Lotec C1000, el Mercedes-Benz más rápido del mundo, se vendió por más de un millón de dólares

Con una velocidad de más de 430 kph y 1.000 caballos de potencia y doble turbo bajo el capó, el único y especial Lotec Mercedes-Benz de 1995 estrenó dueño en esta semana. Curiosidad.

Redacción Motor

07:46 p.m. 05 de noviembre del 2013

Imágenes del Lotec Mercedes-Benz C1000

La subasta se realizó entre el 31 de octubre y el 3 de noviembre, estando a cargo de RK Motors Collector Car Auctions, en Charlotte (Carolina del Norte, Estados Unidos).

El Lotec Mercedes-Benz C1000 nació hace 18 años, cuando en 1995 un hombre de negocios de los Emiratos Árabes encargó este súper deportivo. El Lotec fue homologado como el auto más rápido del mundo, utilizando un motor V8 de 5,6 litro sobrealimentado por dos turbos Garrett y conectado a las ruedas por medio de una transmisión Hewland de seis velocidades. En ese entonces el capricho llegó a costar 3,5 millones de dólares.

Los números que expresan su rendimiento son impactantes. El Lotec acelera de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y su velocidad máxima alcanza los 431,30 km/h, algo por encima del Bugatti Veyron Super Sport, que llega a 431,07 km/h. Su peso en vacío es de tan solo 1.080 kilogramos y como siempre en estos carros, se debe mucho a la utilización de fibra de carbono en su carrocería, algo inusual para la época ya que solamente se podía ver en los autos más avanzados tecnológicamente, como eran el Ferrari F-50 o el McLaren F1.

El interior del auto luce cueros rojos y acabados en fibra de carbono, además de asientos de carreras con arneses de tres puntos, aire acondicionado, columna de dirección ajustable y un compartimento para el equipaje.

Su precio de salida se fijó en un millón de dólares y se estima que las pujas hayan alcanzado los 1,3 millones, sin tener aún los datos oficiales. Al momento de la subasta el odómetro marcaba la ínfima cifra de 2.576 km., es decir, que está como nuevo. 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.