Skoda 1100 OHC de 1957: hermoso bólido que se ‘frenó’ por la Guerra Fría

El monoplaza se fabricó para competir en las 24 Horas de Le Mans, pero por temas políticos no pudo correr. Mostró su velocidad tras la ‘cortina’.

Giovanni Avendaño

12:59 p. m. 26 de julio del 2021
Skoda 1100 OHC de 1957

Skoda 1100 OHC de 1957

En 1956 empezó el desarrollo de un monoplaza checo que buscaba hacer historia en las 24 Horas de Le Mans pues por su bajo peso, su diseño aerodinámico y la sencilla combinación mecánica iba en camino a ser un carro ganador, pero la Guerra Fría le impidió llegar a la pista.

Imágenes del Skoda 1100 OHC de 1957

Skoda 1100 OHC de 1957

Skoda 1100 OHC de 1957

El Skoda 1100 OHC se basó en un chasis hecho de tubos de acero con paredes delgadas gracias a una carrocería de plástico reforzado con fibra de vidrio, diseñada por Jaroslav Kindl, que le dio un bajísimo peso de apenas 583 kilos para una variante roadster (fotos) y de 555 kilos para el coupé.

El trabajo aerodinámico del Skoda 1100 OHC era impresionante para la época y le dio una de las líneas más fluidas y un llamativo aspecto para las pistas que se combinaba con una mecánica sencilla pero potente. Medía 3.38 metros de longitud, 1.43 de ancho y sólo 0.964 metros de alto.

Skoda 1100 OHC de 1957

Skoda 1100 OHC de 1957

Volviendo sobre el motor del Skoda 1100 OHC, este era de cuatro cilindros con una cilindrada de 1.089 cc, que estaba montado longitudinalmente, y al que se acoplaba a una caja de cambios de cinco velocidades montada sobre el eje trasero.

Este bloque entregaba 90 caballos de potencia y por su bajo peso podría alcanzar los 200 kph como velocidad máxima, lo que lo ponía como uno de los candidatos más fuertes a competir por la victoria en las 24 Horas de Le Mans de la época.

Skoda 1100 OHC de 1957

Skoda 1100 OHC de 1957

La puesta a punto del vehículo se hizo para que el Skoda 1100 OHC se pudiera presentar en la carrera para 1957 pero nunca pudo llegar debido a la situación política de finales de la década de 1950 y comienzos de la década de 1960, que se conoció como la Guerra Fría.

El Skoda 1100 OHC, no pudo correr en la mítica prueba de duración por su origen checo, pero demostró ser un éxito en carreras que se desarrollaron en países comunistas y su exitoso palmarés comenzó precisamente en el circuito de Mladá Boleslav en junio de 1958.

Skoda 1100 OHC de 1957

Skoda 1100 OHC de 1957

Para continuar con este exitoso deportivo, entre 1957 y 1958 se fabricaron dos vehículos con carrocerías abiertas y en 1959 siguieron dos cupés adicionales con carrocería de aluminio.

Desafortunadamente, ambos cupés fueron destruidos en accidentes, pero Skoda está en proceso de reconstruir uno usando los componentes sobrevivientes.

Skoda 1100 OHC de 1957

Skoda 1100 OHC de 1957

En cuanto a las variantes roadster, ambas sobrevivieron. Uno es parte de la colección del Museo Skoda en Mladá Boleslav en la República Checa y participa en carreras históricas, y el otro es propiedad de la división de la marca en el Reino Unido.

Imágenes Skoda 1100 OHC de 1957 hecho para Le Mans

Noticias recomendadas

Más noticias

Galería: Skoda Fabia 2021

Más grande, más equipado y más refinado, el subcompacto de la marca checa se quiere seguir posicionando como la opción más balanceada del segmento.

Galería: Skoda Kodiaq 2021

Además de unos pequeños retoques al diseño, tal vez lo más importante es el cambio de motor en la versión RS de este SUV.

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.