GT-SSC, un monstruo con dos motores V8 súpercargados

La compañía Double Trouble Hot Rod realizó modificaciones extremas sobre un Corvette C5 para crear esta llamativa bestia única.

daniel otero

04:20 p. m. 12 de agosto del 2021
GT-SSC 01

GT-SSC

Las puertas y el techo son lo único que delatan que en algún momento de su vida esta creación única fue un Corvette C5, porque por prácticamente todo lo demás esta bestia que bautizaron como GT-SSC (SuperSuperCar) y que se ha estado exhibiendo durante la Monterey car Week es el resultado de un extenso y meticuloso trabajo de modificación que lo ha llevado al extremo.

Aunque no hay detalles técnicos de todo lo que hay debajo de la nueva carrocería o cómo se realizaron las modificaciones estructurales, lo que sí se sabe es que impulsando a este monstruo están dos motores LT4 de Chevrolet, es decir, dos V8 súpercargados de 6.2 litros, cada uno con 650 caballos de potencia.

GT-SSC 03

GT-SSC

Es decir que tendría una potencia máxima de 1.300 caballos que podrían llevarlo a una velocidad máxima de 466 y 482 km/h, pero por el momento esto solo son estimados hechos por su creador, Gordon Tronson, quien en el pasado creó una Ford Econoline con dos motores V8 súpercargados y una Harley-Davidson con cuatro motores.

Sin embargo, como mencionamos más arriba no son muchos los detalles técnicos que se conozcan al respecto por lo cual no está de más “sospechar” sobre qué tanta ingeniería habrá detrás del chasís claramente más largo, la parte trasera con una trocha más ancha para dar espacio a los dos motores o incluso la forma en que estos dos trabajarían para llevar todo su empuje a las ruedas.

Poder ver todo esto en acción nos causa tanta curiosidad como saber quién se atrevería a llevarlo a buscar esa supuesta velocidad máxima que dice poder alcanzar.

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.