Mercedes, al mundo eléctrico

Es el primer modelo de la unidad EQ de Mercedes-Benz presente en el país, equipado con un motor turbocargado de combustión interna y otro eléctrico.

Revista Motor

10:16 a.m. 20 de marzo del 2019
Mercedes GLC Coupé 350e

Mercedes GLC Coupé 350e

Esa motorización es de comportamiento sobresaliente y consumo más que aceptable. Sale de fábrica como 350e, empacado en la carrocería cupé de la Clase GLC.

Hace un par de años, Mercedes-Benz presentó en el Salón de París su unidad de negocios EQ (coeficiente eléctrico), dedicada desde su fundación a crear tecnologías pensadas en la movilidad ‘verde’ de calle y de pista.

Mercedes GLC Coupé 350e

.

Para lograrlo con eficiencia, dividió el oficio de sus técnicos y diseñadores en cuatro categorías, denominadas EQ Boost, de híbridos no enchufables (con arranque eléctrico integrado); EQ Power para híbridos enchufables con autonomía eléctrica de entre 30 y 35 kilómetros; EQ Power+, exclusiva de autos de competencia (incluidos los monoplazas de la F1, los bólidos de AMG o el híbrido Project One) y EQ (a secas), dedicada a los modelos cien por ciento eléctricos.

Este, el GLC 350e Coupé, es producto de la unidad EQ Power y el primero de su tipo que comercializa Daimler Colombia en nuestro país. Será el encargado –como todos los pioneros– de abrirles el camino a otras referencias híbridas que seguramente desembarcarán en un mediano plazo, como las SUV GLC y GLE o los modelos de la clases C.

Por lo pronto, las baterías del importador están enfiladas hacia esta camioneta, la más atrevida de su portafolio, que llega desde hace un buen tiempo como GLC 250 Coupé con un motor turbo de 2,0 litros y 208 caballos de potencia, el mismo que integra este híbrido, el cual –a diferencia del 250– recibe la ayuda de una planta eléctrica trasera que se manifiesta con 114 caballos adicionales.

Mercedes GLC Coupé 350e

.

Lo anterior se traduce en un comportamiento superlativo: el 350e logra una potencia combinada de 320 caballos y un torque máximo de 560 Nm, números que lo convierten en un bólido cuando actúan ambos motores, animados por la caja G-Tronic Plus de siete velocidades manipulables desde levas en el timón y la tracción integral 4Matic. Todo un tren técnico y tecnológico para avisarles a los usuarios, de entrada, que su deportividad no se reduce a la pinta.

Tanta eficiencia tiene que ver también con los cuatro sistemas de accionamiento de ambas máquinas, las cuales se pueden manipular como Hybrid, que pone en acción todas las funciones del régimen híbrido, incluido el sistema Boost de recuperación de energía a través del frenado; E-Mode, con el cual el vehículo anda exclusivamente con la planta eléctrica (si la batería está cargada); E-Save, que recurre al motor de combustión para no mermar la carga de la batería, y Charge, en el cual el motor de combustión alimenta continuamente la pila durante la marcha.

Mercedes GLC Coupé 350e

.

Aun así, el GLC 350e es enchufable, es decir, incluye un cable de recarga para conectar el vehículo a un transformador especial o wallbox domiciliario proporcionado por las electrificadoras (Enel Codensa, EPM, etc.) por solicitud de los distribuidores de Mercedes-Benz.

Ese es, precisamente, el gran motivante para decidirse por un vehículo como este: la eficiencia en el gasto de combustible. En el modelo de prueba logramos un consumo promedio de 40 kilómetros por galón, muy aceptable, pues la batería solo nos alcanzó para el primer día de los tres que estuvo en nuestras manos, así que decidimos circular, en adelante, con el motor de combustión, aunque haciendo pruebas con los sistemas de accionamiento descritos atrás.

La explicación de este comportamiento tiene que ver también con que, aun con la batería en ceros, el vehículo parece guardar su reserva para prender siempre en modalidad eléctrica y recurrir a esta tecnología en semáforos y trancones. En otras palabras, no utiliza la máquina de gasolina en ralentí.

Mercedes GLC Coupé 350e

.

Pero el cuento es muy diferente si se recurre al pedal, especialmente al accionar los modos de conducción Sport y Sport+, que alteran el comportamiento de la caja y lo disparan sin compasión gracias a la intervención inicial de la planta y al sistema 4Matic de impulsión permanente, que actúa de manera ‘inteligente’ para rodar seguro hasta los 235 kilómetros por hora que promete la ficha técnica, mientras la dirección y la suspensión se vuelven más precisas.

Cruzando, el GLC 350e transmite gran seguridad de puertas para adentro, pues en la cabina se experimenta una muy buena insonorización, gracias también a su coeficiente aerodinámico de 0,31 Cx y una vida a bordo de calidad.

Eso sí, la instalación del tren eléctrico mermó la capacidad volumétrica del baúl, que es de solo 336 litros ampliables a 1.310 con los espaldares traseros abatidos y, como sucede con casi todo cupé de cuatro puertas, la visibilidad trasera es deficiente para el conductor: la cámara de reversa y las alertas de punto ciego fueron de gran ayuda durante la prueba de manejo.

A su favor hay que decir que es sorprendentemente cómodo para los pasajeros posteriores, que cuentan con espacio suficiente para acomodar los pies y la cabeza a pesar de la caída prominente de la carrocería.

Mercedes GLC Coupé 350e

.

DATOS

Se mueve con rines de 19 pulgadas que guardan un sistema de frenos de disco autoventilados adelante y atrás, con ABS y distribución de frenado. En modo eléctrico, alcanza una velocidad máxima de 135 km/h con una autonomía de 34 kilómetros.

220 Millones de pesos cuesta la GLC 350e Coupé, una cifra a la que deben adicionarse entre cinco y seis millones correspondientes a la instalación del wallbox domiciliario. La GLC 250 Coupé fue tasada en 190 millones de pesos.

Mercedes GLC Coupé 350e

.

Bien en equipamiento

La cabina es sobria y elegante, con asientos de símil cuero ártico, molduras en madera de color negro y un paquete de confort que incluye climatización de dos zonas, apertura de puertas y accionamiento del vehículo sin llave, sonido con reproductor de CD y pantalla de siete pulgadas compatible con Apple CarPlay y Android Auto, navegador, manos libres con accionamiento por voz, portavasos delanteros y traseros, control crucero y techo corredizo en la zona delantera.

Mercedes GLC Coupé 350e

.

Competidores

Mercedes-Benz GLC 350e Coupé – 220 millones
Motor: 2,0 litros (combustión) y motor eléctrico Potencia combinada: 320 caballos Torque combinado: 560 Nm Caja: 7 marchas G-Tronic Plus Impulsión: 4 Matic Seguridad: Alertas de cansancio y de frenado, sistemas de parqueo autónomo en línea y en perpendicular con cámara, limpiaparabrisas y luces de posicionamiento activos, anclaje para sillas infantiles, siete airbags Carrocería: Cupé.

Mercedes-Benz GLC 350e Coupé – 220 millones

.

Volvo XC-60 T8 R-Design – 250 millones
Motor: 2,0 litros (combustión) y eléctrico Potencia combinada: 407 caballos Torque combinado: 640 Nm Caja: 8 marchas secuencial Tracción: 4x4 Seguridad: 7 airbags, cámara 360 grados, asistencias de parqueo, anclaje Isofix para sillas infantiles, sistema City Safety, controles de estabilidad y de permanencia de carril, frenado automático. Carrocería: SUV.

Volvo XC-60 T8 R-Design – 250 millones

.es

Audi Q8 Progressive 55 – 270 millones
Motor: 3,0 litros con recuperación de energía Mild-Hybrid (MHEV) Potencia: 340 caballos a 5.000-6.400 rpm Torque: 500 Nm a 1.370-4.500 rpm Caja: 8 marchas Tiptronic Impulsión: Quattro Seguridad: 6 airbags, control de estabilidad, asistente de frenado, control de tracción, cámara de 360 grados, anclaje Isofix, asistente de arranque en pendientes Carrocería: Cupé.

Audi Q8 Progressive 55 – 270 millones

.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.