Viene otra 'semana de pasión' para el sector automotor

Esta semana será definitiva para la industria automotriz. Empresarios esperan que el Gobierno permita abrir servicios de forma progresiva y segura.

redacción vehículos

07:22 p.m. 17 de abril del 2020
Ir al concesionario ya no es tan frecuente

Con una caída del 39 por ciento de las ventas de vehículos en marzo (12.290 unidades) con respecto al mismo mes del año anterior, la industria automotriz colombiana recibió el golpe asestado por el coronavirus y la cuarentena.

Esa cifra es similar a los registros de hace 14 años. Hoy la cuarentena tiene a la industria paralizada, las ventas de vehículos y servicios posventa en ceros; 72.400 empleos en veremos y 1.142 establecimientos formales cerrados, entre vitrinas, talleres de servicio y almacenes de repuestos, según los últimos datos del Dane del año 2018.

Esto sin sumar otros elementos de la cadena como estaciones de servicio, talleres y centros de servicio independientes, montallantas, lavaderos y almacenes de repuestos, que según el expresidente de Asopartes Tulio Zuluaga, generan 4.300.000 empleos directos e indirectos, que representan el 28 por ciento de la fuerza laboral del país.

Solo en este sector, según Zuluaga, las ventas han caído el 88 por ciento desde que se inició el aislamiento preventivo obligatorio decretado por el Gobierno.

Cifras de ventas de carros primer semestre en Colombia

Por el lado de los concesionarios la situación no es nada diferente. Con las vitrinas cerradas las ventas de vehículos nuevos se redujeron a cero, y aunque algunos mantienen abiertos o han habilitados sus canales ‘on line’, el cierre de los organismos de tránsito impide concretar la compra de un carro nuevo pues no existe un mecanismo para tramitar las matrículas.

“Con la disposición de poder mandar la gente a la casa, los empleados quedaron devengando, nos comprometimos a responder por los sueldos y venimos pagando, pero eso tiene un límite (…) tenemos cero ingresos y muchos egresos”, dijo Jorge Cortés, gerente Técnico de Jorge Cortés y Cía., concesionario de Ford, Mazda y Kia.

Las marcas, concesionarios y representantes de sectores asociados a la industria tienen la esperanza de que el Gobierno abra una ventana que les permita reiniciar labores, así sea de forma gradual después del 26 de abril, decisión que está en manos del Presidente de la República.

El jueves, en una sesión virtual en la Comisión Primera del Senado, el ministro de Salud, Fernando Ruíz Gómez, dio las primeras puntadas. Dijo que están evaluando alternativas y que la cuarentena no llegará a su fin ese día.

“Esa no es la estrategia, mantendremos el aislamiento preventivo obligatorio para grupos específicos (adultos mayores y niños) y para toda la población. Habrá una apertura global, sistemática, gradual y muy controlada de algunos sectores de la economía”, explicó Ruiz Gómez.

Cifras de ventas de carros primer semestre en Colombia

Aunque no dijo cuáles sectores se beneficiarían con esta apertura gradual, a esta salida es a la que le apuntan marcas y concesionarios a partir del 27 de abril, pues el impacto del coronavirus está poniendo en riesgo la solvencia de las empresas y la sostenibilidad del empleo.

En carta dirigida al presidente Duque, la Asociación Nacional de Movilidad Sostenible, Andemos, le pidió “buscar mecanismos que permitan ir abriendo la economía”.

Entre estos, Andemos pidió facilitar la matrícula de vehículos en línea y la apertura de talleres de reparación y mantenimiento.

“Aspiramos y tenemos la confianza de que en mayo se reabrirá, pero la situación no será la misma que teníamos antes de esta crisis. No habrá la sinergia que había”, agregó Cortés Mora.

Pero el Gobierno no la tiene fácil, llegar a esa apertura ‘inteligente’ requiere una serie de consideraciones y análisis que tienen serias implicaciones en la contención del covid-19.

Al respecto, el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, explicó cuáles son esas consideraciones que están evaluando.

Cifras de matrículas en septiembre

“El proceso inteligente considera varias cosas, cuál es la realidad del sistema hospitalario, en Unidades de Cuidados Intensivo y cuál es el comportamiento de los infectados. Esa apertura tiene que garantizar unos mínimos que eviten que crezca la infección, protocolos de algunos tipos de negocios, y la condición y realidad económica de algunos sectores, eso hay que considerarlo”, dijo Restrepo.

Agregó que también hay que evaluar el componente regional en todo el país. “Hoy no existe una decisión, estamos preparando esos protocolos”.

Sobre las posibilidades de que el automotor sea uno de los sectores que se beneficien con esa apertura gradual, Restrepo dijo que es apresurado considerarlo pues la reactivación inteligente de la economía, antes de la situación particular de un sector, requiere información suficiente.

“Eso no lo defino yo, si lo veo desde el comercio, ojalá todos pudieran reactivarse, pero hay que verlo en dimensión de la salud, de lo social y de la protección de vidas humanas para que la apertura nos permita seguir salvando vidas”, aseguró.

Por ahora, y dadas las circunstancias, la decisión sobre una posible reactivación de la industria automotriz y de otros sectores de la economía, de forma gradual, está en manos del presidente, Iván Duque, y su equipo de asesores, porque por el lado de las marcas y concesionarios ya tienen estrategias y planes ‘virtuales’ para abrir sus vitrinas y talleres. Habrá que esperar esta semana esa decisión presidencial. Amanecerá y veremos.

Noticias recomendadas

Más noticias

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.