Las pick up 'doble cabina' al paredón: golpe de rampa Cesvi

Cesvi hizo el estudio de reparabilidad a seis de las más comunes reproduciendo dos tipos de choques simples en sus rampas, adelante y atrás. La Mazda BT50 menores costos y la VW Amarok en el tope.

Redacción Motor

10:14 p.m. 08 de marzo del 2011

La Mazda BT-50 fue la de menores costos mientras que la Volkswagen Amarok pasó de largo y cargó con un saldo rojo.

Una vez más Cesvi publicó los resultados de los costos de reparación, después de un choque simple, seis de las pick up con mayor demanda en el mercado nacional y que tienen en común contar con una carrocería de doble cabina y un motor tipo diésel.

Las camionetas analizadas fueron la Chevrolet Luv DMax, la Mazda BT -50, la Mitsubishi L200, la Nissan Frontier, la Toyota New Hilux y la Amarok de Volkswagen pero el choque real se hizo únicamente con la D-Max.

Con base en las partes que resultaron afectadas durante los tres golpes 'programados' se reprodujeron los mismos efectos en los otros modelos para adelantar la cotización de los repuestos tanto estéticos como mecánicos.

Así, de menores a mayores costos, la Mazda BT-50 resultó campeona pues once de las piezas y repuestos resultaron ser los más económicos de la muestra, con excepción del stop trasero que fue el más caro entre todos, mientras que las partes mecánicas estuvieron un millón por debajo de la media. Eso le dio un mejor desempeño pues resultó ser un 34 por ciento más barata
de reparar que el promedio, es decir que para dejarla como nueva, tanto adelante como atrás, habría que pagar 12 millones de pesos por un vehículo por el cual a finales de enero el precio de vitrina estaba en 76 millones.

En segundo lugar quedó la Nissan Frontier que requirió de $13 millones y que estuvo un 26 por ciento por debajo
de los costos promedio. Resalta el hecho de que fue el único modelo que no tuvo ningún repuesto en el tope de los precios y, en cambio, 6 de ellos fueron los más baratos en su género.

En el tercer puesto se ubicó la Toyota Hilux cuyos costos estuvieron un 12 por ciento por debajo de los valores promediados Su desempeño en el golpe frontal afectó su puntaje ya que su persiana fue la más costosa de la muestra, así como el radiador. Dentro de otros cinco repuestos que estuvieron en los de menor valor, tuvo el stop y el bómper delantero más baratos.

En el cuarto puesto se ubicó la Mitsubishi L200 que estuvo seis puntos por encima del consolidado general con 19.8 millones de pesos por su reparación. El marco frontal y el vidrio panorámico fueron los más caros del estudio y su tijera inferior izquierda la más barata.

La Chevrolet Luv D-Max se ubicó en el quinto puesto pues marcó un 14 por ciento por encima del promedio con 21.2 millones de pesos.

Cuatro repuestos, entre los que están el espejo retrovisor, el vidrio de la puerta delantera, el costado izquierdo y el panel trasero, dispararon sus costos. Sin embargo, tuvo el amortiguador y el radiador más baratos del estudio.

El último lugar de la muestra con los costos más elevados lo obtuvo la Amarok de Volkswagen. Solo 11 de los 23 repuestos que requirieron las pick-up no fueron los más costosos de la muestra; los demás encarecieron todas las secciones a reparar por lo que tuvo un pobre resultado con 52 puntos por encima de los valores globales y cuya reparación general ronda los $28 millones en un
modelo cuyo valor comercial está 2 millones por encima del modelo de la Mazda, pues vale 78 millones de pesos. Para anotar, que el bómper delantero y el vidrio panorámico trasero doblaron en valor a sus similares.

Los diseños lo son todo

Para ver cómo cambia de un vehículo a otro su configuración basta con tener en cuenta cómo el repuesto más barato también fue el más caro de la muestra. El vidrio panorámico trasero que en la Mazda resultó en 68 mil pesos, el de menor valor entre todas las demás piezas, en la Amarok llegó a costar más de 3 millones de pesos, siendo el elemento más caro del listado.

Golpes internacionales
Euro Ncap publicó el top 5 con los carros que obtuvieron los mejores resultados durante 2010. Estos vehículos obtuvieron 5 estrellas en las pruebas de choque, que se volvieron más rigurosas desde el año pasado pues apenas el 65 por ciento de los 29 vehículos que se probaron lograron la máxima calificación, y cuatro de ellos se encuentran en nuestro país. En orden quedaron, el BMW Serie 5, el Alfa Romeo Giulietta, el Honda CR -Z, el Toyota Yaris y la Kia Sportage.

FRASES

Los costos implican el arreglo de las piezas que resultan dañadas tanto en el golpe delantero como en el trasero.

El valor promedio de reparación de las pick-up fue de más de 18 millones de pesos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.