Los trancones, protagonistas en la ‘nueva normalidad’

Las ciclorrutas que se crearon durante la emergencia por el covid-19 serán permanentes. Por ahora, los vehículos particulares no tendrán pico y placa.

redacción vehículos

04:36 p.m. 04 de septiembre del 2020
Bogotá. Foto: César Melgarejo / El Tiempo

Bogotá. Foto: César Melgarejo / El Tiempo

Desde el 1° de septiembre cuando Bogotá y el país dejaron atrás la cuarentena o aislamiento preventivo de más 150 días, una de las señales más evidentes de la ‘nueva normalidad’, sobre en todo en la capital, fueron los trancones. Este fenómeno tan bogotano fue el primero y más rápido en ‘reactivarse’.

Como todos los cambios que sobrevendrán por causa de la pandemia, cómo moverse en Bogotá será todo un reto en el cual convivir con esta ‘nueva normalidad’ dependerá de los usuarios de las vías, peatones, automovilistas, ciclistas y motociclistas, lo mismo que de los usuarios de transporte público.

En este escenario queda claro, y así lo ratificó la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, que los espacios temporales en los que se habilitaron más de 80 kilómetros de ciclorrutas quedarán permanentes 24 horas al día, 7 días a la semana. Es decir, que en ese carril ya no volverán a transitar los carros.

“Todas las ciclovías serán permanentes, con segregación del tráfico igual a la infraestructura que ya se instaló en la avenida Novena entre las calles 170 y 116”, explicó la Secretaría de Movilidad (SDM).

Además, en vías como la calle 13 (entre las carreras 137 y 50), Avenida Suba, Las Américas, la Primero de Mayo y la carrera 68, en las cuales se segregaron carriles de forma provisional con conos y ‘maletines viales’ para ciclorrutas, seguirán funcionando.

Según la Secretaría de Movilidad, desde el inicio de la cuarentena, más de 920.000 ciclistas han utilizado estas ciclovías. Una de las razones para mantener esta política es la recomendación que hizo la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el sentido de priorizar el uso de la bicicleta para reducir los riesgos de contagio.

Inicialmente las ciclorrutas, explicó la SDM, se implementaron “con el fin de evaluar sus condiciones de funcionamiento y el volumen de usuarios, luego se harán los ajustes pertinentes y la intervención con una implementación definitiva de señales y ajustes semafóricos, así como la instalación de elementos fijos para diferenciar los carriles exclusivos para ciclistas, de los carriles vehiculares.

La estrategia de darle prelación a la bicicleta en la ‘nueva normalidad’ comenzó a verse desde cuando se le dio vía libre a la reactivación de algunos sectores de la economía, uno de los primeros en beneficiarse con la reapertura fue el de los almacenes y talleres de bicicletas.

La iniciativa no es solo de la administración de Bogotá. El gobierno nacional a través de la Directiva Presidencial 007 del pasado 27 de agosto en la que fija las pautas para el retorno gradual y progresivo de los funcionarios públicos a sus labores, ordena, además de la flexibilidad de horarios, “habilitar los parqueaderos de la entidad para que las personas que lo deseen puedan trasladarse a la oficina en bicicleta y tengan en donde guardarlas”.

Por el lado de los usuarios del carro particular, la buena noticia, según la Secretaría de Movilidad, es que no habrá restricciones, es decir no se aplicará la medida del pico y placa. Esto va atado a la necesidad de no congestionar el sistema de transporte público y evitar el contagio del covid.

“Trabajamos para que la bicicleta, al ser medio de transporte sostenible, de cero emisiones de dióxido de carbono, que contribuye a prevenir el contagio del covid-19 y ayuda a mejorar la salud, sea protagonista dentro de la ‘nueva movilidad’ de la ciudad, cuidadora, sostenible e incluyente”, explicó el Secretario Nicolás Estupiñán.

Con la ‘nueva normalidad’ entonces, lo que dicta el sentido común para enfrentar el caótico tráfico de la ciudad que se afectará aún más con obras como la del Metro, es que habrá que aumentar la dosis de paciencia si no tiene otra opción distinta a usar el carro particular.

Noticias recomendadas

Más noticias

Sigue la deuda con Bogotá

El proyecto para ampliación de la autopista Norte y la carrera Séptima sigue en el limbo, no logró su cierre financiero y mucho menos hay licitación.

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.