Sir Stirling Moss, historia del campeón sin corona

A sus 90 años de edad el piloto británico, uno de los más conocidos y respetados de la historia, falleció ayer en su casa de Londres.

daniel otero

12:00 p.m. 13 de abril del 2020
Stirling Moss

Stirling Moss

Un día después de haber cumplido 19 años, un joven Stirling Moss llegaba apenas a su segunda reunión de carrera, en Goodwood, donde al mando de un Cooper-JAP MkII cruzó la meta en primer lugar con una diferencia de media vuelta sobre el resto del grupo. Nacía entonces una leyenda, un piloto que ganó el 56% de las carreras en que terminó.

Stirling Moss, Ferrari 250 GT SWB en Goodwood

Stirling Moss, Ferrari 250 GT SWB en Goodwood

The city that never sleeps is taking a nap.

Publicado por Dacia 1300 New York en Domingo, 12 de abril de 2020

A lo largo de sus 64 años de carrera en competencias de automovilismo, Sir Stirling Moss vio cómo el título de la Fórmula se le escapó cuatro veces (el de 1958 por apenas un punto contra Mike Hawthorn, a quien no descalificaron del Gran Premio Portugués porque Moss ayudó a convencer a los jueces de que no lo hicieran), o las 24 Horas de LeMans.

En cambio, ganó el World Championship Grand Prix 16 veces, el RAC Tourist Trophy siete veces, BRDC Gold Stars 10 veces, el Nurburgring 1.000 km cuatro veces, la Targa Florio, las 12 Horas de Sebring y, por supuesto, la Mille Miglia de 1955 donde impuso un récord que nunca se batió.

Por si fuera poco, terminó segundo en el Rally de Monte Carlo de 1952, en 1957 rompió el récord en cinco categorías en Bonneville a bordo de un MG EX181 a 394 km/h (245 mph). A lo largo de su carrera, Sir Stirling Moss corrió para Ferrari, Porsche, Jaguar, Mercedes-Benz, Aston Martin, Lotus, Maserati y Vanwall.

Stirling Moss, Mille Miglia 1955
Stirling Moss gana la Mille Miglia, 1955

Los accidentes no faltaron e incluso uno fue el que marcó el final de su carrera competitiva. El primer gran accidente se dio en Castle Combe en 1953, cuando fue chocado por Tony Rolt y salió expulsado de su Cooper-JAP, rompiéndose el hombro. Luego, en el Gran Premio de Spa de 1960, una rueda de su Lotus 18 se desprendió, nuevamente Moss salió expulsado y se fracturó las dos piernas y tres vértebras.

Solo pasaron dos meses y Sir Stirling Moss ya estaba corriendo otra vez, pero fue su accidente en Goodwood el 23 de abril de 1962 el que marcó el punto final. Su Lotus 18/21 se salió de pista por razones desconocidas y el choque lo dejó con una pierna y talón fracturados, un brazo fracturado, un pómulo aplastado y la cuenca ocular desplazada. Además, un daño cerebral lo dejó en coma por un mes y con una mitad de su cuerpo paralizado por seis meses.

Una vez recuperado su convicción y fortaleza lo llevaron nuevamente a las pistas pero al darse cuenta que no era el mismo de antes, decidió retirarse. Solo en 1980-1981 compitió nuevamente en turismo junto a Richard Lloyd y luego Martin Brundle en Audi, pero sus apariciones se dieron más como invitado y principalmente en competencias históricas, de las que se retiró en 2011 a sus 81 años de edad.

Quienes lo conocieron además hablan de Sir Stirling Moss como un verdadero caballero totalmente desligado de un ego. Contactarlo era tan fácil como buscarlo en el directorio y siempre que hubiera una pasión compartida no tenía problema en sentarse a hablar por horas con quien fuera.

No hay duda de que ese público al que por tantos años deleitó con su manejo, con su personalidad y que incluso inspiró, jamás lo olvidará.

Stirling Moss, Racing Legends
Racing Legends: Stirling Moss

Noticias recomendadas

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.