Pop ($29’990), Renault Kwid Life ($29’990), Nissan March Active ($31’990), Kia Picanto 1.0 ($33’980) y Chevrolet Spark GT LS ($33’990).

Lo primero a tener en cuenta es que dos modelos de este listado son nuevos para nuestro país; tanto, incluso, que su venta oficial no ha comenzado, pero siendo tan inminente su llegada es importante tenerlos en cuenta. Se trata del Fiat Mobi y el Renault Kwid, que vienen de Brasil en tres versiones y con precios casi calcados.

El Mobi, que ya desembarcó en puertos y estará en vitrinas en la penúltima semana de marzo, llegará en versiones Easy Pop ($29’990), Easy ($33’990) y Way ($35’990), diferenciadas por su equipamiento pero compartiendo el mismo motor 1.0 de cuatro cilindros con 70 caballos de potencia. Por su parte el Kwid, cuya fecha de comercialización aún no ha sido confirmada por la marca a pesar de una ya exagerada antesala con pre reserva y pre venta, será comercializado en versiones Life ($29’990), Zen ($32’990) y Outsider ($35’490), compartiendo un motor tricilíndrico de 1.0 litros y 66 caballos de potencia.

Fiat Mobi

Fiat Mobi

Ya que mencionamos sus motorizaciones, veamos qué ofrecen los demás. Al igual que el Kwid, el Alto ofrece un motor tricilíndrico, esta vez de 796 cm3 con 47 caballos de potencia. El Nissan March salta hasta los 1.600 cm3 con 106 caballos, el Spark GT se vale de un 1.2 litros con 80 caballos y el Picanto de un 1.0 con 66 caballos. Todos se ofrecen con transmisión manual de cinco velocidades y su rendimiento será más que adecuado en las condiciones urbanas para las cuales fueron creados.

Veamos el apartado más importante: la seguridad. Aquí el Kwid toma la delantera no solo por ser el único que ofrece cuatro bolsas de aire desde su versión más básica, sino por haber obtenido el mejor puntaje entre los automóviles de este listado en las pruebas de choque de Latin NCAP. Sin ser el más destacable, logró tres estrellas en protección para adultos y tres en protección para niños; su estructura se definió como estable.

El desempeño de los demás en este apartado es lamentable. El March y el Mobi, a pesar de su estructura estable, empataron con una estrella en protección para adultos y dos para niños. El Spark GT, evaluado en 2016, se fue sin estrellas, pero hay que anotar que su estructura fue estable y que la versión probada no tenía bolsas de aire (que por ley hoy en día ya incluye de serie).

Nissan March

Nissan March

El Alto, probado por Global NCAP, obtuvo cero estrellas en protección para adultos y dos para niños; no tenía airbags y su estructura fue inestable. Del Kia Picanto actual aún no hay información, pero el modelo anterior, sin airbags y con estructura estable, obtuvo apenas una estrella en protección para niños.

Un punto importante a destacar es que el Chevrolet Spark GT y el Renault Kwid son los únicos que incluyen anclajes Isofix para sillas de niños.

Si hablamos de comodidad y equipamiento el panorama es algo más parejo. Con carrocerías que apenas rondan los 3.5 metros de largo el espacio interior y la capacidad de baúl son justos para cuatro personas y un ligero equipaje, la conectividad es elemental en la mayoría de casos (el Mobi y Picanto ofrecen pantalla táctil) y estéticamente los rines con copas marcan la pauta. No faltan tampoco al menos los vidrios delanteros eléctricos y el aire acondicionado.

Chevrolet Spark GT

Chevrolet Spark GT

Estéticamente también tenemos paquetes muy parecidos y salvo por la forma más redondeada del conocido March (que en su versión básica conserva la ‘cara vieja’), todos ofrecen una línea general muy similar.

Como mencionamos al principio esto es solo una mirada a las versiones de entrada de cada uno, pues quienes quieran algo más equipamiento, comodidad e incluso motor (en el caso del Picanto), pueden optar por algunas de las versiones que les siguen con mejores equipos pero con el consabido e importante aumento en precio que los alejan del sector popular y en muchos casos los hacen muy costosos.

De cualquier forma, no hay duda que la oferta en el segmento de entrada se ha logrado dinamizar con la llegada del Kwid y del Mobi, modelos que no solo pondrán a pensar a los compradores sino también a los competidores que seguramente buscarán cómo dar pelea para no perder su tajada.

Renault Kwid durante el Salón de Bogotá 2018

Renault Kwid durante el Salón de Bogotá 2018

¿Cómo estaba el segmento hace dos años?

En marzo de 2017 el panorama de los carros de entrada no era muy distinto a excepción de un punto clave: para ese momento aún no había entrado a regir la norma que exigía los frenos con ABS y doble bolsa de aire como elementos de serie.

Siguiendo con los modelos mencionados en este artículo, Chevrolet ofrecía su Spark Life desde 24.2 millones (de hecho aún está terminando de agotar su inventario tras ser descontinuada su producción), Fiat no hacía parte del panorama, Kia ofrecía el Picanto ION R desde los 29.7 millones y el March Active tenía el mismo precio que hoy en día. El Suzuki Alto 800 arrancaba en 27 millones, el modelo de entrada de Renault se llamaba Clio Style, que costaba 30.7 millones de pesos, y Hyundai daba la pelea con el Eon de 27 millones.

Noticias recomendadas

Más noticias

La otra seguridad de los carros

El ‘hackeo’ siempre ha estado relacionado a computadores, pero la electrónica y conectividad de los carros modernos los ha convertido en su víctima.

El Audi A4 Avant se refresca

El automóvil familiar recibe en su modelo 2019 una dosis de mejoras tecnológicas y adopta un sistema de hibridación suave.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.