¿Qué tan protegido está su carro?

En medio de la delicada situación de orden público que vive el país, asegurar su vehículo es una necesidad, y las aseguradoras han ajustado su oferta.

redacción vehículos

03:35 p. m. 21 de mayo del 2021
Paro nacional, Cali. Foto: Juan Pablo Rueda, El Tiempo

Paro nacional, Cali. Foto: Juan Pablo Rueda, El Tiempo

Tan solo el pasado miércoles 19 de mayo en Bogotá hubo marchas y protestas pacíficas en 13 puntos de la ciudad. Las manifestaciones también se tomaron las calles de Medellín, Cali y Cúcuta, por citar solo algunas capitales. El lunes festivo hubo 16 bloqueos en distintas carreteras del país, entre estas la que conduce de Buenaventura a Cali.

Esta ha sido la constante en todo el país desde el pasado 28 de abril, cuando se inició el paro nacional. Y aunque la mayoría de las manifestaciones han sido pacíficas, no han faltado hechos de violencia que han afectado a entidades y bienes públicos y privados, entre estos vehículos de transporte público y particulares.

Como las negociaciones entre el Comité del Paro y el Gobierno apenas se iniciaron el fin de semana pasado, el riesgo de quedar en medio de un enfrentamiento violento o de un acto de vandalismo está latente en las calles y carreteras, como les ocurrió a varios dueños de carros particulares en Cali, quienes tuvieron que dejarlos abandonados para proteger su integridad física.

Esta es una de las razones por las cuales las compañías de seguros están ofreciendo seguros por daños producidos o generados por esta situación, que aunque ya existían, se han flexibilizado para facilitar el acceso a las pólizas. Ahora es posible asegurar un carro por periodos determinados de tiempo, gracias al diseño de nuevos productos.

Bus quemado, Cali. Foto: Juan Pablo Rueda, El Tiempo

Bus quemado, Cali. Foto: Juan Pablo Rueda, El Tiempo

Las aseguradoras ofrecen pólizas de protección con cubrimiento en casos de asonada, motín y conmoción civil, entre otros, y en el caso de vehículos, también los daños ocasionados por terceros y robo. Aunque la mejor alternativa es la cobertura todo riesgo, hay muchas opciones que varían de acuerdo a la necesidad del usuario y su presupuesto.

Para el momento por el que pasa el país y que nos ocupa, el seguro todo riesgo aplica cuando un vehículo “sufre daños por situaciones como colisiones, accidentes de tráfico, incendios, daños por vandalismo (disturbios o cualquier alteración del orden público), robo, desastres naturales (inundaciones o incendios forestales), por la caída de un objeto como un árbol o una piedra, por mencionar solo algunos ejemplos”, explica la aseguradora Mapfre.

El seguro todo riesgo permite la cobertura integral de un vehículo. Esto incluye responsabilidad civil, que cubre las lesiones a terceros, daños a bienes particulares o casos de muerte por un accidente. Esto es muy importante porque ayuda a proteger el patrimonio personal o familiar.

También, la cobertura por daños causados al vehículo mientras circula o esté estacionado ante eventualidades como terremotos, acciones de terrorismo, mal tiempo, etc.; la cobertura por pérdida parcial o total en caso de hurto, es decir, por el robo de piezas o del vehículo. En estas situaciones, las aseguradoras ofrecen la reposición del vehículo o la autoparte robada.

Otros ‘extras’ de las pólizas son la asistencia en viajes en caso de que el automóvil sufra una falla mecánica. Para estas circunstancias, las aseguradoras ofrecen un servicio de transporte que lo lleva a su destino. Y también está la oferta de vehículo o sustitución en casos de incendio, robo u otro siniestro amparado por la póliza por un tiempo determinado.

Y, por último, existen otras asistencias como servicio de grúa, conductor elegido, mecánico, cambio de baterías o reposición de neumáticos, que por supuesto suman en el costo de la póliza, para lo cual las aseguradoras encontraron una fórmula para diseñar nuevos seguros, dictadas por la aparición de la pandemia del covid-19.

Poliza de seguros de autos

Los cambios que introdujo la pandemia
Tras más de un año de pandemia, las compañías aseguradoras tuvieron que recurrir a una nueva estrategia para enfrentar las consecuencias del virus tanto en el bolsillo de los usuarios como en el menor uso de los carros, y consecuentemente con la disminución de riesgo. De allí surgieron los seguros por uso.

Anteriormente, todas, o la mayoría, de las pólizas se renovaban cada año. Ahora, con el seguro por uso, al tomador se le cobra por el uso que le da a su carro, es decir, se renueva mes a mes, y el cobro depende del tiempo real en el que el vehículo estuvo en movimiento. El sistema ha tenido gran acogida porque los usuarios pueden obtener una cobertura más completa con una tarifa más cómoda.

Son varias las compañías que adoptaron este sistema con algunas variables, pero todas apuntan a lo mismo. Para medir el uso de un carro utilizan GPS, aplicaciones u otras herramientas electrónicas a través de las cuales registran los hábitos de conducción y kilómetros recorridos, con lo cual se fija el cobro de las primas.

Otro aspecto en el que la pandemia tuvo incidencia fue en la digitalización de los procesos para la compra de seguros. Así nacieron los formularios digitales y las inspecciones virtuales, que a través de aplicaciones y con la cámara de un celular agilizaron y redujeron costos.

Así, en esta coyuntura que atraviesa el país, tener un seguro cobra mayor importancia y lo protege de riesgos o hechos inesperados, porque si bien la Constitución Política en su artículo 90 dice que “el Estado responderá patrimonialmente por los daños antijurídicos que le sean imputables, causados por la acción o la omisión de las autoridades públicas”, es mejor ‘la seguridad que la policía’, como reza el viejo dicho popular.

Noticias recomendadas

Más noticias

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.