Mercedes-Benz GLC Híbrida, otro Mercedes conectable

Se llama GLC 300e y llega con cambios en su fisionomía y motor híbrido enchufable que lo pone a competir un escalón por encima del modelo tradicional.

revista motor

03:02 p.m. 17 de marzo del 2020
Mercedes-Benz GLC 300e

Mercedes-Benz GLC 300e

Enlazarse al futuro es lo de hoy en nuestro país. Casi todas las marcas están incluyendo al menos un vehículo híbrido en sus portafolios, bien sea ‘mild hybrid’ (con una batería de 48 voltios que le ayuda al motor térmico a funcionar más eficientemente), o enchufable, es decir, con baterías que se recargan con un conector trifásico de 220 voltios o en la red casera de 110, que alimentan un motor que le permite circular sin la intervención de la unidad de combustión interna por espacios de entre 30 y 50 kilómetros.

Mercedes-Benz GLC 300e

Mercedes-Benz GLC 300e

Ejemplo del primer estilo de híbridos es la SUV Mercedes-Benz GLE 450 registrada en nuestra edición 736, que trabaja con un motor térmico de 362 caballos de potencia y 500 Nm de torque unido a un alternador arrancador EQ Boost, con batería de 48 voltios para mover componentes de alto consumo, como el aire acondicionado o la bomba de agua y, de paso, añadirle 22 caballos al tren mecánico.

En el segundo grupo se ubica esta SUV GLC 300e, la cual se alimenta a través de un cable trifásico como cualquier híbrido convencional, el cual va de la zona posterior del vehículo al wallbox, o directamente a la pared, y permite revivir la batería de 13,5 kWh Li-NMC de litio, níquel, manganeso y cobalto, fabricada por la empresa alemana Deutsche Accumotive (filial del Grupo Daimler), la cual sirve de sustento para el motor eléctrico, responsable a su vez de 121 de los 316 caballos de potencia combinada registrados en la ficha técnica.

Lea también: Mercedes lanza en Colombia el GLC en dos variantes

Esta nueva propuesta de Mercedes-Benz llegó con cambios en el frontal, especialmente en las unidades de luz delanteras (multibeam led) y traseras, una parrilla diamantada, prominentes entradas de aire, rines deportivos bitono de 19 pulgadas y parachoques más grandes, todo esto correspondiente a las molduras AMG (similares a las de la fotografía que encabeza este artículo) con las que fue dotada adentro y afuera para diferenciarse de la GLC 300 de gasolina, con molduras como las que ilustran el vehículo de esta página.

Mercedes-Benz GLC 300e

Mercedes-Benz GLC 300e

El motor de combustión es el mismo de cuatro cilindros en línea y 1.991 cm3 de desplazamiento de su hermana convencional, con una potencia nominal de 208 caballos y 350 Nm, regulado por la transmisión 9G-Tronic maniobrable en modo manual desde levas ubicadas en el timón y adaptado a la tracción integral permanente 4Matic propia de Mercedes-Benz que distribuye la potencia 45:55 (adelante y atrás) mediante un diferencial planetario.

Esto se traduce en un comportamiento sobresaliente, especialmente en los modos Sport y Sport+, los más eficientes en términos de potencia y torque frente a las opciones Eco y Comfort, destinados al ahorro de combustible.

Pero la gracia de un vehículo de estos es lograr que el motor de combustión se mantenga ‘callado’ durante el uso diario, de ahí que lo razonable sea pulsar el modo puramente eléctrico con el fin de rodar a ritmo de batería. Fue lo que hicimos el primer día de uso del modelo que tuvimos a la mano, el cual llegó a su último suspiro en la mañana siguiente y nos obligó a circular con la potencia combinada, acudiendo a la regeneración eléctrica durante las desaceleraciones y frenadas. Ese uso nos dio un promedio, en tres días de ciudad y carretera, de 45 kilómetros por galón.

En este punto es importante decir también que el sistema permite elegir entre cinco niveles de intensidad de la regeneración de la batería a través de las levas de cambios en el volante: desde una posición en que la carga es poco perceptible al retirar el pie del acelerador, hasta el que lo sostiene con mucha fuerza para regenerar con mayor eficiencia.

Mercedes-Benz GLC 300e

Mercedes-Benz GLC 300e

Precio
194 Millones de pesos cuesta la SUV Mercedes-Benz GLC 300e 4Matic y 205 millones la GLC con carrocería cupé, comercializada también como 300e 4Matic.

Ficha técnica
Motor térmico: 1.991 cm3 turbo
Potencia: 208 caballos a 5.500 rpm
Torque: 350 Nm a 1.400-4.000 rpm
Caja: 9 marchas G-Tronic
Potencia nominal motor eléctrico: 121 caballos
Torque nominal motor eléctrico: 440 Nm
Potencia combinada: 316 caballos
Torque combinado: 700 Nm
Impulsión: 4Matic

Dato
El baúl de 395 litros de capacidad es más pequeño que el de la SUV GLC convencional, de 550, pues justo bajo el piso trasero fue alojado el tren eléctrico. Esto significa que carece de llanta de repuesto, de ahí que incluya un compresor como parte del equipamiento.

Mercedes-Benz GLC 300e

Mercedes-Benz GLC 300e

Interior muy deportivo
La instalación de infoentretenimiento MBUX con GPS accionada por voz, integra el teléfono inteligente a través de Apple CarPlay y Android Auto para acceder a las aplicaciones más importantes y recibir proveedores como Spotify. La cabina fue armada con volante deportivo, pedales AMG y asientos tapizados con símil cuero Ártico y microfibra, los delanteros de accionamiento manual para moverlos hacia adelante y hacia atrás o ampliar el cojín a la altura de las rodillas. La iluminación interior tiene una paleta de 64 colores diferentes que se pueden cambiar también por voz.

Dato
La Mercedes-Benz GLC 300e 4Matic forma parte de la tercera generación de vehículos híbridos de la unidad de negocios EQ Power de la marca alemana. A Colombia llegará en esta carrocería y en el armazón cupé, ambas con idénticas motorizaciones y equipamientos.

Noticias recomendadas

Se presentaron problemas al enviar el reporte. Debes marcar la opción "No soy un robot"
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.